Conecta con nosotros

MONTAR UN DESPACHO DE ABOGADOS

Cómo captar clientes en el sector legal

todojuristas

Publicado

en

Emprender supone hacer realidad una idea de negocio, ya sea mediante la producción de un bien o mediante la prestación de un servicio. Actualmente, en el ejercicio de la abogacía, son innumerables los abogados que deciden emprender, comenzar su andadura profesional por cuenta propia.

De esto derivan dos consecuencias directas: la primera es que la competencia en el sector legal ha ido subiendo como la espuma en las últimas décadas; la segunda, que ahora la misma cuota de mercado se reparte entre más profesionales.

Todo ello nos sitúa en un escenario vertiginosamente competitivo, en el que es imprescindible saber diferenciarse para atraer nuevos clientes y fidelizar aquellos que ya confían en ti como profesional. Ha llegado el momento de reinventarse, de buscar nuevas fórmulas para atraer clientes. Al fin y al cabo, la situación en la que nos encontramos no solamente va a servir para implantar con más fuerza el teletrabajo, sino también para saber aprovechar el lado positivo de Internet y de las redes sociales.

¿Qué hacemos entonces para conseguir clientes?

 

Aprovecha las ventajas de Internet

Los abogados más jóvenes no conciben la abogacía sin acudir a Internet, pues entienden que ofrece muchas ventajas para su negocio. De hecho, cada vez son más los que utilizan las redes sociales para llegar a potenciales clientes, algo que hace décadas resultaba impensable y que quizás juega a favor de las últimas generaciones de abogados, ya que están familiarizadas con ellas y que, sin embargo, suenan a chino para los abogados que cuentan con una larga trayectoria a sus espaldas y que sumergirse en este mundo les da verdadero pánico.

Lógicamente, no significa que a todos los abogados que utilizan Internet para promocionar sus servicios les lluevan los clientes, pero sí se traduce en la posibilidad de llegar a un público mucho más amplio que si nos limitamos a los medios tradicionales de captación de clientes.

La clave está en saber marcar la diferencia, en aportar valor y en saber ganarse la confianza de los potenciales clientes.

 

Identifica necesidades no cubiertas o problemas urgentes

Esta tarea es mucho más fácil de llevar a cabo si estás especializado en alguna rama concreta del Derecho o en un área específica de la misma. De esta manera, podrás conocer mucho más de cerca cuáles son las necesidades de la sociedad y qué es aquello que más les interesa en cada momento.

¡OJO! Puedes promocionarte para tratar de atraer a aquellos clientes que busquen satisfacer esas necesidades no cubiertas o resolver problemas urgentes, pero siempre respetando los principios deontológicos de la profesión en materia de publicidad.

Por ejemplo, no puedes publicitar tus servicios haciendo referencia a la situación en la que nos encontramos, es decir, al coronavirus, pero quizás sí puedes hacer hincapié en que eres abogado laboralista.

Se trata de buscar nichos de mercado concretos donde tu mensaje pueda causar impacto y llamar la atención, frente a mercados más generalizados donde quizás sea más complicado destacar entre la competencia.

 

Selecciona tú al cliente

Conocer qué es lo que demanda la sociedad te permitirá dirigir tus servicios hacia uno u otro tipo de clientes, de tal manera que vean reflejado en ti aquello que están buscando para solucionar sus problemas o para cubrir sus necesidades.

El cliente solamente estará seguro de contar con tus servicios si observa que tu trabajo va en la línea de lo que necesita en ese momento. Demostrar que eres especialista en una materia determinada y que tú eres quien mejor puede ayudarle, jugará a tu favor tanto para captar a ese cliente como para que éste esté dispuesto a pagar el valor de tus servicios, sin querer aprovecharse de lo que ofreces.

 

Cambia tu mentalidad

Hasta ahora, eras un mero usuario de Internet; en el momento en el que decides aprovechar las ventajas de Internet, te conviertes en un usuario activo que debe observar todo lo que pasa a su alrededor y que debe ir encontrando respuestas a todas las preguntas que se hace. Por ejemplo, ¿la competencia se anuncia en redes sociales? ¿Cuál es su propuesta de valor? ¿Qué ofrecen? ¿Puedes diferenciarte de esa competencia?

