Conecta con nosotros

SALIDAS PROFESIONALES DERECHO

Abogado especializado en Derecho Bancario

Abogado especializado en Derecho Bancario

todojuristas

Publicado

en

INTRODUCCIÓN

El Derecho Bancario forma parte del Derecho Mercantil, si bien cuenta con una regulación específica teniendo en cuenta la expansión del sector y los numerosos contratos y operaciones jurídicas que alberga.

En los últimos tiempos, el Derecho Bancario ha tenido un papel protagonista en los Juzgados raíz de las famosas cláusulas suelo o de las participaciones preferentes, obligando incluso en algunos casos a crear Juzgados especializados en esta materia.

La contratación bancaria resulta muchas veces inevitable, como por ejemplo a la hora de formalizar una hipoteca al adquirir una vivienda. Por ello, resulta fundamental contar con el asesoramiento y, en su caso, la defensa judicial de un Abogado especializado en Derecho Bancario, pues la complejidad del sector hace que sea una materia incomprensible y lejana para muchos ciudadanos.

SALIDAS PROFESIONALES

Entre las salidas profesionales del Abogado especializado en Derecho Bancario, se encuentran:

  • Abogados de grandes firmas dedicadas exclusivamente a esta rama del Derecho o con Departamento de Derecho Bancario.
  • Entidades de crédito (Bancos, Instituto de Crédito Oficial, Cajas de Ahorros, Confederación Española de Cajas de Ahorros, Cooperativas de Crédito, establecimientos financieros de crédito y entidades de dinero electrónico).
  • En el ámbito privado, asesor de empresas. Consultorías y auditorías.

PERFIL PROFESIONAL DEL ABOGADO ESPECIALIZADO EN DERECHO BANCARIO

Un Abogado especializado en Derecho Bancario debe presentar el siguiente perfil profesional:

  • Dominio de Derecho Civil y Mercantil (contratos bancarios, títulos valores, legislación hipotecaria, contratación electrónica…).
  • Conocimientos de Derecho Administrativo, sobre en todo en lo relativo al procedimiento sancionador.
  • Conocimientos de Derecho Financiero.

FUNCIONES DEL ABOGADO ESPECIALIZADO EN DERECHO BANCARIO

Como funciones principales de un Abogado Especializado en Derecho Bancario se pueden mencionar:

  • Asesoramiento jurídico en distintas materias:
  • Contratación bancaria e hipotecaria (por ejemplo, acerca de cláusulas suelo o titulización hipotecaria).
  • Financiación corporativa, de adquisiciones y de activos.
  • Financiación de proyectos tanto del sector público como del sector privado.
  • Productos bancarios (factorías, leasing, tarjetas de crédito, avales…).
  • Asesoramiento y reclamación por mala praxis bancaria.
  • Gestión de swaps o permutas financieras y de participaciones preferentes.
  • Paralización de subastas y ejecuciones hipotecarias.
  • Reclamaciones previas a la vía judicial (Defensor del Cliente, Banco de España, CNMV, Dirección General de Seguros…).
  • Defensa técnica en procedimientos judiciales, tanto de las propias entidades bancarias como de clientes particulares.

NORMATIVA QUE DEBE CONOCER

En el Boletín Oficial del Estado, se encuentra disponible el llamado Código del Mercado Bancario, en el que se puede consultar toda la normativa aplicable en este ámbito, que aborda las siguientes materias:

  • Mercado bancario.
  • Banco de España.
  • Blanqueo de Capitales.
  • Contabilidad y Auditoría.
  • Solvencia, coeficientes y recursos propios.
  • Procedimiento sancionador.
  • Fondo del Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y Saneamiento del Sector Financiero.
  • Entidades de Crédito.
  • Contratación y operaciones transfronterizas.
  • Transparencia de las operaciones y protección de la clientela.
  • Mercado hipotecario.

