Conecta con nosotros

CURIOSIDADES

Entrevista a Delia Rodríguez, directora del Máster en Derecho de familia de ISDE

todojuristas

Publicado

en



Delia Rodríguez es socia directora de Vestalia Abogados de familia y directora del Máster en Derecho de familia e Infancia de ISDE. Además, es la secretaria en funciones de la Asociación Madrileña de Abogados de Familia e Infancia (AMAFI), socia fundadora de la Plataforma Familia y Derecho y miembro de la Asociación Española de Abogados de Familia (AEAFA).

1-. ¿Cuál es el mejor momento de la carrera profesional para cursar un máster?

Cualquier momento es bueno. Para que los alumnos se hagan una idea, en la primera edición del Máster teníamos entre el alumnado desde abogados en ejercicio que buscaban la especialización, hasta ex opositores y alumnos que estaban cursando a la vez el máster de acceso a la abogacía.

Para la segunda edición, cuyas plazas están prácticamente agotadas, contaremos con estudiantes de distintas partes de España que desean hacer el doble máster, trabajadores sociales interesados en la materia y abogados en ejercicio.

2-. Muchos alumnos tienen miedo al futuro laboral. ¿Un máster privado en derecho de familia es realmente una inversión? ¿Por qué?

Indudablemente un máster es una inversión, pero no solo económica, sino también personal. Esta trascendental decisión en la vida de cualquier persona quiere un esfuerzo en términos de dinero, tiempo y dedicación, pero, sin duda, es una apuesta de futuro que, antes o después, dará sus frutos.

La especialización es el futuro de la profesión jurídica. Antiguamente la mayoría de los abogados eran generalistas, pero las exigencias del mercado, la competencia feroz y las propias demandas de los clientes exigen que el profesional esté altamente capacitado para desempeñar su función focalizando en materias cada vez más específicas. Cuánto más afines en tu especialidad, mayor posibilidad tendrás de destacar.

Además, el cursar una formación te permite acceder a un sinfín de capital humano que el alumnado debe valorar y aprovechar. Una red de contactos que pueden convertirse en trabajo, colaboraciones, amistades, proyectos complementarios…

3-.¿Cómo potencia la excelencia ISDE entre sus alumnos?

Precisamente el emblema que caracteriza a ISDE es la excelencia, pero no solo académica, sino también personal, tanto de su dirección y profesorado como del alumnado que es escogido en los procesos de admisión para formarse bajo el paraguas de esta escuela de negocios.

Cualquiera que profundice en el sector formativo conoce bien el prestigio que acompaña a ISDE, tanto a nivel nacional como internacional. El secreto de la receta del éxito de esta institución no es otro que garantizar a todos los niveles la calidad formativa de sus ofertas académicas, a la par que ofrecen un gran protagonismo al trato personalizado con el alumnado, quien, tras finalizar su formación, pasa a formar parte de esta “gran familia”.

Por otro lado, ISDE siempre está a la vanguardia de la tecnología y de las nuevas tendencias aplicadas a la formación, siendo completos visionarios a la hora de ofertar postgrados novedosos, como su máster en derecho deportivo, los cuales proporcionan verdaderas oportunidades laborales a quienes confían en esta institución.

Algo parecido ocurre con el Máster de Derecho de Familia e Infancia, cuyo título es de por sí innovador, pues hasta la fecha no existía ninguna oferta formativa tan intensa y práctica que pusiera la protección de los niños como absolutos protagonistas, abarcando un programa inédito del que os hablaré más adelante.

4-. Háblanos de ti Delia M.ª Rodríguez. ¿Qué te motivó a dirigir el Máster de Derecho de Familia del centro ISDE?

El destino hizo que conociese, a raíz de un proyecto legal que creé en 2018 llamado “Bbrainers” (bbrainers.es), a Juan José Sánchez Puig, director general de ISDE.

Juan José es una persona que no pasa desapercibida, por la pasión que transmite, por su calidad humana y por su irremediable atracción por las iniciativas novedosas y originales. Al hablarle del proyecto no dudó en colaborar desde ISDE, pasando a formar parte, aunque en ese momento él no lo sabía, de uno de los eventos más revolucionarios a nivel jurídico.

En 2019, en una conversación distendida, y sin tampoco imaginarme que surgiría la posibilidad de dirigir este máster, le hablé a Juan José sobra la carencia formativa existente en derecho de familia, pues los pocos postgrados existentes eran, a mi juicio, insuficientes a nivel de contenido, o poco prácticos. Muchas veces se diseñan las formaciones sin pensar en las necesidades y expectativas del alumnado.

