Conecta con nosotros

MONTAR UN DESPACHO DE ABOGADOS

El falso Autónomo, un grave problema en la Abogacía

todojuristas

Publicado

en

Ya lo dice el dicho: «hecha la ley, hecha la trampa». Precisamente ésta debe ser la premisa de múltiples bufetes de Abogados en los que existe un asombroso número de abogados falsos autónomos, habiéndose convertido esta figura en algo propio, no solo de ámbitos ajenos al Derecho, sino también del sector jurídico.

Ahora bien, no se trata de una práctica habitual en todo tipo de despachos de abogados, sino que es mucho más frecuente encontrarse con abogados falsos autónomos en pequeños y medianos despachos.

¿Qué ha originado la figura del falso autónomo en la abogacía? Naturalmente, esta situación existe en nuestro país desde hace décadas, si bien se ha venido intensificando desde la última crisis económica, que dejó paso a un mercado laboral caracterizado por la ausencia de oportunidades laborales que realmente valoraran el potencial de los jóvenes juristas, y en concreto, y a los efectos de este artículo, de los jóvenes abogados.

A ello contribuye igualmente la escasa formación práctica que se imparte en el Grado en Derecho y en el posterior Máster de Acceso a la Abogacía en las distintas Universidades de España, ya que, si bien existen asignaturas de prácticas propiamente dichas que se llevan a cabo en despachos de abogados, en instituciones y organismos oficiales y en los propios Juzgados y Tribunales, no resultan suficientes para dotar a los alumnos de unos conocimientos prácticos sólidos que les permitan comenzar su andadura de manera independiente o, si lo hacen, es de una forma muy limitada.

Buena prueba de ello es que si preguntamos a estudiantes que recientemente han finalizado sus estudios para acceder a la Abogacía, resulta prácticamente imposible encontrar a alguien que se encuentre completamente seguro de conocer los procedimientos judiciales y de cómo redactar los escritos procesales. Ello no impide, sin embargo, la colegiación de cientos de jóvenes abogados cada año que comienzan a ejercer como autónomos, aunque, en un alto porcentaje, terminen siendo abogados que son falsos autónomos.

 

CONCEPTO DE FALSO AUTÓNOMO

Para saber a qué nos referimos cuando hablamos de falso autónomo, primero debemos conocer a quiénes se considera autónomos. En este sentido, el artículo 1 de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajo Autónomo establece que “es autónomo aquella persona física que realiza una actividad con ánimo de lucro por cuenta propia de manera personal, directa y habitual, y sin estar bajo el mando ni dirección de otro, pudiendo tener o no personal laboral contratado”.

Por su parte, y según el artículo 1 del Estatuto de los Trabajadores, se considera personal laboral contratado, empleado o trabajador por cuenta ajena aquellos “que voluntariamente presten sus servicios retribuidos por cuenta ajena y dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona, física o jurídica, denominada empleador o empresario”.

Partiendo de estas breves definiciones, podemos decir, entonces, que el falso autónomo es aquel trabajador que desempeña su actividad para una empresa sin haber suscrito un contrato de trabajo y sin haber cursado el correspondiente alta en el Régimen General de la Seguridad Social.

Ahora bien, ¿qué particularidades presenta la figura del falso autónomo en la abogacía? En la inmensa mayoría de los casos, los Abogados trabajan en las oficinas del despacho, con las herramientas que pone a su disposición el “empleador” (mobiliario, folios, ordenador…), ateniéndose al horario fijado por el bufete y atendiendo y tratando con los clientes del mismo. Además, se les suelen conceder días libres y de vacaciones retribuidos, así como bajas por enfermedad.

Analizando las condiciones en que trabajan los Abogados, podríamos afirmar, sin lugar a dudas, que se trata de verdaderos trabajadores por cuenta ajena. Sin embargo, en ningún momento existe un contrato de trabajo suscrito por el despacho y por el Abogado, sino que celebran un contrato de colaboración mercantil, evitando así el alta del trabajador en la Seguridad Social, con el consiguiente ahorro de costes para el empresario.

Por el contrario, el Abogado debe darse de alta como autónomo, pudiendo afiliarse al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social o a la Mutualidad de la Abogacía, de manera que, en el momento oportuno, habrá igualmente de presentar y abonar los correspondientes impuestos.

