Conecta con nosotros

EMPLEO Y CARRERA PROFESIONAL

Coaching para Abogados

todojuristas

Publicado

en

coaching abogados



La ICF (International Coaching Federation) define el coaching como la relación profesional continuada entre el coach –que imparte el coachingy el coachee –que recibe la sesión de coaching–, a través de la cual se profundiza en el autoconocimiento del coachee para aumentar su rendimiento y mejorar su calidad de vida, lo que se traduce en resultados extraordinarios en su vida personal y en su vida profesional.

 

¿Qué relación existe entre el coaching y el ejercicio de la abogacía?

La abogacía ha sido una profesión a menudo ligada a las ideas de hermetismo y rectitud. Sin embargo, en las últimas décadas, la abogacía ha centrado especialmente su atención en satisfacer las necesidades de unos clientes cada vez más exigentes, lo que ha aumentado considerablemente la competencia en el sector para prestar un servicio de calidad al tiempo que se potencia la cercanía con el cliente.

Esta nueva realidad ha hecho surgir en los abogados la necesidad de desarrollar nuevas competencias que les conviertan en profesionales técnicos, pero también empáticos, lo que ha contribuido a incrementar el nivel de exigencia que lleva intrínseco el ejercicio de esta profesión, no solamente desde el punto de vista individual de cada abogado, que a menudo está sometido a altos niveles de estrés, sino también desde el punto de vista de mercado, puesto que, en el sector legal, la competencia es cada vez mayor.

En este sentido, los abogados están acostumbrados a ser ellos quienes asesoran a otras personas, pero, ante esta nueva realidad, es recomendable contar con asesoramiento externo en la búsqueda y desarrollo de esas nuevas habilidades para obtener el máximo rendimiento en el desempeño de su trabajo, para aprender a conciliar la vida personal y profesional o para crear una marca personal no solamente ante los clientes, tanto actuales como potenciales, sino también ante la competencia.

En este nuevo marco del sector legal, es posible que los abogados se planteen determinadas preguntas y que deban reflexionar sobre ellas, como, por ejemplo, cómo comenzar su andadura profesional si se trata de un abogado joven, de qué manera desea ejercer la profesión, cómo recuperar la frescura y la motivación cuando se trata de un abogado que cuenta con una amplia trayectoria profesional…

Es aquí donde entra en juego el coaching jurídico, para enseñar a los abogados a conocerse a sí mismos y a gestionar de la manera más eficaz sus propias emociones, con el objetivo de alcanzar la realización profesional.

 

COMPETENCIAS

El coaching aporta competencias y habilidades muy útiles para el trabajo diario del abogado. Entre ellas, se encuentran:

 

1. La escucha activa

Saber escuchar es fundamental para la vida profesional práctica del abogado. La escucha activa no solamente afecta a la comunicación verbal, sino también a la comunicación no verbal.

La escucha activa no implica estar en silencio mientras la otra persona habla, sino la actitud de estar atento, de tal manera que el abogado sea capaz de leer y escuchar tanto las palabras efectivamente dichas, como el mensaje emitido por los gestos, la postura corporal, etc., de la persona que tiene enfrente, ya sea un cliente, un socio o un colaborador, lo que permitirá al abogado extraer información relevante para generar empatía o ganarse su confianza y, en consecuencia, tener una conversación efectiva con la otra parte.

 

2. Las preguntas poderosas

Un abogado debe saber preguntar, no solamente cuando practica interrogatorios en sala, sino también para recabar toda la información necesaria en una primera entrevista con el cliente, en una reunión de despacho o con los colaboradores.

Las preguntas más efectivas son aquellas que se formulan de manera abierta, pues deja más libertad a la otra parte para expresar todo aquello que considere importante. En este sentido, conviene comenzar las preguntas con “cómo”, “qué”, “cuál”, “para qué”, “dónde” o “cuándo”.

De igual modo, cuanto más cortas sean las preguntas, mejor, ya que facilita su comprensión por parte de la otra persona y, por lo tanto, contribuye a que la respuesta que emita esa persona contenga información valiosa para el abogado.

 

3. Dar paso al silencio

Una conversación eficaz no es aquella en la que los intervinientes en la misma hablan continuamente, sino aquella en la que, en los momentos oportunos, se da paso al silencio para reflexionar sobre alguno de los aspectos tratados en la conversación, de manera que tanto el abogado como su interlocutor (cliente, socio, colaborador…) pueden llegar a sus propias conclusiones y reparar en ideas o soluciones importantes para cada ocasión.