Sin titubear, Sánchez Puig me propuso enviarle una propuesta de programa. Me puse manos a la obra y en pocas semanas ya había diseñado un primer esbozo del máster de mis sueños. El que yo hubiera querido poder hacer cuando empezaba a abrirme camino en la profesión de abogada de familia.

Quiero agradecerle una vez más la confianza prestad en mi para dirigir este Máster que, tras su primera edición, ya se ha convertido en una formación de referencia en toda España.

5-. Para Delia M.ª Rodríguez ¿Qué características indispensables debe ofrecer un programa de formación especializado en derecho de familia?

En primer lugar, no se debe descuidar ni el aspecto teórico ni el práctico, siendo fundamental que exista un equilibrio entre ambos.

La variedad de profesores es igualmente algo que caracteriza al Máster de Familia e Infancia de ISDE. Contamos con un elenco de más de 60 profesores entre los cuales están Jueces y Fiscales especializados en esta materia., letrados de la administración de justicia, así como abogados y titulares de prestigiosos despachos de familia, quienes te aportan la visión más práctica del ejercicio.

También participan otros profesionales como psicólogos, trabajadores socialesdetectives privados , peritos informáticos, periodistas, entre otros.

Me gustaría agradecer además a todos ellos la predisposición que siempre tienen hacia el alumno, quien agradece enormemente poder tratar con ellos de tú a tú.

También es fundamental que las prácticas sean en un despacho especializado, como las que ofrecemos en este máster, pues es la forma perfecta de acabar de consolidar los conocimientos adquiridos y, además, encontrar la oportunidad de hacer carrera en uno de ellos.

6-. Actualmente, se habla mucho de las conocidas “soft skills” en el mundo de la abogacía. ¿Cuáles son esenciales para un abogado que quiere dedicarse al derecho de familia?

Para aquellos que no conocen el concepto de “soft skill” ésta se define como “una habilidad no relacionada con habilidades técnicas o conocimientos específicos sobre un tema dado. Hacen referencia al “cómo” a la hora de trabajar.” A título de ejemplo diría que hay tres importantes.

La primera es la escucha activa. Es todo un reto porque el ser humano tiende a pensar en sus propios juicios o valores, dejando de prestar la atención que se merece el interlocutor. No interrumpir y captar con todos nuestros sentidos lo que el cliente quiere transmitir es fundamental.

La segunda es la capacidad de negociación. Los divorcios de mutuo acuerdo exigen negociar con la otra parte hasta llegar a un texto que satisfaga a ambos. En ocasiones lleva incluso más tiempo y dedicación que un contencioso, pero es muy gratificante llegar a dichos acuerdos. Un auténtico subidón de adrenalina.

La tercera habilidad que necesita un abogado de familia es la adaptación a nuevas situaciones y la flexibilidad, así como la capacidad de improvisación. En ocasiones a mitad de un juicio surge un hecho que te puede llegar a trastocar toda tu estrategia y tienes minutos (o segundos) para reformular y atacar adecuándote, como un camaleón, a las nuevas circunstancias.

Todas ellas se abordan desde el Máster de Familia e Infancia de ISDE, pues, además de tratar la parte sustantiva, procesal y práctica del derecho de familia, dedicamos un bloque de la formación a habilidades complementarias como la oratoria, la actuación en sala o la gestión de un despacho.

7-. ¿Alguna curiosidad o anécdota que quieras compartir con nosotros sobre el centro o sobre tu experiencia como Directora del máster?

Resaltar la inmensa ilusión con la que tanto alumnos como docentes acudían a las clases. A pesar de ser un máster intenso, me sorprendió que el alumnado no parecía saciarse de conocimiento, con cada clase estaban más y más encantados. Yo no tuve la suerte de sentir eso en ninguna formación de las que he cursado y me producía una enorme envidia sana.

8-. ¿Algún libro o película que no debe faltar en casa de un estudiante de ISDE del máster de derecho de familia?

La guerra de los Rose, Kramer vs Kramer o Historia de un matrimonio son las principales películas que se me vienen a la cabeza.

En cuanto a los libros, una biblioteca especializada es algo que se va consiguiendo con los años, pero recomendaría a los lectores que apuesten por el libro de Derecho de Familia de la Colección Actualidad de la editorial Tirant lo Blanch, en la cual tengo el inmenso honor de participar como coordinadora y autora.

9-.¿Qué habilidades serán las más demandadas en un abogado que quiera dedicarse a la rama de derecho de familia?

Resalto el conocimiento profundo de la materia, la empatía y la mano izquierda, tanto con clientes como compañeros …. Pero saber cuándo es necesario “asomar el colmillo” es igual de importante.