Toda la legislación existente al respecto puede consultarse en el BOE

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Escribe tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

OPOSICIONES

Oposiciones Inspector de trabajo y de la seguridad social

todojuristas

Publicado

en

INTRODUCCIÓN SOBRE LAS OPOSICIONES A INSPECTOR DE TRABAJO Y DE LA SEGURIDAD SOCIAL

Si buscas información sobre las oposiciones a Inspector de trabajo y de la seguridad social  aprovechamos esta entrada del blog para explicarte con detalle todo lo que debes saber sobre este perfil profesional. Un Inspector de Trabajo y Seguridad Social es un funcionario de carrera perteneciente al Subrgupo A1, pudiendo llegar a ocupar tal puesto una vez superadas las Oposiciones, ya sea por el sistema de acceso libre o por el sistema de promoción interna.

Dado que existen diferencias entre el temario y el proceso selectivo de quienes opositan por turno libre y de quienes lo hacen por promoción interna, es necesario explicar de forma separada en qué consiste cada uno de ellos.

REQUISITOS DE ACCESO

Para presentarse a las oposiciones al Cuerpo Superior de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social, es necesario cumplir una serie de requisitos, que son los siguientes:

  • Tener nacionalidad española.
  • Haber cumplido los 16 años y no exceder de la edad máxima de jubilación forzosa.
  • Estar en posesión del título de Doctor, Licenciado, Ingeniero, Arquitecto o Grado.
  • Tener la capacidad funcional necesaria para el desempeño de las funciones propias del cargo.
  • En caso de promoción interna, el candidato deberá pertenecer como funcionario de carrera a alguno de los Cuerpos o Escalas de la Administración General del Estado o del resto de Administraciones o a alguno de los Cuerpos o Escalas Postales y Telegráficos, en todo caso en el Subgrupo A2, y haber prestado servicios efectivos en dicho Cuerpo durante al menos dos años.

 

TEMARIO DE LAS OPOSICIONES A INSPECTOR DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL

  1. Sistema de acceso libre

El temario se divide en tres grandes bloques, que guardan estrecha relación con el contenido de cada uno de los ejercicios de la fase de oposición que se explicará posteriormente.

El primer bloque tiene carácter obligatorio y abarca las siguientes materias:

  • Organización de las Administraciones Públicas (11 temas)
  • Derecho de la Unión Europea (4 temas)
  • Derecho Administrativo (17 temas)

El segundo bloque se desglosa en dos partes optativas, a cada una de las cuales corresponde un temario:

  • Primera parte optativa:
  • Derecho Civil (14 temas)
  • Derecho Mercantil (10 temas)
  • Derecho Penal (3 temas)
  • Economía y Contabilidad (9 temas)
  • Derecho Tributario (5 temas)

Segunda parte optativa: Prevención de riesgos laborales (41 temas)

Por otro lado, el segundo ejercicio, tal como se explicó en el apartado anterior, se divide en cuatro partes a las que corresponde el siguiente temario, respectivamente:

  • Derecho del Trabajo. Relaciones laborales individuales y colectivas. Derecho sindical (57 temas).
  • Seguridad Social (49 temas).
  • Prevención de riesgos laborales (33 temas).
  • Inspección de Trabajo y Procedimiento (29 temas).
  1. Ingreso por promoción interna

Quienes pertenezcan al Cuerpo de Subinspectores Laborales (Escala de Empleo y Seguridad Social) y quieran ser Inspectores de Trabajo y Seguridad Social a través del sistema de promoción interna deberán estudiar un temario similar al anterior, aunque más reducido:

Para el primer ejercicio, habrán de prepararse las siguientes materias:

  • Derecho del Trabajo. Relaciones Laborales Individuales y Colectivas. Derecho Sindical (38 temas).
  • Seguridad Social (10 temas).

El segundo ejercicio versará sobre los siguientes aspectos:

  • Prevención de Riesgos Laborales (33 temas).
  • Inspección de Trabajo y Procedimiento (15 temas).

