Conecta con nosotros

MONTAR UN DESPACHO DE ABOGADOS

7 tips para tus redes sociales que no te contaron

Yahaira

Publicado

en

Si partimos de la base que propone Philip Kotler “la mejor publicidad es la que hacen los clientes satisfechos”, no cabe duda de que un cliente satisfecho es un cliente feliz que nos recomendará. ¿No?

Así pues, un buen abogado no solamente debe conocer el derecho, sino que también, debe saber como puede satisfacer a sus clientes para que hagan una publicidad positiva de su trabajo. No es una tarea fácil, y más cuando hoy en día las redes sociales son una herramienta de doble filo. Ahora bien, vamos a ser constructivos y entendamos que las redes sociales ofrecen un plus de satisfacción a tus clientes cuando les ofreces información jurídica de calidad sin necesidad de llamarte, es decir, si utilizas las redes sociales para darle un valor añadido a tu trabajo del día a día en el despacho, lo más seguro es que tus clientes y tus seguidores hablen bien de ti y comenten lo útil que ha sido tu ayuda en internet. Por tanto, las redes sociales se convierten en un canal perfecto para que la opinión de tus clientes satisfechos sean tu mejor publicidad.

Ahora atento que viene lo importante, ¿Qué tips debo tener en cuenta en redes sociales para que mis clientes y seguidores dejen comentarios satisfactorios sobre mí?

1-. Comparte solo contenido de calidad

Si te fijas en el segundo párrafo he resaltado las palabras “información jurídica de calidad”. ¿Por qué? Muy fácil, porque un buen abogado no puede permitirse publicar mentiras o verdades a medias. Debes tener en cuenta que es mejor publicar poco y bien, que publicar mucho y mal. No me canso de repetirlo… Calidad antes de cantidad. Y más cuando en las redes sociales hay un exceso de información jurídica FALSA.

2-. Interactúa con tus seguidores

Ya sea para responder un comentario negativo o para consultar el próximo tema de tu siguiente post. Trata siempre de interactuar con tus seguidores. Si lo haces, verán que realmente eres una persona implicada y cercana que tiene como fin ayudar a su público.

3-. Planifica tu contenido

Gestiona un calendario de contenidos que fusione tu parte humana y también tu parte profesional, es decir, según tu estrategia de marca personal querrás enseñar una faceta u otra de ti. También puedes enseñar ambas, pero lo que quiero resaltar en este punto es que lo más importante es tu organización. Selecciona los días, las horas y el contenido que quieres tratar ese mes. Lógicamente, sé flexible y no te agobies. Sin duda, este punto es la clave para que el trabajo en redes sociales triunfe.

4-. Utiliza títulos impactantes

Al estar las redes sociales con exceso de información, mucho contenido pasa desapercibido por el usuario cuando hace scroll. La mejor forma de llamar la atención es con un buen título e imagen que lo impacte, porque ya puedes ofrecer un contenido jurídico de calidad que si no llama la atención de un vistazo quedará a un lado en redes sociales.

5-. Lenguaje humano sin pedantería

Uno de los aspectos más importantes que debe dominar un jurista es el lenguaje. En las redes sociales comunicar pasa por el hecho de que te entiendan, así que el lenguaje jurídico hay que humanizarlo porque no siempre es fácil su comprensión por aquellas personas que no han estudiado la materia (cuidado con los tecnicismo o latinajos).

6-. Imágenes llamativas e iconos

La comunicación en redes sociales tiene un gran peso visual. Los colores, los iconos o las imágenes destacadas son medios perfectos para llamar la atención de tus seguidores. Si utilizas imágenes que provoquen que tus clientes se sientan identificados lo más seguro es que se detengan a leer y ver tu información jurídica. Además, quien sabe si se animarán a comentar también.