Mi consejo a los amantes del derecho de familia es que nunca dejen de estudiar y de actualizarse, y que no olviden la creatividad a la hora de buscar alternativas y soluciones para sus clientes, siempre pensando en lo mejor para los niños.

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Escribe tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CURIOSIDADES

¿Qué sucede en España con las Demandas Colectivas?¿Son tan numerosas como en Europa?

Mireyaaheredia

Publicado

en

Demandas colectivas, seguro que alguna vez has oído hablar de ellas. Son un tipo de demanda que a continuación explicaremos y que posee una gran importancia dada su relevancia y protagonismo actual en Europa. 

Las demandas colectivas han crecido un 120% a nivel europeo, sin tener España un crecimiento paralelo al de nuestros países vecinos. ¿Por qué ocurre esto? ¿Qué sucede en España con las demandas colectivas masivas?

Las demandas colectivas hacen referencia a la acción judicial por la que se presenta un grupo de personas conjuntamente como demandantes porque han sufrido daños o problemas similares. Se trata de una herramienta legal en la que una o varias personas actúan como representantes para la defensa de intereses colectivos.

 

Las ventajas que plantea esta figura de las demandas colectivas y por ende los motivos principales por los que se utiliza son:

-Mayor uniformidad para todos los demandados

-Mayor uniformidad en la compensación de los demandantes

-Disminuir los costos que supone tomar una acción judicial

-Mejores resultados judiciales, mayor eficiencia

 

Por su parte, las desventajas que plantea son las siguientes:

-No se tiene el control sobre las decisiones al no ser una demanda interpuesta de forma individual

-La compensación financiera no siempre será en el formato que espera el litigante

-Mayor exigencia en cuanto al representante de la parte demandante

Ahora que ya conocemos lo que es una demanda colectiva, volvemos a preguntarnos ¿Y qué sucede en España? ¿Por qué no terminan de prosperar en nuestro país?

El origen principal se encuentra en la falta de mecanismos a nivel procesal y procedimental de la que carece enormemente nuestro país en comparación con el resto de Europa. Reino Unido junto con Holanda son los dos países que más demandas colectivas acaban prosperando y suponiendo importantes sumas de dinero en concepto de indemnización a los particulares. 

Este hecho anima a que los particulares en el resto de países decidan de forma colectiva agruparse para litigar. Lo cual en España también supondría las mismas ventajas tanto para la justicia, la cual agrupa los gastos que podrían ocasionar diferentes procedimientos en uno solo, como para los propios abogados, los cuales cada vez más están especializadonse en multitud de despachos de España en este tipo de demanda. 

En Europa, al ser mayor que en nuestro país esta práctica, los propios despachos buscan fuentes de financiación por parte de grandes inversores para poder llevar a cabo tales procedimientos, ya que una vez finalizado este, si acaba prosperando la demanda, los beneficios son cuantiosos y los propios inversores lo plantean ya como un servicio en el que poder poner el foco. 

Es por todo ello, que desde asociaciones de abogados y numerosos colegios de abogados, se viene de un tiempo atrás y hasta ahora, reclamando una regulación que se adecue a las necesidades que se plantean, haciendo así que esta figura prospere más en nuestro país y de la cuál acaben pudiendo beneficiarse demandantes, abogados, Ministerio de Justicia etcétera. 

Con la Directiva (UE) 2020/1828 del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de noviembre de 2020 relativa a las acciones de representación para la protección de los intereses colectivos de los consumidores, y por la que se deroga la Directiva 2009/22/CE, se pensaba que se solucionaría toda esta problemática, pero dos años después vemos que no ha sido así; y es que como especifica esta propia directiva, actualmente es cada vez más común que existan multitud de consumidores que se encuentren en el mismo punto de partida ante una problemática similar, ya sea por empresas alimenticias, tecnológicas o de otra índole. 

Es por ello que el ordenamiento jurídico debería ser dotado en España de ciertos mecanismos que pongan al servicio de todos los ciudadanos las herramientas suficientes para que los abogados que defiendan sus intereses consigan un mayor beneficio para todas y cada una de las partes que intervienen en cada procedimiento. 

Además, con la crisis actual sufrida por la pandemia, han aumentado los casos en los que los ciudadanos han visto dañados sus intereses por causas cada vez más comunes, es por tanto inevitable que España acabe equiparándose pronto al resto de países de la Unión Europea, y consiga por fin establecer esa serie de procedimientos tan necesarios y aclamados por los Españoles. 