Para una correcta preparación del temario, es aconsejable acudir a academias especializadas en este tipo de Oposición, que podrán ser tanto presenciales, como online, con el objetivo de asegurar que en todo momento se maneje un temario actualizado y de que realicen un seguimiento continuado acerca de la evolución del opositor.

 

EXAMEN DE ACCESO AL PUESTO DE INSPECTOR DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL

  1. Proceso selectivo para el ingreso por el sistema de acceso libre

Fase de oposición

El opositor deberá superar cuatro ejercicios eliminatorios para poder realizar con posterioridad un curso selectivo.

El primer ejercicio se celebra simultáneamente en Madrid y Barcelona y consiste en desarrollar por escrito diez epígrafes elegidos por el Tribunal, de los cuales cinco corresponderán al primer bloque explicado en el apartado de Temario y otros cinco versarán sobre la primera o la segunda parte optativa del segundo bloque, a elección del aspirante.

El tiempo máximo de que disponen los candidatos es de 4 horas, procediendo después a la lectura pública de este ejercicio, sin que el Tribunal realice preguntas sobre la exposición realizada debido a que se valoran los conocimientos, la claridad y el orden de ideas y la expresión escrita.

Dado que cada epígrafe se valorará con una puntuación de entre 0 y 6, la calificación final oscilará entre 0 y 60 puntos, debiendo obtenerse al menos 30 puntos para superar el ejercicio.

El segundo ejercicio consiste en exponer oralmente cuatro temas extraídos al azar de entre los enumerados en el apartado Temario para este ejercicio, de manera que deberá presentarse un tema de cada una de las partes en que se divide dicho temario.

En este caso, el tiempo máximo será de 5 minutos para elaborar un esquema (para lo que podrá consultarse el programa publicado en el BOE) y de 50 minutos para la exposición oral, siguiendo el orden de extracción de los temas. Una vez finalizada la presentación, el Tribunal puede realizar preguntas en un tiempo máximo de 10 minutos con el objetivo de valorar la extensión y profundidad de los conocimientos, la claridad y orden en la exposición y la comunicación oral.

La calificación de cada tema será de entre 0 y 15, de modo que la puntuación máxima a obtener será de 60, debiendo conseguirse al menos 4 puntos en cada tema para aprobarlo y 30 puntos en la totalidad del ejercicio para superarlo.

El tercer ejercicio está orientado a elaborar un informe o resolución por escrito en base a dispuestos de inspección, teniendo en cuenta las materias que se estudian a lo largo de todo el temario.

Para realizar este examen, los candidatos dispondrán de un máximo de 4 horas, garantizándose en la entrega el anonimato del opositor, por lo que no habrá lectura pública posterior ni preguntas del Tribunal. Aquí se valoran los conocimientos, la capacidad de análisis técnico y jurídico, el conocimiento de la normativa social y la sistemática y claridad de la exposición escrita.

La calificación mínima será de 0 puntos y la máxima, de 60, siendo necesario para superar el ejercicio obtener, al menos, 30 puntos.

El último ejercicio es un examen de idiomas, en el que se deberá traducir al castellano un texto redactado en el idioma elegido por el opositor de entre inglés, francés y alemán. Se puede escoger más de un idioma, en cuyo caso deberá figurar en primer lugar el idioma por el que se optó primero.

La duración máxima de esta última prueba es de 1 hora y 30 minutos y, de igual forma, se garantizará el anonimato del aspirante y no habrá preguntas por parte del Tribunal.

Este ejercicio se valorará con un máximo de 12 puntos, debiendo alcanzarse como mínimo los 6 puntos. En caso de haber optado por más de un idioma, la calificación a partir del segundo idioma podrá incrementar la calificación final con un máximo de 8 puntos, sin que la valoración total del ejercicio pueda superar los 20 puntos.

