Conecta con nosotros

HABILIDADES & MANAGEMENT

Cómo transformar tu blog en el mejor blog jurídico con 8 ideas

Yahaira

Publicado

en

Si has decidido crear tu página web, o tu despacho ya cuenta con un portal en internet, ya sabrás que uno de los puntos más importantes es tu blog jurídico. Allí podrás tener un espacio dedicado a tus clientes en donde podrán conocer mejor tu trabajo y también conocerán tus novedades. Una web potente exige un contenido de calidad y coherente a los intereses de tus visitantes. ¿Y qué mejor lugar que tu blog jurídico?

Contar con un blog corporativo es el escaparate perfecto para potenciar tu marca personal y la de tu negocio jurídico, porque es una herramienta clave para dar visibilidad a tu trabajo a tus clientes y potenciales clientes. Cuando desarrollamos una página web creemos que un blog es una tarea fácil, creemos que simplemente es subir contenido en internet y listo. Ya lo leerán… No obstante, nunca antes hemos estado tan lejos de la realidad. Si queremos que nuestro blog sea el mejor blog jurídico, hay que cuidar una serie de aspectos que son imprescindibles para que nuestro blog jurídico sea atractivo y sea diferente al resto. ¿Quieres saber más? Aquí tienes ocho ideas de aplicación inmediata para que tu blog sea un éxito.

  • Utiliza un lenguaje atractivo y comprensible

Antes de nada debemos cuestionarnos quién va a leer nuestro blog. ¿Abogados? ¿Médicos? ¿Estudiantes de derecho? Un lenguaje adecuado a nuestro público lector podrá ser la clave para que nos lean. Y, sobre todo, para que nos entiendan y quieran leer más.

  • Cuida el diseño y la experiencia de navegación

El diseño importa y la experiencia de navegación también. ¿Qué quiero decir con ello? Básicamente, debemos garantizar que la gente no se perderá entre páginas eternas o enlaces que no conducen a ninguna parte en tu blog. ¿Cuántos clicks haces si quieres leer todo el blog jurídico de tu página web?

Por otro lado, cuida los colores y el estilo de letra de tu blog. Si utilizas colores que no contrastan entre ellos, corres el riesgo de que no se pueda leer bien el contenido. No utilices blanco de fondo y gris flojo como color de letra. No podrás leer a gusto.

  • La parte técnica también importa

Si eres de los que suben un artículo y desconoce que se deben rellenar otros campos técnicos que tienen relación con el artículo estás desaprovechando tu contenido. A la hora de publicar un artículo en tu web debes prestar atención a plugins como YoastSEO que facilitan a Google el trabajo de posicionar tu contenido en internet. Por ejemplo, con YoastSEO puedes añadir palabras clave de tu artículo (keywords). Así, tu artículo se relacionará de forma natural con esas palabras que se buscan en internet y son clave para tu despacho.

  • Estructura de tu blog jurídico

La estructura de tu blog es la columna vertebral de este. ¿Cuántas categorías habrán? Por ejemplo, artículos dedicados a derecho de familia, publicaciones en medios de comunicación, publicaciones de interés para la hostelería, novedades del despacho… Antes de crear tus categorías, no te olvides de apuntarlas en una hoja para saber si realmente son necesarias o no.

Además, qué pasa con las otras páginas de tu página web? Es decir, ¿por qué no vincular un formulario o la sección de tu equipo en algún lugar? Cada diseño es único y puedes jugar con las diferentes páginas de tu web para enlazarlas mejor y que no solo lean tu blog sino que también, te conozcan.

  • Diseño responsive

Cuando creamos un blog en nuestra página web corporativa no podemos olvidar que la mayor parte de las visitas serán a través del móvil. ¿Has comprobado si tu blog jurídico puede visualizarse sin error en todos los dispositivos?

  • Titulares cuidados y a la altura de tu marca

Tan importante como el contenido del cuerpo de tus artículos son los titulares. Trata de que tus titulares no sobrepasen los 60 caracteres con espacios, utiliza negritas e hipervínculos a otros artículos o páginas web para generar autoridad y apoyarte en otro material.

  • Visibiliza al autor del artículo y la firma del despacho

Un detalle vistoso y curioso es añadir al final del artículo la foto profesional del autor y su contacto. Tal vez tras la lectura de tu artículo quieran llamar o enviar un mensaje. Si añades tu foto y tu nombre serás más accesible y cercano. Por cierto, siempre puedes añadir un Call to action para que te llamen.

  • Planificación y organización, por favor

Un blog jurídico requiere de contenido y de orden. Si no tengo una estrategia de contenido para mi blog jurídico será muy difícil (por no decir imposible) crear contenido de forma constante y duradero en el tiempo. El éxito reside en la constancia y la calidad a medida. No desperdicies tu tiempo con artículo sin interés para tus clientes y sin sustancia para su lectura.

