Conecta con nosotros

CURIOSIDADES

¿Cómo entrar en el mercado laboral si estudias Derecho?

todojuristas

Publicado

en

Cuando estás estudiando, ya sea durante la carrera o en el máster de abogacía, es casi imposible que te contraten sin tener experiencia y sin poder ejercer.

Actualmente, debido a la gran oferta de jóvenes aspirantes a abogados que salen cada año de las universidades, las firmas de abogados han profesionalizado su forma de captar y reclutar talento. Esto ha llevado, entre otras cosas, a que los departamentos de Recursos Humanos hayan ganado un mayor peso dentro de estas organizaciones o a que los procesos de selección sean llevados por empresas externas que gestionan todo el proceso.

 

¿Qué buscan los empleadores?

Es cierto que en determinadas grandes firmas sí que tienen en cuenta la universidad de origen porque tienen convenios firmados con las mismas, además estas universidades tienen bolsas de empleo específicas e incluso organizan sus propias ferias de empleo, pero en la gran mayoría de despachos se llevan a cabo reclutamientos menos exigentes  No buscan universitarios académicamente insuperables, ni buscan grandes logros o premios, sino a estudiantes que puedan resolver los problemas con los que suele tratar el bufete, que encajen en el equipo, que sean de confianza y a un coste por empleado razonable.

banner

A pesar de que las tasas de empleabilidad e incorporación al mercado laboral no son especialmente altas, el estudiante debe enfocar la búsqueda de empleo de una forma positiva y proactiva, sin ideas ni planteamientos catastrofistas.

En consecuencia, los aspirantes deben centrar su atención en lo positivo, en sus cualidades, en su actitud, en lo que pueden cambiar y no en lo que queda fuera de su alcance. Tienn que actuar en los ámbitos de sus vidas donde realmente puedan obtener una mejoría sin perder el tiempo, explotar sus puntos fuertes, minimizar los puntos en los que flaquean y establecer un plan para ser un candidato más atractivo, a través de las habilidades que les hacen destacar y que les aportan un valor diferencial frente al resto.

 

Competencias personales que se buscan:

  1. Saber venderse. Además de serlo hay que parecerlo.
  2. Tu capacidad para generar una red de contactos (Networking).
  3. Que sepas buscar oportunidades o generarlas.

 

¿Dónde suelen buscar?

La metodología dependerá de cada despacho, e incluso de cada proceso y de las posiciones que se pretendan cubrir. En posiciones más junior, normalmente, en primer lugar, los reclutadores suelen consultar su base de datos de currículums que han sido enviados a través de la plataforma interna de gestión de curriculums de la firma. Además, también consultarán las candidaturas presentadas esporádicamente y las bolsas de empleo de las universidades o asociaciones con las que colaboren.

Por lo tanto, envía candidaturas espontáneas, a través de correos electrónicos. Utiliza las bolsas de empleo de las universidades, los colegios profesionales y las asociaciones jurídicas; los reclutadores buscarán en lugares donde se aporta formación. Detalle importante: En las ferias de empleo quédate con el contacto de la persona que te va a atender en el futuro.

 

Ahora bien, ¿qué pasa con LinkedIn?

LinkedIn no siempre es una herramienta de búsqueda activa de candidatos por parte de los headhunters, pero sí que supone un cribado de candidatos. Es decir, los headhunters sí que consultan el Linkedin de sus candidatos de forma previa a una llamada telefónica. Por lo tanto, se debe poner la URL al perfil de LinkedIn en el currículum como una forma de facilitarles el trabajo a la hora de buscar al candidato. Eso sí, la información que se muestre en LinkedIn debe ser extensa y complementaria que la que aparece en el currículum.

 

¿Cómo buscamos oportunidades laborales?

Muchas oportunidades se crean a través de una red de contactos de confianza dentro de tu área de especialidad o dentro del sector jurídico. Es importante darte a conocer y que tus contactos sepan en qué área estás centrado y que estás interesado e ilusionado en desarrollarte profesionalmente en ella. La búsqueda de empleo no se realiza solo de forma activa, sino que es importante que muestres tu trabajo día a día para que surjan oportunidades.

Es importante detectar y conectar con profesionales de la especialidad y del sector deseados. En LinkedIn funcionan mejor las invitaciones de carácter personalizado: primero entrar en el perfil del contacto que resulte interesante, después escribirle personalmente y una vez acepten la invitación dar las gracias.

Los perfiles que pueden interesar para establecer una buena red de networking son técnicos de selección, responsables de RRHH, área manager, jefes de proyecto, socios/gerentes/owners, etc. Una vez que localizas la empresa a la que se quiere aspirar, toca buscar a este tipo de perfiles que estén dentro del despacho e ir creando redes dentro de los mismos. Lo único que va a perdurar con el paso de los años es la calidad de los proyectos en los que uno ha estado involucrado y su red de contactos.

 

¿Qué necesita el mercado y qué me falta?

¿Qué tipo de profesional quieres ser? ¿Qué crees que puedes ofrecer al mercado? Demuestra que sabes detectar e incluso crear oportunidades, haz seguimiento de todas ellas y céntrate en las que más se adecúen a tus intereses.

Los conocimientos técnicos y académicos son muy valorados por el mercado, pero además se valoran otras cualidades como la resiliencia, el esfuerzo, la proactividad, la autonomía, la capacidad de adaptación, etc. Es importante ser un buen profesional, pero también se debe aparentarlo y generar oportunidades para demostrarlo. Otro consejo interesante es que busques un mentor o grupo de mentores al inicio de tu carrera profesional que tengan un reconocimiento en las áreas en las que quieres especializarte. Observa y conoce el camino que han seguido para alcanzar el éxito y pregúntales todas tus dudas.

Artículos relacionados

Últimas entradas

WordPress PopUp Plugin