¡Así que ya sabes joven jurista! Si quieres especializarte y formarte en algo que creas que va a prosperar en un futuro cercano, sin duda son las demandas colectivas. 

Continuar Leyendo

CURIOSIDADES

Abogado: el autoconocimiento te ayudará profesionalmente

Yahaira

Publicado

en

El autoconocimiento es el arte de conocerte a ti mismo. Gran parte de las decisiones que tomamos a lo largo de nuestra vida son producto de las decisiones de los demás (padres, amigos, familia, parejas…). Por tanto, muchas de las decisiones que se han tomado sin preguntarnos a nosotros mismos, pueden convertirse en dolores de cabeza futuros. La habilidad de conocernos mejor a nosotros mismos, nos ayudará a escoger el mejor camino dentro del mundo de la abogacía. Ya sea para escoger nuestra especialidad dentro del derecho o, también para escoger nuestras próximas prácticas en un despacho.

¿Qué es el autoconocimiento?

El autoconocimiento es conocerse a uno mismo de verdad, de forma sincera y realista, fundamental para la mejora del bienestar emocional, siendo uno de los ejes clave de la inteligencia emocional, y como soporte para el desarrollo personal. Además, si ahondas sobre ti mismo o misma, podrás gestionar mejor tus emociones y comprenderás la razón de ser de muchos de tus hábitos.

¿Por qué el autoconocimiento me ayudará a encontrar mi espacio en la abogacía?

El autoconocimiento honesto y real, te ayudará a reflexionar sobre tus defectos y virtudes. Con ello, reflexionarás sobre quién eres y cuáles son tus habilidades. Puedes hacerlo tanto con tus habilidades personales como profesionales. En consecuencia, tu cerebro y tu corazón pondrán sobre la mesa todo lo necesario para llevar a cabo una decisión consciente y real. Tú serás el protagonista de tu voluntad.

5 ejercicios que te ayudarán en tu camino como jurista

      1. Pídele a un compañero que te describa o si tienes confianza también puedes pedírselo a un profesor

Una forma de descubrir quién eres es preguntando a los demás cómo te ven. Sé de primera mano que da miedo, pero el feedback es muy importante y te puede sorprender cómo te ven los demás.

      2. Anímate a inscribirte a un talles de inteligencia emocional

¿Inteligencia emocional? ¿Eso qué es? Pues la inteligencia emocional es la llave para abrir la puerta a tu ser. Si no tienes ni idea de cómo empezar a gestionar tus emociones y pensamientos, la mejor herramienta es una formación en la materia. Hay cursos o libros a precios asequibles que son muy constructivos y empoderadores. Destierra la idea de que eso “no es para ti”.

      3. Practica mindfulness en tu día a día

Ya en artículos anteriores, por ejemplo (https://www.todojuristas.com/blog/5-tips-para-aplicar-el-mindfulness-en-el-dia-a-dia-de-un-abogado/) hablo sobre técnicas de mindfullness para aplicar a tu día a día como abogado. En resumen, el mindfullness se trata de una forma de prestar atención plena al presente.

      4. La línea de la vida. No, no hablo de ir a un vidente

Se trata de un ejercicio de desarrollo personal que se basa en crear una línea que represente tu vida. En la línea marcarás todos los sucesos que han tenido relevancia en el lado izquierdo y un punto que señale el aquí y el ahora. Por ejemplo, la fecha de hoy. Con ello, marcarás a continuación en el lado derecho de la línea tus metas y tus objetivos. ¿Te atreves?

      5. ¿Quién soy?

Se trata de de un ejercicio en el que necesitamos un folio y un bolígrafo. Dividimos el folio en tres columnas: quién soy, quién quiero ser y cómo puedo lograrlo. Un ejercicio sencillo y muy útil.

Ahora ya conoces 5 estrategias para ayudarte a encontrar tu espacio en la abogacía. El sector legal, ya sea en el ámbito público o privado, requiere de profesionales que sepan el porqué de la elección de su trabajo, el derecho es un tipo de saber muy exigente y muy importante en la sociedad. Su buen funcionamiento pasa por profesionales que se conozcan y sean reflexivos sobre quiénes son. Un mejor funcionamiento del mundo del derecho, tiene el potencial necesario como para la mejora global de la sociedad. No restes importancia al arte de conocerte y anímate a salir de tu zona de confort para encontrar tu espacio en la abogacía. Te sorprenderás.

yahaira

Yahaira Agredo VelásquezEspecialista en comunicación y marketing jurídico. Colaboradora y community manager de Todojuristas.