Esto no se acaba aquí: conclusiones

Ahora ya conoces 8 ideas claves y de aplicación inmediata en tu blog jurídico. Transformar tu blog en un blog jurídico atractivo y llamativo requiere trabajo y constancia. Además, no nos podemos olvidar de hacer uso de otros recursos como son el video o el formato audio. En otros artículos como (https://www.todojuristas.com/blog/el-arte-del-podcasting-tu-proxima-habilidad-abogado/) o (https://www.todojuristas.com/blog/te-lei-te-entendi-y-te-comprendi-copywriting-juridico/) puedes aprender más sobre cómo transformar tu blog en un blog jurídico de éxito. ¿A qué esperas?

yahaira

Yahaira Agredo VelásquezEspecialista en comunicación y marketing jurídico. Colaboradora y community manager de Todojuristas.

[/vc_column][/vc_row]

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Escribe tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

HABILIDADES & MANAGEMENT

Descubre cómo es el cliente ideal para tu despacho

Yahaira

Publicado

en

Sabemos que el cliente ideal es aquel que paga. Y si paga bien pues mejor. Para llegar a esta acción en la que nuestro cliente acude a nuestro despacho y, además, paga y paga bien, nuestro servicio habrá sido a priori todo un éxito. Un buen abogado o abogada tiene que tener muy claro que para llegar a este punto deben suceder una serie de pasos previos en los que nuestro cliente ideal o buyer persona es fundamental en la estrategia de visibilidad de nuestro despacho.

De igual forma, quiero dejar claro que, el éxito de nuestro servicio jurídico no pasa por “ganar o perder un caso” sino más bien, que se haya cumplido con lo que se espera de un buen profesional del derecho.

¿Qué es un cliente ideal o buyer persona?

Se trata de un personaje ficticio que se construye a partir de la etnografía de una población (sexo, costumbres, edad…), con perfil psicológico y comportamientos similares. No tenemos que pensar que se trata de atraer solo un tipo de cliente ideal, podemos tener más de un cliente ideal, es decir, diferentes representaciones ficticias de nuestros clientes ideales.

¿Por qué es fundamental tener claro nuestro cliente ideal?

Entender cómo es la persona que puede contratarnos y que además queremos tener en nuestro despacho es imprescindible. Nuestro cliente ideal nos ayudará a desarrollar una estrategia de negocio adaptada a nuestros intereses y a los suyos. Así nuestra labor estará más orientada a las soluciones que busca cuando tiene problemas jurídicos y busca a un abogado o abogada.

  • Podrás ofrecer un servicio real que cubra las necesidades reales de tu cliente.

  • Podrás definir mejor tu estilo de comunicación y tu contenido.

  • Te será más fácil diseñar las campañas de publicidad de tu despacho.

  • Tu contenido del blog de tu página web será de interés para los lectores que deseas.

Aviso: buyer persona y público objetivo no son lo mismo

A menudo escuchamos decir que el público objetivo y tu cliente ideal son lo mismo. No es cierto y vamos a ver un ejemplo:

  • Público objetivo: mujeres y hombres, de 30 a 35 años, casados, graduados en medicina, con ingresos promedios mensuales de 45.000 euros que les gusta viajar.

  • Buyer persona: Marina tiene 33 años, es doctora y tiene experiencia en el área de traumatología infantil. Piensa desarrollarse profesionalmente haciendo una maestría fuera de España. Le encanta viajar, es soltera y siempre ha querido ejercer su profesión fuera de España.

¿Podemos ver la diferencia?

Por un lado, el público objetivo no es una representación ficticia y personalizada de nuestro cliente. Se trata de una generalidad que abarca a gran parte de la sociedad y le falta “humanidad”.

¿Cómo puedo crear el cliente ideal para mi despacho?

Antes de nada, debemos plantearnos las preguntas correctas:

  • ¿Quién es tu cliente ideal? (características físicas y psicológicas de la persona que acude a tu despacho).

  • ¿Qué tipo de contenido le interesa sobre tu sector?

  • ¿Cuáles son las actividades más comunes que lleva a cabo? (tanto profesionales como personales).

  • ¿Qué nivel de estudios tiene? ¿Tiene obstáculos y retos profesionales en los que puedas ayudarle?

  • ¿Qué tipo de intereses tiene? ¿Compartís intereses comunes?

  • ¿Cómo podrías atraerlo a tu despacho? ¿Por qué eres el mejor profesional para sus proyectos o problemas legales?

Como verás las preguntas que se deben formular giran en torno a cómo es tu cliente ideal. Si ya tienes experiencia en el sector, no te olvides de acudir a tu historial de clientes para ver tanto tus casos de éxito como aquellos en los que aprendiste más por sus errores.