Cuando exista empate de puntuaciones finales entre varios candidatos, se seguirá el siguiente orden de prelación:

  • Mayor puntuación en el segundo ejercicio.
  • Mayor puntuación en el tercer ejercicio.
  • Mayor puntuación en el primer ejercicio.
  • Mayor puntuación en el cuatro ejercicio.

Quienes obtengan una calificación superior al 60% de la puntuación máxima que puede conseguirse en el primer ejercicio y no superen finalmente la fase de oposición, estarán exentos de realizar ese primer ejercicio en la convocatoria siguiente, manteniéndose la nota obtenida en esta convocatoria, salvo que hubiera modificación del temario y/o de la forma de calificación.

Curso selectivo

Una vez superada la fase de oposición, los aspirantes serán nombrados funcionarios en prácticas y realizarán un curso selectivo de 400 horas lectivas distribuidas en un tiempo máximo de 5 meses cuya asistencia será obligatoria, debiendo obtener al menos el 50% de la calificación máxima en cada una de las áreas que se estudian, pudiendo realizar en el plazo máximo de un mes una recuperación en aquellas cuya calificación sea inferior a la indicada, pudiendo obtener en dichas áreas una calificación máxima del 50%.

En este caso, la valoración se hará otorgando entre 0 y 160 puntos, siendo necesario obtener, como mínimo, 80 puntos para superarlo y no haber obtenido en ningún área una calificación inferior al 40% de la que se prevea como máxima.

Aprobada la primera parte del curso selectivo, los candidatos deben realizar un supuesto sobre temas y casos relacionados con la actividad inspectora en un tiempo máximo de 4 horas, con ayuda de los materiales en formato papel o electrónico facilitados por el Tribunal. La calificación irá de 0 a 40 puntos, debiendo conseguir, al menos, 20 puntos.

Quienes superen la fase de oposición, pero no el curso selectivo podrán conservar la puntuación obtenida en la fase de oposición para la siguiente convocatoria, quedando así exentos de su realización, siempre que no se produzcan variaciones importantes en el desarrollo de los ejercicios.

La misma exención se aplicará respecto de la fase de oposición y de la primera parte del curso selectivo para aquellos que no superen la segunda parte del curso selectivo.

Los candidatos que superen ambas fases de la Oposición, realizarán un periodo de prácticas en sus Comunidades Autónomas o ciudades de residencia hasta que sean nombrados funcionarios en prácticas en la categoría de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social (subgrupo A1).

  1. Proceso selectivo para el ingreso por el sistema de promoción interna

Los aspirantes por el sistema de promoción interna deben superar la fase de oposición, la fase de concurso y el curso selectivo para poder acceder al puesto de Inspector de Trabajo y Seguridad Social.

Dado que existen particularidades en el desarrollo de cada una de las fases atendiendo al Cuerpo o Escala al que pertenezcan los opositores, resulta recomendable consultar los criterios establecidos en la convocatoria a la que el candidato vaya a presentarse.

En este caso, puede obtenerse más información en  https://boe.es/boe/dias/2018/10/22/pdfs/BOE-A-2018-14427.pdf.

 

CONVOCATORIA DE LA OPOSICIÓN A INSPECTOR DE TRABAJO Y DE LA SEGURIDAD SOCIAL

El 22 de octubre de 2018 se publicó en el BOE la convocatoria de las pruebas selectivas para ingreso, tanto por turno libre como por promoción interna, en el Cuerpo Superior de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social:

  • Por el sistema de acceso libre, se convocaron 96 plazas, de las cuales 45 obedecían a una oferta de empleo público extraordinaria para el refuerzo de la lucha contra el fraude fiscal, en la Seguridad Social, en el ámbito laboral y del control del gasto; 45 se convocaban como una oferta ordinaria de empleo público; y 6 en relación con el traspaso de funciones y servicios a la Generalitat de Cataluña en materia de función pública inspectora de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

De todas ellas, se reservaban 4 plazas para personas con una discapacidad igual o superior al 33%.