ANÁLISIS DE LA FIGURA DEL FALSO AUTÓNOMO EN LA ABOGACÍA (POR CEAJ)

La Confederación Española de Abogados Jóvenes (CEAJ), consciente de la realidad que viven y sufren numerosos Abogados jóvenes en España, ha querido remarcar en numerosas ocasiones la necesidad de luchar contra la figura del abogado falso autónomo y de garantizar y proteger los derechos laborales de los Abogados.

En marzo de 2018, la CEAJ quiso dar visibilidad a esta triste realidad tan presente en la abogacía joven, realizando una encuesta a una Abogada que, al inicio de su trayectoria profesional, fue falsa autónoma y cuyo caso terminó resolviéndose judicialmente, habiendo llegado incluso al Tribunal Supremo, que consideró que la relación existente entre la Abogada y el despacho para el que trabajaba revestía carácter laboral. Podéis leer la entrevista en el siguiente enlace: http://ceaj.es/entrevista-comision-derechos-laborales/.

Por otro lado, en el mes de junio de 2018, la CEAJ abordó los problemas de la Abogacía joven, ocupando el segundo puesto el de los falsos autónomos. Para obtener este resultado, se realizó una encuesta sobre una muestra de 282 personas que, respecto de diversos temas, debían marcar una puntuación entre 1 y 9, en función de la mayor o menor preocupación que para ellas suponían las cuestiones planteadas, respectivamente.

De las personas encuestadas, 102 dieron una puntuación entre 1 y 3 a la realidad del abogado falso autónomo, lo que la sitúa, como decíamos, en el segundo problema que más preocupa a la abogacía joven, por detrás de los honorarios del turno de oficio.

Finalmente, en marzo de 2019, la CEAJ publicó un informe abordando los problemas de la Abogacía joven a raíz de todas las encuestas efectuadas por la Subcomisión de Observatorio de Abogacía Joven de la CEAJ durante el año 2018. Entre los asuntos tratados, se planteaban las medidas que pudieran se apropiadas para erradicar la figura del falso autónomo, como la mayor intervención de la Inspección de Trabajo, mayores sanciones administrativas, una mayor regulación legislativa de los contratos para abogados/as, una mayor implicación de los Colegios de Abogados o conceder más facilidades para denunciar los casos (procedimientos, formularios, anonimato…).

HERRAMIENTAS A DISPOSICIÓN DEL ABOGADO FALSO AUTÓNOMO

La gran mayoría de Abogados falsos autónomos no llega a dar el paso de denunciar la situación en que se encuentran, a pesar de la precariedad y las desventajas económicas que para ellos supone, pues no solamente prestan sus servicios bajo la dirección y organización de otra persona (física o jurídica) como los verdaderos trabajadores asalariados, sino que, además, deben hacer frente a una serie de costes periódicos, como las cuotas colegiales, la Seguridad Social o la Mutualidad de la Abogacía, los impuestos… Esta decisión de no poner en conocimiento de las autoridades administrativas y/o judiciales sus condiciones laborales generalmente responde al miedo a perder su empleo y no encontrar una pronta salida laboral.

No obstante, existen numerosos casos de compañeros que sí decidieron defender sus derechos y que obtuvieron una decisión favorable a sus intereses al haberse reconocido el carácter laboral de la relación que les unía con el despacho o bufete en el que prestaban sus servicios.

Lo más recomendable sería, en un primer momento, tratar de encontrar una solución de forma extrajudicial y amistosa que satisfaga ambas partes, comentándolo con la firma donde el falso autónomo preste sus servicios, pues quizás al despacho le pueda interesar contratar a este trabajador o comenzar una relación de colaboración mercantil, sin que, a partir de ese momento, el abogado esté sujeto a ningún tipo de horarios, días de vacaciones, etc., y comience a trabajar como un verdadero autónomo.

Si esta posibilidad resulta infructuosa, el falso autónomo puede acudir a la Inspección de Trabajo, con la finalidad de que ésta realice las averiguaciones oportunas para determinar la existencia de una relación laboral, en cuyo caso se le impondría la correspondiente sanción al despacho de abogados.