Ahora bien, es posible que te estés preguntando cómo vas a saber tú qué competidores se anuncian en Internet, qué ofrecen, qué novedades van introduciendo, etc. Para esto, existen algunos aliados, como las Alertas de Google, para estar al día de todo lo que se publica sobre el tema que sea de tu interés. ¿Qué es Google Alerts? Aquí tienes una pequeña descripción.

 

Diferénciate en Internet

Puede ser que tengas muy buenas habilidades comunicativas a la hora de tratar presencialmente con clientes, tanto actuales como potenciales, y es probable que tengas algo por lo que te puedan identificar fácilmente (tu forma de expresarte, tu trato con el cliente, etc.).

En Internet, también debes crear tu marca personal, tu identidad digital, de tal manera que el público te reconozca tanto por los servicios que ofreces como por el contenido que les haces llegar.

Si te limitas a crear una página web en la que simplemente detalles en qué materias trabajas, será muy difícil marcar la diferencia con la competencia. Sin embargo, si comienzas a proporcionarle información y conocimientos sobre el tema que preocupa a tus potenciales clientes, es bastante probable que llames su atención y que sienta curiosidad por conocer tus siguientes publicaciones, es decir, que esté pendiente de tu actividad en Internet.

Quizás no todo lo que publiques sea de su interés ni le afecte a su situación personal, pero es posible que conozca a una persona que también le pueda preocupar algún tema sobre el que tú has escrito. ¡BINGO! Ya tienes otro seguidor de tus redes sociales que, quizás, algún día, se convierta en cliente.

 

Adáptate a tu público

El Derecho se caracteriza por el uso de tecnicismos, latinajos, etc. que para una persona ajena al mundo jurídico son difíciles de comprender. No cometas el error de expresarte así en tu página web o en tus redes sociales; se trata de que los ciudadanos de a pie entiendan lo que quieres transmitirles, ya que solamente de esta manera podrán determinar si eres la persona que estaban buscando o no.

Por eso, es recomendable utilizar un lenguaje adecuado para explicar el tema sobre el que quieres hablar, pero al mismo tiempo accesible para que cualquier persona pueda entenderlo.

 

Constancia

El uso de Internet y de las redes sociales para llegar a un público más amplio no es una alternativa milagrosa que proporcione resultados nada más empezar. Esta estrategia requiere tiempo, tanto para crear tu contenido, analizar qué ofrece la competencia y cómo puedes diferenciarte, seleccionar tu perfil ideal de cliente, etc., como para empezar a tener visibilidad y que el público te conozca.

Has de tener paciencia; hay que sembrar antes de recoger, y si tu idea inicial no te proporciona resultados exitosos, no tires la toalla, busca otras opciones de reinventarte, de resultar original y de ser atractivo para los potenciales clientes. No todos los negocios de éxito encontraron su ‘fórmula mágica’ a la primera, sino que muchas veces es el fruto de intentarlo una y otra vez.

 

Crea relaciones con otros compañeros

La principal herramienta para iniciar y afianzar relaciones con otros compañeros son las redes sociales. ¿Cómo hacerlo?

  • Puedes tratar de conocer a aquellos compañeros que tienen un público fiel a su contenido para comentar sus publicaciones, compartir su contenido, etc. Esto hará que te vean como un compañero con el que poder entablar conversación y no como un rival, pero también hará que su público empiece a conocerte.
  • Sé humilde ante todo; no trates de desprestigiar a otros compañeros ni de quedar por encima de ellos porque esto solamente se convertirá en piedras sobre tu tejado y creará rechazo entre los internautas. Tu opinión y tu contenido son tan válidos como los de tus compañeros.
  • Propón colaboraciones a compañeros que se dediquen a las mismas materias que tú. Por ejemplo, realizar una publicación conjunta, hacerle una entrevista para difundirla en tus redes sociales… e incluso, por qué no, colaboración profesional, aunque este acuerdo debe cerrarse por otras vías distintas a las redes sociales.

 

No olvides otras herramientas virtuales

Crear tu página web, tu blog y tu perfil profesional en redes sociales es muy positivo para aumentar tu audiencia. Ahora bien, no olvides que el mundo virtual nos ofrece otras muchas herramientas que pueden servir de guía a potenciales clientes para decidirse a contratar nuestros servicios.