  • Por el sistema de promoción interna, el número de plazas convocadas por el es de solo 10, quedando 1 de ellas reservada para personas con una discapacidad igual o superior al 33%.

La solicitud para realizar el examen debía presentarse entre el 23 de octubre de 2018 y el 20 de noviembre de 2018.

Toda la información al respecto puede consultarse en https://boe.es/boe/dias/2018/10/22/pdfs/BOE-A-2018-14427.pdf.

 

FUNCIONES QUE REALIZA UN INSPECTOR DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL

Un Inspector de Trabajo y Seguridad Social deberá realizar las siguientes funciones:

Funciones de vigilancia y control, entre otras:

  • Vigilancia del cumplimiento de las obligaciones laborales y de Seguridad Social de empresas y trabajadores, exigiendo responsabilidad ante una infracción o incumplimiento, pudiendo conceder un plazo para subsanar las deficiencias advertidas antes de iniciar un expediente sancionador.
  • Inicio del procedimiento sancionador extendiendo acta de infracción.
  • Requerimientos de pago por deudas a la Seguridad Social.
  • Práctica de actas de liquidación para incoar expedientes liquidatorios por deudas a la Seguridad Social y otros conceptos de recaudación conjunta o bonificaciones indebidas.
  • Informar y asesorar a los órganos jurisdiccionales y administrativos y a los agentes sociales acerca de la aplicación y cumplimiento de las normas sociales.
  • Informar a los SEPE en materia de orientación, capacitación y formación profesional para el empleo de aquellos trabajadores que se encuentren en situación laboral no declarada o irregular.

Funciones de asistencia técnica:

  • Dar información y asistencia técnica a las empresas en relación con la función inspectora.
  • Facilitar información y asistencia técnica a los trabajadores y/o a sus representantes, con el objetivo principal de hacerles saber los resultados y consecuencias de la actuación inspectora cuando hayan sido ellos quienes hayan presentado una denuncia, indicándoles qué vías judiciales y administrativas tienen a su disposición cuando se vean afectados por el incumplimiento de la empresa en materia laboral.
  • Proponer a su superior jerárquico formular comunicaciones y/o demandas de oficio ante los Juzgados y Tribunales de lo Social.
  • Informar a los órganos u organismos competentes del resultado de la investigación a fin de identificar a los responsables del incumplimiento, incluyendo a los responsables solidarios o subsidiarios, y señalar bienes para hacer efectiva la ejecución.
  • Emitir los informes que les sean solicitados por los órganos judiciales.

Funciones de conciliación, mediación y arbitraje ante la existencia de conflictos en el seno de las relaciones laborales.

 

SUELDO DE UN INSPECTOR DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL

Los Inspectores de Hacienda son funcionarios de carrera que perciben un sueldo bruto inicial entre los 42.000 y los 45.000 € brutos, que posteriormente podrá ir incrementándose por factores como la antigüedad, las pagas extra u otros complementos salariales.

Continuar Leyendo

OPOSICIONES

Oposiciones Abogado del Estado

todojuristas

Publicado

en

INTRODUCCIÓN A LAS OPOSICIONES A ABOGADO DEL ESTADO

El Cuerpo de Abogados del Estado depende de la Dirección del Servicio Jurídico del Estado que está adscrita al Ministerio de Justicia, de forma que pueden prestar su servicio en la Dirección del Servicio Jurídico del Estado, en los diferentes Ministerios o en la Administración periférica.

Ser Abogado del Estado es una de las muchísimas salidas profesionales de la carrera universitaria de Derecho, si bien es una de las más complejas por el voluminoso temario que debe prepararse. Por tanto, quienes decidan embarcarse en esta Oposición a Abogado del Estado deben tener auténtica vocación por ocupar este puesto, que es muy similar al de cualquier otro Abogado, si bien siendo la prioridad la salvaguarda del interés general y el servicio a la Administración Pública.