Se puede garantizar, casi con total seguridad, que, en caso de que actúe la Inspección de Trabajo, el asunto va a derivar en un procedimiento judicial, pues, a menudo, los bufetes tratan de obtener, en las distintas instancias, una sentencia que les sea favorable, aunque, en los casos en los que concurrían las características propias de una relación laboral, la decisión judicial ha terminado por reconocerla o por confirmarla si ya se había reconocido en instancias previas.

En la práctica totalidad de los casos, nos vamos a encontrar con procedimientos judiciales de despido, pues el temor de los falsos autónomos surge ante la posibilidad de ser despedidos sin tener derecho a percibir el subsidio de desempleo, como puede ocurrir cuando el Abogado se encuentra de baja médica, cuando ha tratado de tratar esta cuestión con el despacho y la respuesta que recibe es una amenaza de despido, etc.

No obstante, en otros supuestos, puede que se inicie el procedimiento judicial únicamente a efectos de reconocer el carácter laboral de la relación existente entre el falso autónomo y el despacho, con lo cual el trabajador obtiene un reconocimiento de sus derechos, si bien su trayectoria en la gran mayoría de ocasiones va a estar abocada a prestar sus servicios para otra firma o incluso, y ahora sí, por cuenta propia.

CONCLUSIÓN

La figura del falso autónomo es una práctica que, desafortunadamente, se encuentra muy presente en el sector legal, y ello pese a que en el mismo es donde más deberían respetarse y garantizarse los derechos de los trabajadores.

En algunos casos, el propio abogado no es consciente de que en realidad es un falso autónomo, ya que, en ocasiones, el despacho da una mayor libertad, lo que hace que las características propias de la relación laboral sean más imperceptibles aunque existan.

Se trata de una realidad que preocupa especialmente en la abogacía joven, pues a menudo son los jóvenes abogados quienes se convierten en falsos autónomos ante la escasa oferta laboral existente en muchas ciudades españolas para el ejercicio de la abogacía y ante la falta de preparación práctica suficiente durante los estudios de grado y postgrado que otorguen al futuro abogado de una base mínima que le permita comenzar su andadura profesional por cuenta propia si así lo desea.

En cualquiera de los casos, los abogados que se encuentren en la situación de ser falsos autónomos han de saber que cuentan con herramientas legales y con apoyo institucional (por ejemplo, de la CEAJ) para hacer valer sus intereses y obtener un pronunciamiento que garantice y reconozca sus derechos como trabajador por cuenta ajena o que le permita comenzar a ejercer realmente como un abogado por cuenta propia sin verse obligado a respetar las condiciones impuestas por el titular del despacho o por el bufete.

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Escribe tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CURIOSIDADES

Páginas para Abogados

todojuristas

Publicado

en

páginas para abogados

¿Quieres realizar una página para abogados y no sabes por dónde empezar? En este post te explicamos cómo hacer una página para abogados, qué tipos de páginas existen y todos los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de desarrollar tu propia web. ¡Sigue leyendo!

 

¿Qué es una página para abogados?

Una página para abogados es aquella página web que funciona como escaparate comercial o vehículo de difusión e imagen de un despacho de abogados. Antes de definir qué tipo de página se quiere, es importante definir la identidad corporativa que se quiere proyectar, es decir, cuál es la misión, visión y valores de la firma.

Las mejores webs de abogados tienen objetivos SMART (sencillos, medibles, alcanzables, realistas y con un periodo temporal establecido). Normalmente, los bufetes de abogados, despachos, firmas jurídicas y asesorías se basan en la generación de confianza a través de todos los mensajes enviados a sus clientes.

 

¿Qué tipos de páginas para abogados existen?

Una página web puede ser creada a través de una programación a medida, para lo que se requerirá la contratación de un profesional con conocimientos avanzados en desarrollo web o, a través de un gestor de contenidos. Hay distintos gestores de contenidos que pueden ser útiles para diseñar una página para abogados. Algunos gestores son gratuitos, otros tienen un servicio freemium y otros requieren de una suscripción mensual. Algunos de los gestores de páginas web más conocidos son: WordPress, Drupal, Prestashop, Joomla!, Contao, Wix, etc.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de crear una página web para un bufete de abogados?