  • Por ejemplo, puedes incluirte en directorios de abogados, especificando tu zona geográfica y/o especialidad. En este caso, también es importante que trates de identificar algún detalle que te diferencie del resto, pues normalmente los directorios consisten en un listado de profesionales y, por lo tanto, debes buscar algo que te haga destacar entre los demás.

Piensa que llamar la atención del usuario que ha llegado a ese directorio puede convertirse en una oportunidad para ti.

  • Por otro lado, también es importante que crees tu ficha en Google My Business, pues esto te permitirá dar a conocer tu ubicación, incluir imágenes de tu despacho e incluso tuyas y obtener feedback de tus clientes a través de las reseñas.
  • SEO o posicionamiento en buscadores. Se trata de una estrategia que pretende mejorar el posicionamiento en los buscadores (fundamentalmente, Google, que es donde acude todo el mundo) para que a los potenciales clientes les resulte más sencillo encontrar tu web, blog, redes sociales, etc.

Si no sabes muy bien cómo hacerlo, siempre puedes contactar con algún experto en este tema, aunque te suponga realizar una pequeña inversión que, probablemente, a medio y largo plazo te resultará rentable.

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Escribe tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

MONTAR UN DESPACHO DE ABOGADOS

Guía para crear la ficha de Google para tu despacho de Abogados

todojuristas

Publicado

en

Como en cualquier otro servicio, lo primero que hace un cliente cuando busca un despacho es ponerlo en Google. Uno de los aspectos más importantes en toda actividad profesional es ser visibles a un público cada vez mayor.

Seguro que cuando has buscado por ejemplo  un restaurante en Google te has fijado que a la derecha aparece una ficha en la que se detalla el horario, sitio web, teléfono, localización (enlazado con Googlemaps). Esto ayuda mucho a encontrar el lugar, y el que esta información exista marca la diferencia.

La visibilidad interesa a todos los abogados, pero en especial a los abogados autónomos que comienzan su andadura profesional, ya que, salvo en contadas ocasiones, no cuentan con una cartera de clientes que les aporte desde el principio estabilidad económica.

Aunque los inicios nunca son fáciles, actualmente Internet ofrece múltiples posibilidades al alcance de todos, básicamente porque son gratis. Entre estas opciones, se encuentra la de crear una ficha de tu despacho en Google, de tal manera que si una persona te busca en Google, aparecerá tu ficha de despacho a la derecha de los resultados.

¿Te interesa? Vamos a ver cómo se hace.

El primer paso es acceder a la web de Google My Business, lo que podéis hacer a través del siguiente enlace: https://www.google.com/intl/es_es/business/.

Deberemos iniciar sesión con nuestra cuenta de Google.

Una vez hemos iniciado sesión, clicamos en ‘Gestionar ahora’. Puedes hacerlo tanto en el botón que aparece en la parte superior derecha de la pantalla o en el botón que se encuentra justo debajo del texto que explica qué ofrece Google My Business.

Es el momento de comenzar a crear nuestra ficha de despacho y, para ello, seguiremos una serie de pasos:

1. Nombre del despacho

Aparece una pantalla en la que podemos introducir el nombre de nuestro despacho. Existen dos posibilidades:

  • Que con anterioridad hayamos agregado nuestro despacho a Google, en cuyo caso aparecerá tan pronto como tecleemos su nombre en el espacio que podemos utilizar para ello.
  • Que nunca hayamos agregado nuestro despacho a Google, en cuyo caso haremos clic en ‘Agrega tu negocio a Google’.

Veámoslo con un ejemplo.

Supongamos que nunca hemos agregado nuestro despacho a Google, por lo que utilizamos la segunda de las posibilidades descritas anteriormente. Automáticamente, se abre una nueva pantalla llamada ‘¿Cómo se llama tu empresa?’.

En el espacio de ‘Nombre de la empresa’ escribiremos el nombre de nuestro despacho (por ejemplo, DESPACHO DE ABOGADOS) y clicaremos en ‘Siguiente’.