Por otro lado, es una de las profesiones mejor pagadas en nuestro país, por lo que quienes accedan al Cuerpo gozarán de una buena situación económica, que, a fin de cuentas, compensa el esfuerzo durante la Oposición y la gran responsabilidad del cargo.

REQUISITOS DE ACCESO

Para poder participar en el proceso de selección para acceder por oposición al Cuerpo de Abogados del Estado, se exigen determinados requisitos:

  • Tener nacionalidad española.
  • Ser mayor de edad y no haber alcanzado edad de jubilación.
  • Estar en posesión del título de Licenciado o Graduado en Derecho.
  • No padecer enfermedad ni estar afectado por limitación física o psíquica incompatible con el desempeño de las correspondientes funciones.
  • No haber sido separado, mediante expediente disciplinario, del servicio de cualquiera de las Administraciones Públicas ni hallarse inhabilitado para el desempeño de las funciones públicas.

TEMARIO DE LAS OPOSICIONES A ABOGADO DEL ESTADO

El programa de las Oposiciones a Abogado del Estado está compuesto por 465 temas, que versan sobre las principales ramas del Derecho:

  • Derecho Civil (96 temas).
  • Derecho Hipotecario (28 temas).
  • Derecho Procesal (73 temas).
  • Derecho Mercantil (40 temas).
  • Derecho del Trabajo (18 temas).
  • Derecho Constitucional (32 temas).
  • Derecho Administrativo (76 temas).
  • Derecho Financiero y Tributario (48 temas).
  • Derecho Internacional Público y de la Unión Europea (23 temas).
  • Derecho Penal (31 temas).

PROCESO DE SELECCIÓN

El proceso selectivo consta de cinco ejercicios:

El primer ejercicio consiste en exponer oralmente ocho temas extraídos al azar y por el siguiente orden:

  • Dos temas de Derecho Civil.
  • Un tema de Derecho Hipotecario.
  • Dos temas de Derecho Procesal.
  • Un tema de Derecho Mercantil.
  • Un tema de Derecho del Trabajo.

Para realizar este ejercicio, se dispone de un máximo de 65 minutos, siendo obligatorio emplear un mínimo de 5 minutos en la presentación de cada uno de los temas.

Cada uno de los temas se calificará con una puntuación de entre 0 y 10 puntos.

En el segundo ejercicio se deben exponer de forma oral siete temas extraídos al azar acerca de las siguientes materias del programa:

  • Un tema de Derecho Constitucional.
  • Dos temas de Derecho Administrativo.
  • Dos temas de Hacienda Pública.
  • Un tema de Derecho Internacional Público y Derecho Comunitario Europeo.
  • Un tema de Derecho Penal.

Al igual que en el primer ejercicio, cada aspirante cuenta con un máximo de 65 minutos, debiendo dedicar a cada tema un mínimo de 5 minutos.

La calificación mínima de cada tema es de 0 puntos y la máxima, de 10 puntos.

El tercer ejercicio es una prueba de idiomas que se divide en dos partes:

  • La primera de ellas consiste en acreditar oralmente ante el Tribunal conocimientos suficientes en lectura y traducción del idioma escogido, que será inglés o francés. Esta primera parte tiene carácter obligatorio y eliminatorio. La puntuación de esta prueba oscila entre 0 y 10 puntos.
  • En la segunda parte, igualmente hay que acreditar oralmente ante el Tribunal conocimientos suficientes de lectura y traducción del idioma elegido entre cualquiera de los oficiales de la Unión Europea, debiendo ser distinto al idioma escogido para realizar la primera parte. En este caso, la prueba tiene carácter voluntario y no eliminatorio. La valoración será de 0 a 10 puntos, de tal forma que toda calificación igual o superior a 5 se acumula a la puntuación final de este tercer ejercicio.