A la hora de crear una página web para abogados es importante considerar los siguientes aspectos:

  • Dominio: El dominio es el nombre con el que se identifica la página web. Normalmente en España se recomienda comprar el .com y el .es, con el fin de evitar que otra persona adquiera el dominio que no tienes y haga competencia de tu propia página web.
  • Hosting: El hosting (o alojamiento) es el servidor donde están todos los archivos de tu web y que posibilita que la web se muestre en Internet. Existen varios tipos de hosting como Webempresa, Raiola networks, etc.
  • Certificado SSL: SSL es el acrónimo de Secure Sockets Layer, es decir, la tecnología que mantiene segura una conexión a Internet, así como para proteger cualquier información confidencial que se envía en esta.
  • Diseño responsive y usabilidad web: Actualmente el móvil es el dispositivo más utilizado por los usuarios y parece que esta tendencia cada año será mayor. Por esta razón, es importante seguir la regla “mobile first”, considerando el diseño del móvil el principal. Por otro lado, hay que tener en cuenta la usabilidad de la web, es decir, que esta sea fácil de manejar por el usuario e intuitiva.
  • Material fotográfico: Es importante que el material visual sea de calidad. Si no se dispone de recursos para contratar a un fotógrafo también existen multitud de bancos de imágenes gratuitos donde encontrar fotografías a la máxima calidad como Unsplash o Pexels.
  • Seo on page y Seo off page: Es la estrategia que se lleva a cabo para posicionar la web en Google, tanto dentro de la página (Seo on page) como fuera de esta (Seo off page).
  • Publicidad y marketing hacia la página web: Aunque es fundamental tener una buena página web, es aún más importante trazar la estrategia de publicidad y marketing hacia esta. Sin una estrategia la página web no aparecerá en ningún lugar y por tanto no tendrá visitas, ni futuros clientes que consulten los servicios.

Esperamos que este post sobre páginas para abogados te haya servido y que ya sepas por donde empezar a la hora de crear tu propia web.

Continuar Leyendo

MONTAR UN DESPACHO DE ABOGADOS

Guía para crear la ficha de Google para tu despacho de Abogados

todojuristas

Publicado

en

Como en cualquier otro servicio, lo primero que hace un cliente cuando busca un despacho es ponerlo en Google. Uno de los aspectos más importantes en toda actividad profesional es ser visibles a un público cada vez mayor.

Seguro que cuando has buscado por ejemplo  un restaurante en Google te has fijado que a la derecha aparece una ficha en la que se detalla el horario, sitio web, teléfono, localización (enlazado con Googlemaps). Esto ayuda mucho a encontrar el lugar, y el que esta información exista marca la diferencia.

La visibilidad interesa a todos los abogados, pero en especial a los abogados autónomos que comienzan su andadura profesional, ya que, salvo en contadas ocasiones, no cuentan con una cartera de clientes que les aporte desde el principio estabilidad económica.

Aunque los inicios nunca son fáciles, actualmente Internet ofrece múltiples posibilidades al alcance de todos, básicamente porque son gratis. Entre estas opciones, se encuentra la de crear una ficha de tu despacho en Google, de tal manera que si una persona te busca en Google, aparecerá tu ficha de despacho a la derecha de los resultados.

¿Te interesa? Vamos a ver cómo se hace.

El primer paso es acceder a la web de Google My Business, lo que podéis hacer a través del siguiente enlace: https://www.google.com/intl/es_es/business/.

Deberemos iniciar sesión con nuestra cuenta de Google.

Una vez hemos iniciado sesión, clicamos en ‘Gestionar ahora’. Puedes hacerlo tanto en el botón que aparece en la parte superior derecha de la pantalla o en el botón que se encuentra justo debajo del texto que explica qué ofrece Google My Business.

Es el momento de comenzar a crear nuestra ficha de despacho y, para ello, seguiremos una serie de pasos:

1. Nombre del despacho

Aparece una pantalla en la que podemos introducir el nombre de nuestro despacho. Existen dos posibilidades:

  • Que con anterioridad hayamos agregado nuestro despacho a Google, en cuyo caso aparecerá tan pronto como tecleemos su nombre en el espacio que podemos utilizar para ello.
  • Que nunca hayamos agregado nuestro despacho a Google, en cuyo caso haremos clic en ‘Agrega tu negocio a Google’.

Veámoslo con un ejemplo.