2. Categoría de empresa

El paso anterior nos lleva a una nueva pantalla, denominada ‘Elige la categoría que mejor describa tu empresa’.

¿Qué utilidad tiene esta pantalla? Ayudar a los usuarios o clientes a encontrar nuestro despacho cuando busquen, por ejemplo, servicios jurídicos.

Para determinar la categoría de nuestra actividad, Google My Business cuenta con unas opciones predeterminadas, de manera que, según vayamos escribiendo, nos aparecerán distintas categorías de negocios para seleccionar aquella que mejor se adapte a nosotros, ya que no permite introducir una categoría no contemplada en ese listado.

Por ejemplo, si escribimos legal, nos aparece la categoría de ‘Servicios legales’, que parece ajustarse a lo que ofrece nuestro despacho de abogados.

Una vez hayamos escogido la categoría de negocio, de nuevo hacemos clic en ‘Siguiente’.

3. Ubicación del despacho

Nos encontramos con una nueva pantalla que nos ofrece la posibilidad de indicar la ubicación de nuestro despacho, que aparecerá tanto en Google Maps como en Google Search cuando los usuarios busquen nuestro negocio.

No es obligatorio agregar la ubicación, por lo que añadirla o no dependerá de tus intereses y preferencias. Tanto si queremos mostrar nuestra dirección como si no, seleccionaremos la opción que queramos y, a continuación, haremos clic en ‘Siguiente’.

Si decidimos no incorporar la dirección, veremos que en la barra que aparece justo en la parte inferior de cada pantalla, saltaremos directamente un paso y medio. De esta manera, nos encontraremos en la pantalla que permite (no es obligatorio) indicar, no ya una dirección concreta, sino una o varias zonas más amplias en las que prestamos nuestros servicios. Por ejemplo, y así sale por defecto, ‘Sol, Madrid, España’, a la que podríamos añadir, por ejemplo, la zona de Plaza Castilla (‘Castilla, Madrid, España’).

Podemos añadir tantas zonas como queramos y, si nos equivocamos al seleccionar alguna o preferimos no mostrar todas las zonas, tenemos la opción de eliminarlas pulsando en la ‘X’ que aparece a la derecha de cada zona.

Si decidimos incorporar la dirección, aparecerá una nueva pantalla en la que deberemos aportar los datos de esa dirección y clicar en ‘Siguiente’.

Por ejemplo, España, C/ Alcalá, 43, 28014, Madrid, Madrid.

Si existen coincidencias o similitudes con otros negocios en la misma zona que se ajusten a la categoría de servicios que nosotros prestamos, aparecerá una nueva pantalla en la que se nos preguntará si nuestro negocio es alguno de los que ahí se nos muestran. Si no es así, simplemente clicamos en ‘Ninguna de estas opciones’ y, a continuación en ‘Siguiente’.

En la nueva pantalla, se nos preguntará si prestamos servicios a nuestros clientes fuera de la ubicación que hemos facilitado con anterioridad, pudiendo responder ‘Sí’ o ‘No’.

Si marcamos ‘Sí, ofrezco mis servicios fuera de mi ubicación’ como respuesta, se cargará una nueva pantalla para añadir, si lo deseamos, las zonas en las que atendemos a nuestros clientes. Esta pantalla es idéntica a la que hemos explicado en el paso 3 cuando decidimos no incorporar la ubicación del despacho. Si recordáis, cumplimentar esta pantalla es opcional, por lo que tanto si marcamos otras zonas de prestación de servicios como si decidimos no hacerlo, accederemos a la última pantalla.

Si marcamos ‘No’, el proceso de creación de nuestra ficha de despacho nos llevará directamente a la última pantalla.

 

4. Información de contacto

La última pantalla tiene carácter opcional, de manera que podemos aportar los datos que solicita u omitirlos. Estos datos son los siguientes:

  • Número de teléfono.
  • Sitio web del despacho. En este caso, tenemos tres posibilidades:
  • Podemos insertar la URL de nuestro sitio web.
  • Podemos indicar que no necesitamos un sitio web.
  • Podemos obtener de Google en ese momento y de manera gratuita un sitio web creado a partir de la información que hemos ido facilitando durante el proceso de creación de nuestra ficha de despacho.