7-. Publica cuando tus seguidores estén activos

Un punto muy a tener en cuenta es el horario de actividad de tu audiencia. Si te dedicas a un público que a primera hora de la mañana está liado con los niños o camino al trabajo entenderás que no es la mejor hora para publicar tu contenido jurídico. En ese sentido, la mejor recomendación es que te fijes en las estadísticas de tus perfiles de redes sociales donde puedes ver la actividad de tu público. Allí, podrás acceder a la información de la actividad de estos y podrás programar tu calendario y contenido con el objetivo claro.

En resumen, estos son los 7 tips más destacados para sacar el máximo partido a tus perfiles de redes sociales jurídicas. Claro está, cada punto tiene su truco, pero en líneas generales si estás atento a estas claves podrás mejorar la publicidad de tu trabajo gracias a la satisfacción de tus seguidores y clientes en tus perfiles sociales.

yahaira

Yahaira Agredo Velásquez. Especialista de comunicación y marketing jurídico. Colaboradora y community manager de Todojuristas.

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Escribe tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

MONTAR UN DESPACHO DE ABOGADOS

5 consejos para montar un despacho de abogados

todojuristas

Publicado

en

Continuar Leyendo

CURIOSIDADES

Sucesión generacional en los despachos de abogados

Natalia

Publicado

en

Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta una empresa familiar es la sucesión generacional. La sucesión, no solo entendida desde el punto fiscal, se aborda desde múltiples puntos de vista como los económicos, patrimoniales y, evidentemente, familiares.

La figura que se busca en el sucesor es la de un perfil con unos comportamientos o formas de pensar y actuar que resulten relevantes y especialmente destinadas a la continuidad de la empresa de forma exitosa. Pero, ¿qué entendemos por éxito de la sucesión? Se puede abordar desde dos perspectivas distintas:

  • Objetivamente, referido con el efecto de la sucesión en cuestiones de eficacia, resultados económicos, estrategia organizativa y de mercado…
  • Subjetivamente, analizando las consecuencias que ha tenido la entrada de una nueva figura al frente del negocio como, por ejemplo, en lo referente al clima de los distintos accionistas o miembros del Consejo.

Partiendo desde el principio, la figura del predecesor y la actitud de este es clave en el transcurso de relevo generacional en el seno empresarial. Aunque, generalmente,  es la excepción a la regla, un predecesor debe de superar las necesidades desproporcionadas de poder y control así como la pérdida de influencia e identidad, abandonando el sentimiento de desconfianza sobre la figura del sucesor, con la finalidad de ser un medio “un puente” que conecte la nueva generación con el hábitat de la empresa familiar para preparar, de buena fe y con directrices claras, al próximo miembro facilitando la continuidad de la empresa y del poder familiar al frente de la misma.

Centrándonos en el mundo jurídico, suele ser habitual que un padre jurista incite a su hijo/a cursar Derecho para que, una vez obtenido el título y habilitado para ejercer la profesión, tome la rienda del despacho fundado por su progenitor y continúe con su cartera de clientes. Pero ¿el hijo/a está de acuerdo con la perspectiva de futuro que tienen sus progenitores para él o ella?  Compleja pregunta que conlleva una difícil respuesta.

La principal idea es que para el relevo generacional se produzca de manera exitosa, se debe de estar conforme con la decisión de adentrarte en el mundo del Derecho, debido a que es un mundo complejo que requiere sacrificio pero que, como punto positivo, te permite desarrollarte como persona.