Supongamos que nunca hemos agregado nuestro despacho a Google, por lo que utilizamos la segunda de las posibilidades descritas anteriormente. Automáticamente, se abre una nueva pantalla llamada ‘¿Cómo se llama tu empresa?’.

En el espacio de ‘Nombre de la empresa’ escribiremos el nombre de nuestro despacho (por ejemplo, DESPACHO DE ABOGADOS) y clicaremos en ‘Siguiente’.

2. Categoría de empresa

El paso anterior nos lleva a una nueva pantalla, denominada ‘Elige la categoría que mejor describa tu empresa’.

¿Qué utilidad tiene esta pantalla? Ayudar a los usuarios o clientes a encontrar nuestro despacho cuando busquen, por ejemplo, servicios jurídicos.

Para determinar la categoría de nuestra actividad, Google My Business cuenta con unas opciones predeterminadas, de manera que, según vayamos escribiendo, nos aparecerán distintas categorías de negocios para seleccionar aquella que mejor se adapte a nosotros, ya que no permite introducir una categoría no contemplada en ese listado.

Por ejemplo, si escribimos legal, nos aparece la categoría de ‘Servicios legales’, que parece ajustarse a lo que ofrece nuestro despacho de abogados.

Una vez hayamos escogido la categoría de negocio, de nuevo hacemos clic en ‘Siguiente’.

3. Ubicación del despacho

Nos encontramos con una nueva pantalla que nos ofrece la posibilidad de indicar la ubicación de nuestro despacho, que aparecerá tanto en Google Maps como en Google Search cuando los usuarios busquen nuestro negocio.

No es obligatorio agregar la ubicación, por lo que añadirla o no dependerá de tus intereses y preferencias. Tanto si queremos mostrar nuestra dirección como si no, seleccionaremos la opción que queramos y, a continuación, haremos clic en ‘Siguiente’.

Si decidimos no incorporar la dirección, veremos que en la barra que aparece justo en la parte inferior de cada pantalla, saltaremos directamente un paso y medio. De esta manera, nos encontraremos en la pantalla que permite (no es obligatorio) indicar, no ya una dirección concreta, sino una o varias zonas más amplias en las que prestamos nuestros servicios. Por ejemplo, y así sale por defecto, ‘Sol, Madrid, España’, a la que podríamos añadir, por ejemplo, la zona de Plaza Castilla (‘Castilla, Madrid, España’).

Podemos añadir tantas zonas como queramos y, si nos equivocamos al seleccionar alguna o preferimos no mostrar todas las zonas, tenemos la opción de eliminarlas pulsando en la ‘X’ que aparece a la derecha de cada zona.

Si decidimos incorporar la dirección, aparecerá una nueva pantalla en la que deberemos aportar los datos de esa dirección y clicar en ‘Siguiente’.

Por ejemplo, España, C/ Alcalá, 43, 28014, Madrid, Madrid.

Si existen coincidencias o similitudes con otros negocios en la misma zona que se ajusten a la categoría de servicios que nosotros prestamos, aparecerá una nueva pantalla en la que se nos preguntará si nuestro negocio es alguno de los que ahí se nos muestran. Si no es así, simplemente clicamos en ‘Ninguna de estas opciones’ y, a continuación en ‘Siguiente’.

En la nueva pantalla, se nos preguntará si prestamos servicios a nuestros clientes fuera de la ubicación que hemos facilitado con anterioridad, pudiendo responder ‘Sí’ o ‘No’.

Si marcamos ‘Sí, ofrezco mis servicios fuera de mi ubicación’ como respuesta, se cargará una nueva pantalla para añadir, si lo deseamos, las zonas en las que atendemos a nuestros clientes. Esta pantalla es idéntica a la que hemos explicado en el paso 3 cuando decidimos no incorporar la ubicación del despacho. Si recordáis, cumplimentar esta pantalla es opcional, por lo que tanto si marcamos otras zonas de prestación de servicios como si decidimos no hacerlo, accederemos a la última pantalla.

Si marcamos ‘No’, el proceso de creación de nuestra ficha de despacho nos llevará directamente a la última pantalla.

 

4. Información de contacto

La última pantalla tiene carácter opcional, de manera que podemos aportar los datos que solicita u omitirlos. Estos datos son los siguientes:

  • Número de teléfono.
  • Sitio web del despacho. En este caso, tenemos tres posibilidades:
  • Podemos insertar la URL de nuestro sitio web.
  • Podemos indicar que no necesitamos un sitio web.
  • Podemos obtener de Google en ese momento y de manera gratuita un sitio web creado a partir de la información que hemos ido facilitando durante el proceso de creación de nuestra ficha de despacho.