5. Fin y gestión de la ficha

Para terminar, Google My Business nos dice de qué forma podremos gestionar nuestro despacho: promocionándolo con fotos y publicaciones, realizando un seguimiento de las analíticas del despacho para comprender mejor a los clientes y pudiendo responder a las reseñas que realicen nuestros clientes.

Hacemos clic en ‘Finalizar’ y la ficha estará creada.

6. Verificación de la ficha

Para comenzar a gestionar nuestro despacho a partir de la ficha que acabamos de crear, tendremos que verificar la ficha. ¿Cómo se hace? Dependerá del tipo de empresa para el que hayamos creado la ficha:

  • Con carácter general, se realizará mediante correo postal, de manera que Google enviará a la dirección que hemos facilitado una tarjeta que contiene el código de verificación.
  • Por teléfono, cuando en el momento de crear la ficha de nuestro despacho nos aparezca esta opción, ya que está reservada para determinadas categorías de empresas.
  • Por correo electrónico. Ocurre lo mismo que en el caso anterior, ya que no es una opción disponible para cualquier categoría de empresa.
  • De forma instantánea. Esta posibilidad podremos utilizarla cuando hayamos verificado nuestro sitio web con Google Search Console y hayamos iniciado sesión en Google My Business con la misma dirección de correo electrónico que habíamos utilizado para verificar el sitio web con Search Console.
  • En bloque, opción únicamente disponible para empresas con más de diez ubicaciones.

En cualquiera de estos casos, recibiremos un código de verificación que deberemos insertar en la aplicación de Google My Business. De esta manera, la información de nuestro despacho se publicará en la Búsqueda de Google, en Google Maps y en otros servicios de Google.

 

7. ¿Puedo añadir más datos adicionales?

¡Claro!

Una vez hemos creado nuestra ficha de despacho, podremos configurar algunos otros datos, como los siguientes:

  • Horario de atención al público.
  • Publicación de imágenes, tanto por el propietario o administrador de la ficha como por los clientes. Esta opción está más bien orientada a mostrar los productos que pueden comprarse o consumirse en un negocio concreto, por lo que quizá resulta más útil para otro tipo de negocio (por ejemplo, un restaurante) y no tanto para un despacho de abogados.
  • Publicación de imágenes del interior y del exterior del despacho.
  • Fotos de los miembros del despacho.
  • Publicación de novedades relacionadas con el despacho: especialización en una nueva rama del Derecho que permite ampliar nuestros servicios, promociones o descuentos a la hora de contratar nuestros servicios (por ejemplo, primera consulta gratuita), etc.

 

8. ¿Qué otra información puedo obtener al crearme una ficha de despacho de Google?

Google My Business elabora una serie de estadísticas que pueden resultar muy útiles para que nosotros, como abogados, conozcamos aspectos como los siguientes:

  • Cómo buscan los clientes nuestro despacho, es decir, qué consulta han realizado en Google para buscar nuestro despacho.
  • Cómo encuentran los clientes nuestro despacho, es decir, si lo han hecho de manera indirecta, tecleando el nombre de nuestro despacho, etc.
  • Dónde nos encuentran nuestros clientes, es decir, si a través de la propia Búsqueda de Google o a través de Google Maps, con la dirección que hemos introducido en el momento de crear nuestra ficha.
  • Qué acciones realizan nuestros clientes, como por ejemplo visitar nuestro sitio web si lo hemos facilitado, dejar una reseña, realizar una llamada…

Continuar Leyendo

MONTAR UN DESPACHO DE ABOGADOS

Conseguir clientes para Abogados

todojuristas

Publicado

en

conseguir clientes para abogados

Conseguir clientes para abogados no es una tarea sencilla, por varios motivos: en primer lugar, por la enorme competencia que existe actualmente en el sector legal; en segundo lugar, porque hoy en día los ciudadanos son muy reticentes a pagar a cambio de recibir la prestación de un servicio jurídico; en tercer lugar, porque los abogados también tienen que hacer las veces de comerciales de sus propios servicios y muy rara vez reciben formación en este sentido.