 

4. Conocimiento de sí mismo

El abogado ha de aprender a conocerse a sí mismo para ser capaz de gestionar sus propias emociones y reaccionar ante las emociones de la persona que tiene enfrente. El ejercicio de la abogacía lleva implícito el sentimiento de muchas y muy variadas emociones, ya que la falta de las mismas supondría perder la empatía y actuar de forma automatizada, como una máquina.

Entre estas emociones, la más habitual es el agobio, que quizás afecta más a los jóvenes abogados que a aquellos que ya tienen una larga trayectoria profesional. Sin embargo, el estado de ánimo de los clientes o el hecho de que surjan asuntos urgentes o de que muchos de los plazos terminen en fechas próximas, por ejemplo, no deben ser motivo para que el abogado se desborde. Al contrario, debe conocerse a sí mismo y trabajar en la gestión emocional para evitar que un asunto determinado o el vencimiento de los plazos no le afecten más de lo necesario, lo que incrementará su productividad y eficacia en el trabajo.

 

5. Integración y liderazgo de equipos

Esta habilidad está íntimamente relacionada con la gestión del despacho y de las relaciones con colaboradores. En este sentido, el abogado debe aprender a construir equipos cohesionados y a gestionarlos de una manera eficiente, ya que esto aportará confianza y autonomía, generando un feedback efectivo que permita analizar y valorar desde un punto de vista objetivo la forma de realizar el trabajo.

Un buen liderazgo ayuda al despacho a contar con los mejores abogados y favorece la calidad del servicio prestado a los clientes.

 

6. Feedback

La comunicación efectiva implica la utilización de un lenguaje que cause un impacto positivo en el otro; algunas técnicas que ayudan a que se produzca esta comunicación efectiva son el parafraseo, el resumen de lo que dijo la otra persona, etc.

No es otra cosa que el feedback o retroalimentación, que debe ser de calidad, ya que de ello derivan dos efectos: el primero, que el socio, el colaborador o el cliente se siente comprendido y escuchado por parte del abogado, con lo cual habrá dado un paso importante hacia el éxito de la conversación; el segundo, que el abogado se asegura de que lo que ha entendido es lo que efectivamente la otra parte quería decir.

Una comunicación eficiente en este sentido incrementará la confianza entre ambos, lo que se reflejará en los resultados obtenidos.

 

7.Inteligencia emocional

Es importante no solamente que un abogado aprenda a conocerse a sí mismo, sino también que tenga autoconciencia, entendida como la capacidad de darse cuenta de lo que ocurre en su mente, en su cuerpo, en el ámbito emocional y a su alrededor.

Tener autoconciencia es fundamental para desarrollar la inteligencia emocional, pues ésta influye directamente en la motivación y en el ambiente de trabajo de los socios o colaboradores e incluso en el ambiente creado en las reuniones con los clientes.

El abogado que se conoce a sí mismo, que tiene conciencia de lo que sucede en su mundo interior y en el mundo exterior y que es capaz de gestionar las emociones que le produce todo cuanto sucede le llevará a que entre su cuerpo, su lenguaje y sus emociones exista coherencia, lo que le mostrará ante los demás como alguien equilibrado que adopta decisiones racionales y justas.

Todo ello repercute, sin duda, en el rendimiento en su trabajo y en la consecución de objetivos.

 

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Escribe tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

EMPLEO Y CARRERA PROFESIONAL

Remuneración del Sector Legal 2022. Estudio de PAGE GROUP

todojuristas

Publicado

en



Hace unos días, PAGE GROUP España, publicaba el Estudio de Remuneración España 2022. Puedes acceder al estudio completo AQUÍ. PAGE GROUP España consta de varias marcas y servicios. A destacar: Page Executive, Michael Page y Page Personnel. Asimismo, entre sus divisiones, nos interesa especialmente la división de Tax & Legal, específica para el sector legal.

 

Según la compañía, el estudio fue realizado gracias al conocimiento de mercado y constante relación con clientes de PAGE GROUP. La información de dicho estudio fue resultado del análisis empírico y 4 fuentes de información: bases de datos, reuniones con clientes, entrevistas con candidatos y horas de trabajo.