El cuarto ejercicio presenta carácter práctico y consiste en realizar una actuación escrita en un asunto judicial en que sea parte el Estado o las Entidades de Derecho Público vinculadas o dependientes de la Administración General del Estado.

La duración máxima es de 10 horas, pudiendo los candidatos consultar textos legales y jurisprudenciales en soporte papel e informático.

El quinto y último ejercicio reviste también carácter práctico, debiendo el aspirante informar por escrito sobre algún asunto jurídico en que se muestre como interesada la Administración General del Estado o sus Entidades Públicas o dependientes.

El tiempo máximo es de 10 horas, permitiéndose a los aspirantes consultar textos legales y jurisprudenciales, tanto en soporte papel como en soporte informático.

CONVOCATORIA

Las Oposiciones a Abogado del Estado se suelen convocar con una periodicidad de año y medio.

Para conocer todo lo relativo a los requisitos de acceso, el temario y el proceso de selección, se puede consultar la convocatoria publicada en el BOE, disponible en https://www.boe.es/boe/dias/2017/12/23/pdfs/BOE-A-2017-15409.pdf y en https://www.boe.es/boe/dias/2016/06/09/pdfs/BOE-A-2016-5634.pdf.

FUNCIONES DE UN ABOGADO DEL ESTADO

Un Abogado del Estado es un letrado al servicio de la Administración Pública para velar y salvaguardar el interés general, de forma que no escoge clientes ni los asuntos cuya defensa debe asumir.

Sus funciones se pueden condensar en las siguientes:

  • Asesoramiento jurídico a la Administración General del Estado y a sus Organismos autónomos y al Reino de España, así como –cuando proceda normativa o convencionalmente– a las demás Entidades y Organismos públicos, sociedades mercantiles estatales y fundaciones con participación estatal.
  • Representación y defensa en procesos nacionales, europeos e internacionales de los órganos constitucionales y demás Entidades mencionadas anteriormente que no tengan un régimen especial, excepto el Ministerio de Defensa y la Administración de la Seguridad Social, que cuentan con su cuerpo especial de Letrados.
  • Colaboración con las Comunidades Autónomas y Entes de la Administración Local.
  • Promoción de trabajos de investigación y organización de actividades cuya finalidad sea el conocimiento y la difusión de materias y cuestiones jurídicas de ámbito nacional e internacional, así como la organización de actividades de formación y perfeccionamiento del personal del Servicio Jurídico del Estado, en coordinación con el Centro de Estudios Jurídicos, el Instituto Nacional de Administración Púbica y otros centros de formación de funcionarios.
  • Gestión económico-financiera y presupuestaria del Servicio Jurídico del Estado.
  • Administración y gestión de los funcionarios del Cuerpo de Abogados del Estado que no estén atribuidas a otros órganos superiores.

En el ejercicio de sus funciones, están sometidos al principio de dependencia jerárquica, sin que puedan ejercitar acciones, desistir o transigir sobre las acciones entabladas sin habilitación expresa del Director del Servicio Jurídico.

SUELDO DE UN ABOGADO DEL ESTADO

El Cuerpo de Abogados del Estado es uno de los cuerpos mejor remunerados de España, ya que quienes ocupan este puesto perciben un sueldo anual próximo a los 70.000€.

Continuar Leyendo

SALIDAS PROFESIONALES DERECHO

¿Quieres trabajar como Periodista Jurídico?

todojuristas

Publicado

en

Perfil profesional del periodista jurídico

Los periodistas en los medios de comunicación como la mayor parte de los comunicadores jurídicos (trabajan en gabinetes de comunicación de instituciones, asociaciones y entidades privadas) tienen como perfil genérico la licenciatura o grado en Periodismo, pero con una amplia formación en ciencias jurídicas.

Estudios o formación necesaria

Actualmente la mayoría de profesionales de la información jurídica son licenciados o graduados en periodismo. Cada vez más se están incorporando a la profesión profesionales con la doble titulación periodismo y derecho, o que han realizado la carrera de periodismo y posteriormente el grado en derecho. En menor medida se encuentran graduados en derecho que están realizando labores de información jurídica.