5. Fin y gestión de la ficha

Para terminar, Google My Business nos dice de qué forma podremos gestionar nuestro despacho: promocionándolo con fotos y publicaciones, realizando un seguimiento de las analíticas del despacho para comprender mejor a los clientes y pudiendo responder a las reseñas que realicen nuestros clientes.

Hacemos clic en ‘Finalizar’ y la ficha estará creada.

6. Verificación de la ficha

Para comenzar a gestionar nuestro despacho a partir de la ficha que acabamos de crear, tendremos que verificar la ficha. ¿Cómo se hace? Dependerá del tipo de empresa para el que hayamos creado la ficha:

  • Con carácter general, se realizará mediante correo postal, de manera que Google enviará a la dirección que hemos facilitado una tarjeta que contiene el código de verificación.
  • Por teléfono, cuando en el momento de crear la ficha de nuestro despacho nos aparezca esta opción, ya que está reservada para determinadas categorías de empresas.
  • Por correo electrónico. Ocurre lo mismo que en el caso anterior, ya que no es una opción disponible para cualquier categoría de empresa.
  • De forma instantánea. Esta posibilidad podremos utilizarla cuando hayamos verificado nuestro sitio web con Google Search Console y hayamos iniciado sesión en Google My Business con la misma dirección de correo electrónico que habíamos utilizado para verificar el sitio web con Search Console.
  • En bloque, opción únicamente disponible para empresas con más de diez ubicaciones.

En cualquiera de estos casos, recibiremos un código de verificación que deberemos insertar en la aplicación de Google My Business. De esta manera, la información de nuestro despacho se publicará en la Búsqueda de Google, en Google Maps y en otros servicios de Google.

 

7. ¿Puedo añadir más datos adicionales?

¡Claro!

Una vez hemos creado nuestra ficha de despacho, podremos configurar algunos otros datos, como los siguientes:

  • Horario de atención al público.
  • Publicación de imágenes, tanto por el propietario o administrador de la ficha como por los clientes. Esta opción está más bien orientada a mostrar los productos que pueden comprarse o consumirse en un negocio concreto, por lo que quizá resulta más útil para otro tipo de negocio (por ejemplo, un restaurante) y no tanto para un despacho de abogados.
  • Publicación de imágenes del interior y del exterior del despacho.
  • Fotos de los miembros del despacho.
  • Publicación de novedades relacionadas con el despacho: especialización en una nueva rama del Derecho que permite ampliar nuestros servicios, promociones o descuentos a la hora de contratar nuestros servicios (por ejemplo, primera consulta gratuita), etc.

 

8. ¿Qué otra información puedo obtener al crearme una ficha de despacho de Google?

Google My Business elabora una serie de estadísticas que pueden resultar muy útiles para que nosotros, como abogados, conozcamos aspectos como los siguientes:

  • Cómo buscan los clientes nuestro despacho, es decir, qué consulta han realizado en Google para buscar nuestro despacho.
  • Cómo encuentran los clientes nuestro despacho, es decir, si lo han hecho de manera indirecta, tecleando el nombre de nuestro despacho, etc.
  • Dónde nos encuentran nuestros clientes, es decir, si a través de la propia Búsqueda de Google o a través de Google Maps, con la dirección que hemos introducido en el momento de crear nuestra ficha.
  • Qué acciones realizan nuestros clientes, como por ejemplo visitar nuestro sitio web si lo hemos facilitado, dejar una reseña, realizar una llamada…

Continuar Leyendo

MONTAR UN DESPACHO DE ABOGADOS

Conseguir clientes para Abogados

todojuristas

Publicado

en

conseguir clientes para abogados

Conseguir clientes para abogados no es una tarea sencilla, por varios motivos: en primer lugar, por la enorme competencia que existe actualmente en el sector legal; en segundo lugar, porque hoy en día los ciudadanos son muy reticentes a pagar a cambio de recibir la prestación de un servicio jurídico; en tercer lugar, porque los abogados también tienen que hacer las veces de comerciales de sus propios servicios y muy rara vez reciben formación en este sentido.