 

Extracto del Estudio de Remuneración España 2022, Área TAX & LEGAL:

 

Overview 2022

El sector Legal ha estado marcado por el incremento de consultas acerca de Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), políticas de teletrabajo, despidos y prestaciones de desempleo, motivando el refuerzo del área de Laboral dentro de las firmas. Además, se han fortalecido los equipos especializados en Derecho Concursal para hacer frente al aumento de peticiones en este campo, a pesar de la prorrogación de la moratoria concursal. Por otro lado, la transformación digital que está viviendo el sector afectará a los procesos internos de las firmas, a la acción comercial de venta, así como al desempeño de la profesión como tal, adoptando el teletrabajo como algo normalizado dentro de un marco pautado

 

Qué demandan los despachos y empresas

El perfil estrella en la industria legal sigue siendo por segundo año consecutivo el especialista en Derecho Laboral e incluso algunos despachos que no ofrecían dicho asesoramiento, están optando por la incorporación de profesionales especializados para desarrollar esta especialidad. Destaca también un repunte en la demanda de profesionales en materia concursal, así como en la contratación de expertos en Capital Markets, Real Estate y M&A; mientras que los asesores fiscales siguen siendo perfiles muy solicitados en los despachos. En cuanto a las skills más demandadas, se valoran muy positiva[1]mente habilidades como la capacidad de generar confianza en los equipos, la escucha activa, la adaptación y flexibilidad.

 

Qué demandan los candidatos

Los candidatos/as del sector Legal cada vez valoran más las posiciones en las que exista un equilibrio entre la remuneración y la conciliación personal y profesional. En este sentido, el trabajo en remoto y la flexibilidad son elemen[1]tos que ganan importancia a la hora de escoger un proyecto. Por último, des[1]tacar cómo las nuevas generaciones esperan que las empresas les ofrezcan un plan de carrera definido y claro que les permita su desarrollo profesional.

 

Tendencia salarial

Si bien es cierto que la industria Legal no está viviendo una situación especialmente complicada, las cifras de mercado actuales indican que no nos encontramos ante un momento de bonanza salarial. Sin embargo, se observa que perfiles que actualmente tienen una alta demanda, como los laboralistas o incluso los expertos con conflictividad procesal, han podido notar un incremento de en torno a un 15% en su salario

Continuar Leyendo

CURIOSIDADES

¿Podría un Transexual llegar a Socio de un despacho de abogados?

todojuristas

Publicado

en



¿Podría llegar una persona transexual a socio de una firma de abogados? La respuesta es, -o debería ser- sí, pero ¿qué ocurre realmente? ¿Por qué apenas hay abogados o socios que manifiesten abiertamente su homosexualidad? ¿por qué casi ningún profesional defiende abiertamente su lucha LGBT+ desde el sector de la abogacía?

 

SPOILER: Esto no es un artículo de opinión que busca calificar o definir de nada al sector legal, un mercado amplio y con muchísimas variantes. Simplemente vamos a explicar la idiosincrasia de nuestro sector, -especialmente de las grandes firmas-, con el objetivo de llamar a la reflexión conjunta que nos lleve a establecer soluciones y medidas para mejorar.

 

Hace unas semanas, el tweet publicado por Iker Casillas incendiaba las redes sociales y ponía de manifiesto el contexto de la homosexualidad y el futbol profesional. Utilizando las mismas palabras que se mencionaba en un artículo sobre le futbol profesional masculino “Por estadística, hay abogados y socios homosexuales”. Pero ¿y transexuales? ¿hay algún abogado transexual en grandes firmas?

 

¿Ocurre algo parecido en la abogacía que en el futbol? Quizás la respuesta más fácil sería señalar que, precisamente nadie lo visibiliza porque está plenamente aceptado y superado, y eso hace que no sea un tema que preocupe ni del que se trate, pero ¿es realmente así?

 

Posiblemente, las características distintivas de nuestro sector y su seriedad, formalismo y “postureo” no favorecen ni apoyan a que nadie muestre abiertamente su condición sexual, existiendo miedo al cuchicheo y al qué dirán, o a que esto tenga consecuencias en su carrera profesional.

 

Asimismo, es posible que las políticas de contratación, y el ambiente previo generado en los procesos no favorece que una persona transexual aplique a trabajar en una gran firma de abogados. Es decir, se trata de fomentar y apoyar estas incorporaciones con políticas específicas de discriminación positiva, el no hacer nada no es síntoma de tolerancia.