[/vc_column][/vc_row]

Continuar Leyendo

CURIOSIDADES

¿Ha hecho daño la pandemia al ejercicio de la abogacía o ha sido un plus de trabajo para los abogados?

Mireyaaheredia

Publicado

en

Estos dos últimos años, desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020 y hasta la actualidad, los abogados y procuradores, al igual que la mayoría de profesionales que se dedican de forma autónoma a desempeñar su labor, han sufrido los innumerables vaivenes sociales y en consecuencia también profesionales que se han padecido en estos tiempos. 

En estos dos años hemos protagonizado a parte de una enorme crisis sanitaria, una posterior crisis económica, la cuál hoy nos hace plantearnos la siguiente pregunta: 

¿Se han visto los abogados, de forma generalizada, beneficiados por la pandemia o no? ¿Somos uno de los colectivos más azotados o la pandemia nos ha dado un plus en nuestro trabajo?

Si te interesa saberlo ¡Sigue leyendo!

Como en cualquier escenario catastrófico siempre encontraremos a un grupo que contemplará los acontecimientos con incertidumbre y terror, fijándose solo en lo negativo de esta situación, en lo que ha dejado de ser “como siempre” y que sufre por las innumerables dudas que rondan por su mente ante la ignorancia de un final aparente. 

Por otro lado, también tendremos esas mentes brillantes que aprovechan un momento tan complicado para encontrar la oportunidad de emerger en el mundo laboral. 

Por suerte, y al contrario de lo que comúnmente se pueda llegar a pensar, los abogados se encuentran en este segundo grupo. Así lo ha afirmado el Barómetro Interno de la Abogacía realizado por Metroscopia:

Los datos obtenidos en este estudio revelan la existencia entre nuestros/as abogados/as de una notable capacidad de diagnóstico de situación, y de reacción ante el nuevo escenario social que pueda emerger en un futuro inmediato”

El Barómetro Interno de la Abogacía es un sondeo de opinión que ha sido realizado a una muestra de 2.275 abogados españoles y que plantea como uno de sus puntos más característicos que la totalidad de sus encuestados son abogados, únicamente se muestra el punto de vista de los abogados, sin mediadores, sin periodistas, entrevistadores o grandes corporaciones de comunicación que puedan condicionar los resultados o las conclusiones que puedan llegar a sacarse. 

Los aspectos en los que más coinciden los participantes de este sondeo es en que han tenido que adaptarse a los avances tecnológicos a una velocidad inimaginable hace unos años. Pasando de un 55% de los encuestados en el barómetro anterior a un 85% en el realizado más recientemente, que afirmaban estar relacionados con la tecnología de una forma satisfactoria y ágil en relación con su desempeño laboral.

Y es que tener una declaración o una vista oral por medio de una videollamada, en el que alguno de los interesados no se encontrara en sala, es algo que hasta hace bien poco no se planteaba por ninguno de los motivos, a no ser que existiera una causa extremadamente puntual. 

Los participantes de este sondeo afirman que más de una cuarta parte de ellos también han tenido que ponerse al día en todo lo concerniente a las reclamaciones a consecuencia de la pandemia y sus múltiples efectos. Se calcula a su vez, que en un futuro próximo, más de un tercio de los abogados colegiados como ejercientes actualmente en todo el territorio nacional se encontrarán inmersos en la defensa o asesoramiento de algún caso en referencia a las consecuencias ocasionadas por el Covid-19.

Por lo tanto, a pesar de que la pandemia haya causado grandes estragos a nivel sanitario y profesional, para nuestro sector esta situación de crisis puede interpretarse que ha sido  una oportunidad para adaptarse al cambio en la forma de trabajo y enfrentarse a nuevos retos y necesidades que plantea la sociedad actual, cambios que muy probablemente hayan venido para quedarse. 

Desde el punto de vista del Ministerio de Justicia y la Administración Pública, también puede interpretarse como un punto de inflexión y reflexión sobre la necesidad de modernización en todo lo referente al plano jurídico, administrativo y burocrático; ya que es común encontrarse actualmente con ciertos escenarios que plantean problemas a los que se les dan soluciones incongruentes que no corresponden a los tiempos que vivimos. 

Es evidente que ya se han realizado muchos de los cambios que eran necesarios, tanto en el desarrollo de nuestra profesión como en otras actividades relacionadas con la misma; pero aun así nos queda un largo camino por recorrer como sociedad y más concretamente como encargados de la labor jurídica que somos. 

Quién sabe quizá de aquí también se pueda volver a extraer otra nueva etapa de crecimiento como la actual, tanto a nivel personal como profesional.

Continuar Leyendo

Tendencia