Una vez tenemos todas las preguntas y respuestas que queremos formular y responder, vamos al siguiente escalón. Debemos elaborar un perfil con toda la información que hemos obtenido. Ya tenemos el material suficiente para caracterizarlo de forma humana y personalizada.

  • Nombre ficticio.

  • Datos demográficos.

  • Sexo.

  • Edad.

  • Actividad laboral.

  • Nivel de estudios.

  • Objetivos y retos del cliente ideal.

En este punto es muy interesante que conectes tu creatividad e imaginación con los intereses y objetivos del despacho.

Esto no se acaba aquí: conclusiones

Si realizamos un ejercicio sincero sobre nuestras ventajas y desventajas como abogados y como despacho de abogados, podremos extraer grandes resultados que nos ayudarán a conectar con los potenciales clientes que queremos en el despacho. No es una tarea fácil, pero es una tarea necesaria.

Ya en artículos anteriores como (https://www.todojuristas.com/blog/como-conseguir-un-plan-de-social-media-marketing-exitoso-para-tu-despacho/) ponemos sobre la mesa la importancia de ejercer la abogacía con un plan de ruta. En la universidad no nos enseñan las herramientas necesarias para atraer clientes una vez concluimos nuestra formación profesional. Descubrir nuestro cliente ideal es un medio eficaz para alcanzar el éxito en nuestra profesión. ¿Estás listo para ello?

Continuar Leyendo

HABILIDADES & MANAGEMENT

6 ideas que harán que tus seguidores se conviertan clientes

Yahaira

Publicado

en

Muchos abogados dudan del potencial de las redes sociales para captar la atención de futuros clientes entre sus seguidores. Algunos por escepticismo, otros por miedo al que dirán y, muchos otros, por desconocimiento. No obstante, existen diferentes soluciones para cualquier abogado que desee sacarle el máximo partido a sus redes sociales mediante la transformación de seguidores en clientes.

Si eres de aquellos profesionales del derecho que dudan del potencial de las redes sociales, o tienes miedo o no saben cómo hacerlo… No te preocupes y continúa leyendo porque aquí tienes 6 ideas que harán de tus redes sociales el medio perfecto para captar clientes.

  • Comparte una transformación de un cliente

La forma más sencilla para empatizar con nuestros seguidores son los casos de éxito donde se explica una solución mediante un antes y un después. Por ejemplo, puedes explicar qué problema legal tenía tu cliente, qué solución le propusiste y cuál fue el resultado. Como recomendación si es un problema legal que les pueda resultar familiar mucho mejor.

  • Comparte también tus transformaciones personales o profesionales

Al igual que puedes compartir las transformaciones de tus clientes, también puedes compartir las transformaciones de tu vida personal (si quieres) y/o profesional. Por ejemplo, puedes compartir cómo transformaste la abogacía en tu profesión.

  • Muestra tu esencia como profesional y persona

Gran parte de la sociedad piensa que los abogados no tenemos sentimientos. Mentira. Claro que tenemos sentimientos y emociones. ¿Por qué no te animas a compartir el día a día de tu profesión?

  • Enseña qué hay detrás de la cámara de tu despacho

A menudo enseñamos solo la parte positiva en las redes sociales, no se enseña el tiempo que estamos editando fotos o creando videos. Una forma de dar voz a esta parte “invisible” es enseñándola abiertamente.

  • ¿Consejos legales gratuitos para tu gente?

¡Así es! Ofrece a tus seguidores soluciones reales y viables a problemas cotidianos. Ni más ni menos. Da igual cual sea tu especialidad, seguro que tienen miles de tips que regalarles a tus seguidores.

  • Pregunta y responde a tus seguidores

Otra forma de conectar con tus seguidores es preguntando directamente qué quieren saber. Al principio es posible que no recibas miles de respuestas, pero si consigues ser constante y conectas con tu público, ya verás que poco a poco tendrás más preguntas y respuestas.

Ahora ya conoces diferentes formas de transformar a tus seguidores en clientes. Sé de primera mano que no es una tarea sencilla, sobre todo si tienes vergüenza o no tienes tiempo. Por este motivo mi recomendación es que te organices bien o confíes en un profesional que te ayude en la gestión. Haz que tus perfiles en redes sociales trabajen para ti y no a la inversa.

yahaira

Yahaira Agredo VelásquezEspecialista en comunicación y marketing jurídico. Colaboradora y community manager de Todojuristas.

[/vc_column][/vc_row]

Continuar Leyendo

HABILIDADES & MANAGEMENT

¿Qué es la metodología Six Sigma y por qué te interesa aplicarla en tu despacho?

Mireyaaheredia

Publicado

en

Es muy probable que hayas escuchado este término en multitud de ocasiones, pero que aún no sepas con certeza qué significa y a qué hace referencia. Sin tener claro lo anterior nunca podrás beneficiarte de ello aplicando esta metodología en tu despacho y obtener grandes ventajas que te hagan diferenciarte del resto. 