 

No se trata de obligar a nadie a que muestre su condición sexual o luche por su defensa, o a que se incorpore o aplique a trabajar. Lo importante es que, quien quiera hacerlo, se sienta cómodo con ello y apoyado realmente (y no solo con palabrería).

Continuar Leyendo

EMPLEO Y CARRERA PROFESIONAL

¿Qué reclaman realmente los jóvenes a los despachos de abogados?

todojuristas

Publicado

en



¿Por qué muchas firmas continúan hablando de “lo que los jóvenes reclaman” cuando ninguna se ha parado a escuchar o hablar con ellos?

 

Casi cada semana recibimos mensajes de algunos de nuestros seguidores  (la mayoría jóvenes entre 21 y 35 años) describiendo la realidad de la abogacía y pidiendo consejo o ayuda. Esto nos permite tener una sensibilidad especial, cercanía y conocimiento de lo que está ocurriendo, y es preocupante.

 

Becarios obligados a seguir enlazando prácticas porque no les hacen un contrato, juniors a los que sus padres les pagan el piso para poder llevar una vida digna, abogados trabajando a altas horas en trabajos que no son urgentes o porque el socio no ha organizado o distribuido bien el trabajo, miedo a pedir las vacaciones, jóvenes que no pueden volver a su tierra en puentes y festivos porque no les permiten un día más de teletrabajo, becarios que no disfrutan de viajes o bodas de amigos porque tienen que trabajar…

 

Sí, esta es la realidad de nuestra profesión. Y lo más curioso, es que las firmas hablan de “lo que los jóvenes reclaman” cuando la mayoría de ellas nunca ha preguntado a estos jóvenes ni se preocupa realmente por lo que piensan.

 

A propósito de la celebración del día del joven abogado, os trasladamos a continuación algunos problemas que sufren los jóvenes de nuestra profesión y lo que reclaman:

 

Más tiempo libre y de ocio. La abogacía es existente, sobre todo en grandes despachos las jornadas son maratonianas, de 9 de la mañana a 9 de la noche. Las nuevas generaciones quieren tener tiempo libre. Esto no quiere decir que no se impliquen en un proyecto y estén dispuestos a trabajar puntualmente muchas horas. Lo que no quieren es salir a las 10 de la noche cuando no es estrictamente necesario, o cuando se podía evitar.

 

Teletrabajo real, lo cual no implica tener uno  o dos días a la semana de teletrabajo, sino disponer de la opción real de organizarse con viajes, ocio o eventos. Por ejemplo, permitir teletrabajar desde casa en periodos cercanos a vacaciones o puentes.

 

Implicación del despacho. En las firmas es bastante habitual que a los abogados que entran por prácticas se les vaya renovando cada seis meses cumpliendo con esas prácticas. También es habitual que les “obliguen” a seguir realizando cursos o masters para que puedan tener esas prácticas y no contratarlos.

 

Desconexión digital. Tener la opción de desconectar del trabajo una vez se acaba la jornada laboral. Esto no implica que no se atienda a los clientes o proyectos en caso de urgencia. El problema más habitual de la desconexión es que es el jefe quien la interrumpe, y habitualmente por cuestiones que no son urgentes y pueden esperar al día siguiente (y más habitualmente que derivan de no haber este enviado la información cuando debía).

 

Salarios dignos.  Es cierto que los grandes despachos ofrecen retribuciones dignas y, en algunos casos elevadas para captar talento. No obstante, gran parte de las boutiques y pequeños despachos no retribuyen correctamente a sus abogados. Muchas de estas boutiques que aparecen en rankings y medios como símbolo de éxito tienen a media plantilla como falsos autónomos, becarios haciendo trabajo de abogados y cobrando menos de veinte mil euros al año.

 

Confianza. Los jóvenes reclaman a los despachos que confíen en ellos como proyecto personal. Es decir, que les apoyen en sus momentos vitales importantes desde jóvenes, que se impliquen con ellos, que les ayuden a formarse, que respeten sus tiempos si todavía están realizando el máster de acceso o grado. Por ejemplo, que les permitan estudiar el Máster de Acceso, o les den tiempo para realizar el trabajo de fin de master mientras trabajan.

 

¿Y tú? ¿Qué reclamas del sector? ¿en qué debería mejorar?

Continuar Leyendo

Tendencia