Por eso, una pregunta muy frecuente al comenzar la andadura profesional en este sector es cómo conseguir clientes para abogados. Si eres abogado ejerciente o lo serás dentro de poco, a continuación puedes encontrar unos consejos que quizás te ayuden a captar tus primeros clientes.

Conseguir clientes para abogados respetando las normas deontológicas

El sector legal es uno de los que más restricciones encuentra a la hora de publicitar sus servicios para captar clientela. Por este motivo, es fundamental que conozcas cuáles son las normas deontológicas que se pronuncian al respecto, ya que su incumplimiento podría acarrear responsabilidad disciplinaria.

En este sentido, puedes consultar el Estatuto General de la Abogacía Española y el Código Deontológico de la Abogacía Española, que recogen los parámetros que debes respetar a la hora de hacer publicidad de tus servicios legales y las infracciones que te podrían imponer si quebrantas esos principios.

Conseguir clientes para abogados a través de Internet

El uso de Internet es una herramienta básica en el día a día, y por qué no aprovechar sus ventajas para llegar a un público mucho más amplio. ¿Cómo?

  • Crea tu perfil en redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram, Youtube…). De esta manera, puedes ofrecer un trato cercano a los usuarios, dándoles a conocer tus servicios, poniendo a su disposición pequeñas píldoras de conocimiento, etc.
  • Crea tu ficha de abogado en Google My Business. Es una herramienta adecuada para posicionarte en Google cuando las personas te busquen y ofrece la posibilidad de obtener feedback a través de las reseñas de aquellos que hayan contratado tus servicios, lo que permite que otras personas puedan tener una idea de cómo trabajas.
  • Invierte para publicitarte en portales virtuales, ya sean estrictamente jurídicos o no. Si con el tiempo esta publicidad no te reporta ningún beneficio, siempre puedes cancelarla.

Conseguir clientes para abogados marcando la diferencia

Como decíamos al principio, el sector legal es altamente competitivo, ya que el número de abogados que ejercen en España es inmenso y todos tienen algo que aportar.

Esto hace surgir la necesidad de diferenciarte de tus compañeros, algo que puedes hacer de muchas maneras. Por ejemplo, especializarte en materias novedosas con las que otros muchos compañeros no se atreven, adaptarte al público para que comprendan los contenidos que les haces llegar, dar facilidades en cuanto al pago de honorarios (por ejemplo, en plazos), etc.

La adaptación a tus clientes o potenciales clientes es muy importante, ya que tú eres el mejor comercial de tus servicios; nadie mejor que tú conoce qué servicios prestas y cómo los prestas. Por ello, la forma de dirigirte a ellos y de hacer que comprendan qué hay que hacer en su asunto y por qué hay que hacerlo así hará que te ganes su confianza y que alcancen a ver todo el trabajo que hay detrás y que habitualmente suele ser invisible para los clientes.

Conseguir clientes para abogados a través de la relación con compañeros

Relacionarte con tus compañeros siempre es algo positivo:

  • Crearás un vínculo con ellos, por lo que siempre podréis apoyaros mutuamente, dar vuestro parecer ante las dudas que surjan respecto a un asunto determinado o incluso sustituiros en un juicio o una vista si fuera necesario.
  • Puedes proponerles relaciones de colaboración, de tal manera que podáis trabajar juntos en un asunto determinado o, incluso, si por ejemplo os dedicáis a materias distintas, podéis recomendaros a vuestros respectivos clientes para llevar asuntos sobre esas materias concretas.
  • No te limites solamente a conocer a los compañeros que están colegiados en el mismo Colegio de Abogados que tú; amplía horizontes y entabla conversación con otros compañeros a través de redes sociales, ya que este simple gesto puede hacerte ganar compañeros, pero también clientes o simplemente seguidores en tus redes sociales que den publicidad a tus contenidos.

Tanto si eres un abogado joven que lleva poco tiempo ejerciendo o te vas a colegiar próximamente, como si eres un abogado experimentado que busca nuevas vías para llegar a un mayor número de personas, esperamos que te hayan servido estos consejos para conseguir clientes para abogados.

 

Continuar Leyendo

MONTAR UN DESPACHO DE ABOGADOS

Logotipos de Abogados

todojuristas

Publicado

en

Diseñar logotipos para abogados puede ser una tarea sencilla si tienes claro cómo quieres que sea. Sin embargo, si no tienes una idea muy definida, puede ser una tarea más compleja de lo que parece.