De manera breve hemos abordado la figura paternal pero no podemos perder de vista a la siguiente generación. Esta es sometida a diferentes “pruebas de fuego o piedras” donde se ponen bajo lupa sus capacidades, tanto personales como profesionales, actitudes e incluso su estilo de vida. Dos pilares fundamentales en el desarrollo del sucesor hay que tener en cuenta, para que su perfil sea adecuado:

  • Hard & soft skills, como la formación académica, la capacidad de liderazgo o experiencia profesional. Es evidente la necesidad de una formación académica en el sector objeto de la actividad empresarial (en un despacho es indudable una necesaria formación jurídica), pero también es importante la capacidad de organización y liderazgo puesto que se verá sometido a situaciones que requieran la toma de decisiones que afecten a todo el personal bajo su dirección. Es decir, una serie de capacidades que le permitan analizar y resolver los problemas complejos que recaen sobre él/ella. En lo referente a la experiencia laboral previa fuera de la influencia familiar, se valora de manera positiva ya que será juzgado con una mayor objetividad y le permitirá desarrollar confianza en si mismo.
  • Su compromiso con la empresa y su actitud ante ella. Se entiende que los sucesores están comprometidos y tienen la voluntad de desarrollar una carrera profesional en la empresa familiar y de asumir las funciones de liderazgo en la misma. El compromiso está basado en lazos emocionales, en la implicación con la organización y con la finalidad empresarial para, así, conseguir los objetivos organizativos con un nivel de esfuerzo superior al que debe de ser. En el caso de un despacho de abogados, por ejemplo, especializado en materia medioambiental, el sucesor debe de estar en línea con los valores de la misma para así ser capaz de llevar asuntos de la misma índole y no perder la razón de ser del bufete y su insignia distintiva.

Como mera pincelada en lo referente al protocolo familiar y pactos sucesorios, es recomendable que se incluya en el mismo una cláusula en virtud de la cual se adoptaran las medidas legales necesarias (capitulaciones matrimoniales, estatutos, pactos entre accionistas, testamentos…) para asegurar el cumplimiento y la plena eficacia jurídica de los acuerdos alcanzados en el protocolo familiar y, en especial referencia, al relevo generacional, evitando así posteriores disputas entre familia como pueden ser cónyuges o hermanos.

En relación con esto último, la implicación de varios miembros de la familia supone un añadido de complejidad en el trámite de la sucesión generacional empresarial. El vinculo familiar entre hermanos puede verse en tensión debido a las rivalidades que se generan cuando varios hermanos están interesados en la sucesión de la empresa. Aunque esto sea lo más común, lo recomendable es que no se considere la mera existencia y posible rivalidad del otro como algo destructivo si no más bien enfocarlo como una posible vía de desarrollo común y punto de encuentro de valores y presunciones, siendo capaces de expresar y resolver sus necesidades y preferencias tanto a nivel individual como familiar.

Por ejemplo, la coexistencia de dos hermanos graduados en Derecho y con perspectivas de sucesión en el despacho familiar, de forma ideal, debería de ser un punto de encuentro para poder permitir una expansión del objeto empresarial. Es decir, cabría la especialización en diferentes ramas, para dar así una mayor cobertura en el bufete y reforzar y/o atraer mayor afluencia de clientes.

Tomar el relevo de una empresa familiar como vemos no es tarea fácil. Más allá de factores académicos, compromisos familiares o aptitudes de gobierno, se necesita paciencia y claridad en temas tan delicados. Otro punto clave es la comunicación interna entre padres e hijos, teniendo claros los límites y conociendo las ambiciones o voluntades de cada uno, porque no se debe de suponer o dar nada por sentado.

Si este es tu caso, termina de formarte y sigue buscando posibilidades de crecimiento profesional. Indaga en el blog sobre las diferentes salidas profesionales y diferentes artículos relacionados también con la gestión de despachos o las habilidades personales.

Mucho ánimo con todos tus proyectos personales.

Continuar Leyendo

CURIOSIDADES

¿Qué molesta a un juez de un abogado y viceversa?