Por eso, una pregunta muy frecuente al comenzar la andadura profesional en este sector es cómo conseguir clientes para abogados. Si eres abogado ejerciente o lo serás dentro de poco, a continuación puedes encontrar unos consejos que quizás te ayuden a captar tus primeros clientes.

Conseguir clientes para abogados respetando las normas deontológicas

El sector legal es uno de los que más restricciones encuentra a la hora de publicitar sus servicios para captar clientela. Por este motivo, es fundamental que conozcas cuáles son las normas deontológicas que se pronuncian al respecto, ya que su incumplimiento podría acarrear responsabilidad disciplinaria.

En este sentido, puedes consultar el Estatuto General de la Abogacía Española y el Código Deontológico de la Abogacía Española, que recogen los parámetros que debes respetar a la hora de hacer publicidad de tus servicios legales y las infracciones que te podrían imponer si quebrantas esos principios.

Conseguir clientes para abogados a través de Internet

El uso de Internet es una herramienta básica en el día a día, y por qué no aprovechar sus ventajas para llegar a un público mucho más amplio. ¿Cómo?

  • Crea tu perfil en redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram, Youtube…). De esta manera, puedes ofrecer un trato cercano a los usuarios, dándoles a conocer tus servicios, poniendo a su disposición pequeñas píldoras de conocimiento, etc.
  • Crea tu ficha de abogado en Google My Business. Es una herramienta adecuada para posicionarte en Google cuando las personas te busquen y ofrece la posibilidad de obtener feedback a través de las reseñas de aquellos que hayan contratado tus servicios, lo que permite que otras personas puedan tener una idea de cómo trabajas.
  • Invierte para publicitarte en portales virtuales, ya sean estrictamente jurídicos o no. Si con el tiempo esta publicidad no te reporta ningún beneficio, siempre puedes cancelarla.

Conseguir clientes para abogados marcando la diferencia

Como decíamos al principio, el sector legal es altamente competitivo, ya que el número de abogados que ejercen en España es inmenso y todos tienen algo que aportar.

Esto hace surgir la necesidad de diferenciarte de tus compañeros, algo que puedes hacer de muchas maneras. Por ejemplo, especializarte en materias novedosas con las que otros muchos compañeros no se atreven, adaptarte al público para que comprendan los contenidos que les haces llegar, dar facilidades en cuanto al pago de honorarios (por ejemplo, en plazos), etc.

La adaptación a tus clientes o potenciales clientes es muy importante, ya que tú eres el mejor comercial de tus servicios; nadie mejor que tú conoce qué servicios prestas y cómo los prestas. Por ello, la forma de dirigirte a ellos y de hacer que comprendan qué hay que hacer en su asunto y por qué hay que hacerlo así hará que te ganes su confianza y que alcancen a ver todo el trabajo que hay detrás y que habitualmente suele ser invisible para los clientes.

Conseguir clientes para abogados a través de la relación con compañeros

Relacionarte con tus compañeros siempre es algo positivo:

  • Crearás un vínculo con ellos, por lo que siempre podréis apoyaros mutuamente, dar vuestro parecer ante las dudas que surjan respecto a un asunto determinado o incluso sustituiros en un juicio o una vista si fuera necesario.
  • Puedes proponerles relaciones de colaboración, de tal manera que podáis trabajar juntos en un asunto determinado o, incluso, si por ejemplo os dedicáis a materias distintas, podéis recomendaros a vuestros respectivos clientes para llevar asuntos sobre esas materias concretas.
  • No te limites solamente a conocer a los compañeros que están colegiados en el mismo Colegio de Abogados que tú; amplía horizontes y entabla conversación con otros compañeros a través de redes sociales, ya que este simple gesto puede hacerte ganar compañeros, pero también clientes o simplemente seguidores en tus redes sociales que den publicidad a tus contenidos.

Tanto si eres un abogado joven que lleva poco tiempo ejerciendo o te vas a colegiar próximamente, como si eres un abogado experimentado que busca nuevas vías para llegar a un mayor número de personas, esperamos que te hayan servido estos consejos para conseguir clientes para abogados.

 

Continuar Leyendo

Tendencia

Copyright © 2019 Todojuristas.com Todos los Derechos Reservados