El logo tiene mucha importancia, ya que será la imagen del abogado o de la firma legal, de manera que, con el paso del tiempo, la gente asociará ese logo con un profesional o un bufete concreto. Por eso, es importante que el logo sea coherente con la estrategia comercial del abogado, pero también con sus gustos, ya que debe sentirse cómodo.

Un abogado es un profesional que debe transmitir confianza, cercanía, profesionalidad y seriedad con su trabajo. Por eso, a la hora de crear tu logo de abogado, debes tener en cuenta qué valores quieres transmitir a tus posibles clientes.

ELEMENTOS A TENER EN CUENTA EN EL DISEÑO DE UN LOGOTIPO DE ABOGADOS

La transmisión de valores es fundamental y, por eso, debes tratar de plasmarlos en tu logo, para hacerlos llegar al cliente.

Para ello, hay una serie de elementos que ayudan a transmitir dichos valores:

-El color. No es habitual utilizar colores demasiado llamativos, como el naranja o el amarillo, sino que la tendencia es usar colores neutros y elegantes, como el negro, el gris o el azul.

-La tipografía. Quizás es el elemento más flexible, ya que existen innumerables variedades de tipografía y juega un papel importante el gusto personal del abogado. No obstante, es importante que con la tipografía escogida, se transmitan valores como cercanía, solidez, confianza…Esa transmisión se puede lograr tanto con tipografías clásicas como con tipografías modernas, siempre que no difieran mucho de los valores que se pueden transmitir o que no tengan un estilo inteligible.

-Los símbolos. Los logotipos de abogados suelen reflejar las iniciales del profesional, la simbología propia de la justicia o juegos de líneas y formas que dejan entrever las iniciales o una referencia a la justicia.

CATEGORÍAS DE LOGOTIPOS DE ABOGADOS

– Logotipos de abogados minimalistas

Los diseños minimalistas, a menudo, suelen estar formados por un fondo liso y un texto simple cuyo contenido es el nombre del abogado o del despacho y la profesión, por lo que la lectura visual es rápida y sencilla.

logotipos de abogados

-Logotipos de abogados gráficos

Los diseños gráficos muestran la actividad o el sector al que se dedica la empresa, que en este caso sería el sector legal. Suelen reflejar creatividad para llamar la atención del público.

logotipos abogados

– Logotipos de abogados manuscritos

Este tipo de diseño puede ser cualquiera de los anteriores, pero, por ejemplo, el nombre y la actividad son escritos manualmente por el abogado, lo que, sin duda, aporta un carácter único y muy personal. También cabe la posibilidad de utilizar tipografías que simulan con gran acierto la escritura tradicional.

Lógicamente, si la letra del abogado no se entiende muy bien, es mejor no acudir a este tipo de diseño.

logotipos abogados

– Logotipos de abogados script

Cuando hablamos de logos script, nos referimos a aquellos que se crean a partir de la caligrafía cursiva, es decir, se trata de una tipografía ligeramente inclinada hacia la derecha y que, al igual que los anteriores, también reflejan ese toque personal del abogado.

logotipos abogados

– Logotipos de abogados lettermarks o monogramas

Quizás, esta categoría de logotipos no es habitual en el sector legal, pero también podría utilizarse. Consiste, básicamente, en jugar de manera gráfica con iniciales o siglas, de tal manera que conformen un símbolo.

Esta categoría podría resultar de interés, por ejemplo, para firmas legales internacionales, ya que podrían llegar a un público mucho más diverso en cuanto al idioma.

logotipos abogados

-Logotipos de abogados denominados imagotipos

Este tipo de diseño está compuesto por un icono y el nombre de la empresa, de manera que combina la representación gráfica con la representación de texto, sin que estas representaciones lleguen nunca a mezclarse.

logotipos abogados

Si aún no tienes muy clara tu idea, esperamos que estos ejemplos te hayan servido para diseñar tu logotipo de abogados.

Continuar Leyendo

Tendencia

Copyright © 2019 Todojuristas.com Todos los Derechos Reservados