Yahaira

Publicado

en

Dicen que del amor al odio hay un paso; cierto. Y no solo se limita a las relaciones amorosas. No nos equivoquemos. También podemos aplicarlo a la relación que existe entre abogados y jueces. ¿Qué abogado no ha tenido un “rifirrafe” en un juicio? O ¿Qué juez no ha querido silenciar a un abogado en Sala? Tal y como ha señalado, Patricia del Águila Barbero, en otros artículos del diario Cinco Días “Los letrados piden más cordialidad y diálogo; y los magistrados critican la falta de concreción de las intervenciones“. La complejidad de la gestión de los intereses en juego y la tensión en muchos de los procesos judiciales ponen a la luz de la Sala momentos “irritantes” que, por ambas partes, pueden generar el clima perfecto para que arda Troya. ¿Qué molesta a un juez de un abogado y viceversa?

La ausencia de cordialidad y falta de diálogo. La palabra es la herramienta de trabajo tanto de un juez como de un abogado. El arte de dialogar y su ejecución en la Sala por ambas partes es fundamental para el buen devenir de un proceso judicial. Sin la palabra… ¿Qué somos?

Que no se estudie bien el caso. El primer consejo que recibe un estudiante de derecho o un abogado joven es la exigencia del estudio detallado del caso en cuestión. No podemos presentarnos en un juicio sin conocer perfectamente el asunto. De acuerdo. ¿Y un juez qué? Una de las grandes quejas de los abogados es sentir que un juez no ha tenido tiempo para analizar el caso.

No respetar la intervención del letrado. El modo de dirigirse a los abogados, dar muestras de cordialidad o de aprobación al abogado o abogada son muestra de escucha activa por parte del Juez que, en ocasiones, los letrados echan en falta. En este punto es muy importante que los abogados más inexpertos tomen nota, ya que pueden ahorrarse momentos muy incómodos si saben ir al grano con sus argumentos delante de un juez. No por hablar más o escribir más páginas, el juez prestará más atención.

No recibir un trato idéntico al de otras figuras de la Sala. Es común y también tema de conversación entre los letrados que, en ciertas ocasiones, no hay un trato de imparcialidad. No entramos en generalizaciones, pero es una evidencia para muchos que esta desigualdad de trato causa malestar entre los profesionales del derecho que se dedican a litigar.

Sobreactuación en la Sala. Hay que admitir que el cine hollywoodense ha hecho mucho daño. Quien haya estado en una audiencia previa o en un juicio sabe que algunos profesionales del derecho pecan de exceso de protagonismo. Hecho que no gusta a los jueces y que tampoco gusta a los abogados.

Demandas inacabables. Si los jueces tienen una gran cantidad de trabajo, y sabemos de primera mano que la justicia está saturada en los juzgados, ¿por qué no facilitar al máximo su trabajo? Seguro que lo agradecerán. Una demanda puede ser igual de válida (o más) con menos texto si es correcto el contenido. Lo que quiero decir es que cantidad no es igual a calidad.

Falta de respeto en la Sala y la pedantería. ¿A quién le gusta la pedantería o la falta de educación en cualquier situación de la vida cotidiana? Ya lo decía mi madre “hija, la educación y el respeto abren puertas”. Piensa antes de hablar y si no tienes nada que decir, no digas nada.

Menospreciar a jueces jóvenes. Algunos letrados juzgan a un juez joven por su edad. Consideran que no tienen la experiencia necesaria para la responsabilidad de su cargo. No es cierto, si hay un proceso previo que han superado y son aptos para actuar en Sala, por favor, recuerden que ustedes también fueron primerizos.

Machismo en la Sala. La discriminación sigue siendo un tema presente en los tribunales. De hecho, se da, y es un obstáculo para el desarrollo de la justicia hacía una igualdad real. Tanto si se trata de una jueza o de una abogada, no podemos permitir que se lleven a cabo expresiones machistas.

Y ahora te toca a ti. ¿Qué opináis del trato en Sala entre un abogado y un juez y viceversa? ¿Creéis que es un tema que debe ponerse sobre la mesa? No son pocos los compañeros de profesión que han hecho publico situaciones fuera de lugar en Sala. Muestra de ello, es el episodio 125 del Podcast Tertulia Jurídica titulado: Trato inadecuado en sala

Continuar Leyendo

Tendencia