¿Cuál es el origen de Six Sigma? ¿Qué es Six Sigma?

Six Sigma es una marca registrada por Motorola en el año 1993. Motorola escogió este nombre ya que tenia como objetivo que su fabricación solo podía tener 3’4 funciones defectuosas por cada millón de creaciones. Lo cual significaba que los procesos en los que fabricasen sus aparatos serían viables en un 99’99966% de las ocasiones. 

Finalmente, se puso de moda este término convirtiéndose en una metodología más estandarizada. 

Actualmente Six Sigma es una metodología de proyecto que consiste en dar una mejor calidad a un proceso concreto. Para poder llevar a cabo esta metodología hay que apoyarse en estadísticas que midan los defectos o errores que existan en un proceso y reducirlo hasta llegar lo más próximo a 0%.

¿Cómo aplicar esta metodología de forma práctica para obtener resultados? 

Six Sigma se subdivide en dos metodologías de diferente aplicación:

Por un lado DMAIC: Define, Measure, Analyse, Improve and Control 

Este término hace referencia a 

Definir el proceso: mapeando el proceso, identificando los problemas que pueda tener y estableciendo el objetivo final y los requisitos para conseguirlo.

Medir el desempeño del proceso: registrando las actividades realizadas durante el proceso, mientras se comprueba si la empresa tiene la capacidad de cumplir con los requisitos de los procesos.

Analizar el proceso actual: para conocer  los motivos por los que el proceso varía o tiene un desempeño bajo. Es decir, identificar los pasos defectuosos del proceso.

Optimizar el desempeño del proceso: eliminando los motivos que causan los fallos en el proceso. Para ello, hace falta probar las diferentes variantes para encontrar la forma óptima de llevar a cabo el proceso.

Controlar el nuevo proceso y su desempeño: para evitar que se vuelva a caer en formas defectuosas de trabajar.

Por otro lado DMADV: Define, Measure, Analyse, Design, Verify

Definir los procedimientos: seguir en el proceso.

Preparar las medidas: para calcular el desempeño del proceso.

Analizar cuáles son las mejores prácticas y criterios: para poder medir y diseñar el nuevo proceso. Para ello, el equipo estudia las distintas actividades del proceso para comprobar si aportan valor o no, a la vez que tratan de localizar posibles errores. De esta forma, pueden revisar mejor los requerimientos para poder cumplir con los objetivos establecidos. 

Diseñar el proceso: basándose en los parámetros establecidos para conseguir el cumplimiento del desempeño óptimo estipulado.

Verificar el proceso: analizando el desempeño del proceso prestando atención a las métricas y parámetros establecidos.

Casos de Six Sigma en una empresa

Existen muchos sectores que se podrían poner de ejemplo al respecto. Principalmente, se conocen casos de aplicación de Six Sigma con resultados favorables a empresas de asistencia técnica, retail, banca internacional, empresas de ingeniería o cualquiera que tenga un alto grado de dificultad en su logística. 

¿Cómo aplicar Six Sigma en un despacho?

Cualquiera de las dos metodologías serían válidas y de aplicación para obtener los resultados que pretendemos: una mayor eficiencia, análisis de los errores llevados a cabo para no volver a repetirlos y tener así una obtención de mayores beneficios. 

Los aspectos principales que debemos tener en cuenta para poder aplicar este método en nuestro sector es que debemos:

  • Realizar una medición constante y mejorar las operaciones para poder maximizar el valor que se ofrece al cliente.
  • Aumentar los ingresos de una forma que podamos predecir. 
  • Entender lo que hacemos y averiguar cómo se puede optimizar
  • Continuar midiendo el resultado de las optimizaciones para así poder continuar con la mejora por medio de este proceso.

Como errores principales de cara a la identificación de los mismos en el proceso, podríamos centrarnos, como ejemplo, en: 

  • La realización de multitud de revisiones innecesarias.
  • La reelaboración o corrección de un documento.
  • El exceso de tiempo que invertimos para la obtención de información.
  • El tiempo que resulta improductivo gastado en reuniones, llamadas o diversas atenciones de forma personal que debamos realizar. 

Esta metodología aplicada en nuestro sector hará ver el proceso legal y el modelo de negocio como un procedimiento en el que podemos identificar y eliminar los diferentes obstáculos que nos encontremos, desperdiciando las actividades que nos restan tiempo y no aportan un valor adecuado al objetivo que pretendemos alcanzar. 

Reduciendo los desechos en el proceso y optimizando las diferentes áreas trabajadas en cuestión,  se puede reducir la variación de error y traducirla a una mayor eficiencia y eficacia en nuestro negocio. 

¿Y tú? ¿Te animas a aplicar esta metodología?

Continuar Leyendo

Tendencia