El conocimiento del derecho es imprescindible para la labor de los periodistas jurídicos y de tribunales para poder diferenciar entre acusado o investigado (antes imputado), un auto de una sentencia… y para estar continuamente adquiriendo nuevos conocimientos jurídicos, porque la legislación va cambiando cada año. Por esta razón, desde ACIJUR ofrecemos a todos los socios de la Asociación cursos continuos (anualmente) de perfeccionamiento de la formación sobre Derecho

Salidas profesionales

Actualmente las principales salidas profesionales se encuentran en los gabinetes de comunicación de instituciones públicas, colegios profesionales, bufetes de abogados o consultoras de comunicación que tienen como clientes a empresas del sector legal. Otra de las salidas es desarrollar la labor profesional en medios de comunicación –tanto en prensa escrita como en medios audiovisuales e internet (cada vez con mayor presencia en el mundo de la comunicación judicial)- pero la situación actual de los medios de comunicación tras la grave crisis publicitaria ha reducido las ofertas en este sector.

Labores que realizan. Día a día de un periodista jurídico

Hay que distinguir entre periodistas de tribunales que a diario tienen que cubrir la cada vez más importante información que proporcionan los jueces y tribunales, con asistencia a las vistas judiciales, diligencias de investigación, contacto con las fuentes informativas…

Por su parte, los comunicadores jurídicos en su día a días elaboran notas de prensa, convocatorias, organización de eventos, resúmenes de prensa para los departamentos de comunicación de las entidades jurídicas. Es un trabajo mucho más amplio porque se tienen que atender todas las necesidades de comunicación, marketing y posicionamiento en internet de la institución, colegio profesional, asociación o despacho jurídico para el que trabajan.

Estatuto jurídico que regula la profesión de periodista jurídico

Para los periodistas jurídicos existe un código deontológico genérico que está recogido en la Federación de Asociaciones de la Prensa Española (FAPE) y también por los estatutos que regulan el funcionamiento de la Asociación de Comunicadores e Informadores Jurídicos. Aparte de estas normas deontológicas, hay que cumplir los derechos y obligaciones recogidos en el art. 20 de la Constitución Española que regula el derecho a la información y la libertad de expresión. Hay otras normas como son la protección de los derechos de honor, intimidad y protección de menores, la Ley de Seguridad Ciudadana, las normas sobre rectificación de informaciones …

Habilidades necesarias

La principal habilidad es conseguir una red de contactos en los diferentes estamentos jurídicos (jueces, magistrados, fiscales, letrados de la administración de justicia, abogados, procuradores, notarios, registradores…) imprescindibles para ser el primero en informar y tener mayor información a la hora de elaborar noticias.

Los idiomas –sobre todo el inglés- cada vez es más necesario porque mucha de la normativa y jurisprudencia (sentencias) proceden de la Unión Europea, tanto la Comisión como el Parlamento, así como el Tribunal de Justicia de la UE y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Consejos imprescindibles para quienes se inician como periodista jurídico

Pasión por ser objetivos en la información que se publique en los medios de comunicación. El auténtico actor de la información y de la opinión pública es el ciudadano, por ello es imprescindible contrastar las informaciones que se reciban.

Periodismo jurídico y comunicación en el futuro

El periodismo jurídico cada vez ocupa más espacio en la prensa diario, en los boletines informativos de radio y en los telediarios de TV. Esto está motivado porque la justicia –como órgano de control del cumplimiento de la legalidad en un Estado de Derecho- al final acaba conociendo actos de los políticos (corrupción, delitos de políticos…).  Asimismo, están proliferando las webs con información jurídica especializada.

Continuar Leyendo

Tendencia

Copyright © 2019 Todojuristas.com Todos los Derechos Reservados