Conecta con nosotros

ENTREVISTAS

Entrevistamos al consultor Carlos García-León, experto en reputación y comunicación en el sector legal

todojuristas

Publicado

en



Hoy entrevistamos a Carlos García-León, socio director de Legal Reputation, firma de consultoría de reputación y comunicación en el sector legal en España. Carlos consultor y docente de comunicación para abogados, así como analista e investigador del mercado jurídico. Es vicepresidente de Inkietos (think-tank de la abogacía de los negocios), fundador y coorganizador del Legal Management Forum y miembro de la Asociación de Comunicadores Jurídicos-ACIJUR.

¿Es importante la reputación y posicionamiento en los abogados que empiezan?

El posicionamiento es básico en todo profesional que comienza, pero especialmente en aquellos que lo hacen por su cuenta o de forma colectiva en un pequeño despacho, pues desde un principio deben emitir un mensaje al mercado de lo que ofrecen, cómo lo ofrecen y por qué un potencial cliente debería contratar sus servicios y los de su bufete, y no los de otro. Deben crear una identidad y una marca para empezar a operar y desarrollar sus objetivos y, posteriormente, su reputación será lo que piensen de ellos sus stakeholders (grupos de interés). Y en el sector legal, la reputación tiene una gran importancia, pues está ligada a atributos como la calidad, el prestigio, la fiabilidad, la credibilidad y la confianza que alcanzan una capacidad diferenciadora para atraer y fidelizar clientes y profesionales.

 

¿Qué recomendaría a un joven abogado que quiere empezar a comunicar?

Antes de empezar a comunicar lo primero que debemos hacer es un ejercicio de reflexión para ser conscientes de quiénes somos, qué nos caracteriza y diferencia, cuáles son nuestras fortalezas, cuál es nuestra propuesta de valor y qué nos convierte en importante para nuestros stakeholders. Una vez tengamos esto definido, debemos marcarnos unos objetivos (intentando ser lo más realistas posible) y a continuación trazar un plan de acción que incluya qué queremos comunicar, a qué público vamos a dirigirnos, con qué tiempo y recursos contamos y las acciones (offline y online) que nos gustaría llevar a cabo, preferiblemente calendarizadas. Lo ideal y recomendable sería poder contar con la ayuda inicial de profesionales en comunicación, pero soy consciente de que en las primeras etapas de un joven abogado esta inversión económica no es siempre posible.

 

¿Cuándo es el momento de contratar una agencia de comunicación? ¿Importa el tamaño del despacho?

Externalizar la comunicación del despacho (o parte de ella) depende de muchos factores y, en mi experiencia el tamaño de la firma no es el más importante. Puede que para un despacho pequeño o mediano sea muy positivo contratar a una agencia de comunicación en la que poder delegar esa tarea al carecer internamente para ello de personal cualificado y con experiencia (y que además le supondría mayor inversión económica); y puede también ocurrir, al mismo tiempo, que un despacho grande que ya cuente con un departamento de márketing, desarrollo de negocio y comunicación, decida, por varios motivos, apoyarse en una agencia externa para algunas tareas concretas periódicas, como por ejemplo las relaciones con los medios de comunicación o los directorios jurídicos, o puntuales, como la organización de un evento, la gestión de una crisis, una formación de portavoces, la realización de un contenido editorial o de una auditoría reputacional.

 

¿Por qué en muchos medios siempre aparecen como líderes de opinión los mismos abogados, que no siempre son los mayores expertos?

En líneas generales, salvo excepciones, creo que en los medios de comunicación suelen aparecer los abogados que se encuentran entre los más reputados de cada materia. Lo que hay que entender es que la reputación es la suma de la excelencia profesional y la comunicación. Por muy buen experto que seas en algo, si esa condición no es visible, difícilmente podrán tus stakeholders interactuar contigo, incluidos los propios periodistas cuando necesiten a un experto. Es como si pones en marcha un negocio en el que comercializas, por ejemplo, unas corbatas de una calidad extraordinaria, pero si no consigues que nadie se entere de ello, será muy complicado venderlas. Por eso, no basta con hacer las cosas bien; hay que saber comunicarlo.

 

¿Cómo deben relacionarse los abogados con los medios de comunicación jurídicos para que los tengan en cuenta?

Los medios de comunicación persiguen contenidos relevantes, interesantes, oportunos, que aporten valor añadido y que, a ser posible, no ofrezcan al mismo tiempo su competencia. Por lo tanto, aquellos abogados y bufetes que sepan proporcionar esto a los periodistas irán bien encaminados. A veces será a través de información corporativa de la propia firma, otras veces será a través de contenido legal de actualidad o de opiniones y valoraciones sobre multitud de temas jurídico-empresariales. A la hora de relacionarnos con los medios, sería interesante tener en cuenta algunos consejos: cuando abordemos a un periodista debemos estar seguros de que lo que le ofrecemos pueda ser de su interés (no le hagamos perder el tiempo); cuando un periodista nos contacte para pedirnos información, la confirmación de una noticia, una opinión… lo necesita cuanto antes, porque el tema puede perder actualidad o ser publicado antes por su competencia. Por eso es importante que seamos rápidos en las respuestas; y respecto al contenido, seamos concretos, claros y precisos en los mensajes. No hace falta (y es contraproducente) demostrarle al periodista todo lo que se sabe de una determinada materia. Ese no debe de ser el objetivo, sino ayudar al periodista en la elaboración de su información. Si queda satisfecho, probablemente volverá a contactarnos cuando surja otra oportunidad.

 

Como profesor en algunos de los centros más relevantes de la formación jurídica ¿Qué formación imparte? ¿Cómo ve a los más jóvenes en el ámbito de la comunicación? 

Llevo impartiendo en la última década formación específica de comunicación para abogados, tanto para alumnos del máster de acceso a la abogacía y otros posgrados especializados de diferentes escuelas, como en programas enfocados a directivos, socios y perfiles más senior de bufetes y asesorías jurídicas. Por ejemplo, a los jóvenes trato de transmitirles la importancia que tiene desde el inicio de sus carreras profesionales el desarrollo de su marca personal y la importancia de conocer y saber usar los diferentes canales y herramientas de comunicación que tienen a su alcance para que, además de ser magníficos abogados, consigan tener también una reputación excelente. Y lo cierto es que percibo a las jóvenes generaciones cada más interesadas e implicadas en estas materias, comprendiendo que la comunicación, sobre todo digital, va a ser una parte muy importante de su trabajo a lo largo de su carrera profesional en un mercado cada vez más competitivo, cambiante y disruptivo.

 

¿Qué importancia tienen las redes sociales para los abogados? ¿Cuál considera que es la red más apropiada?

Las redes sociales son una excelente herramienta para posicionarse, comunicar y conectar con nuestros stakeholders. Para un abogado es fundamental relacionarse con las personas e incrementar su red de contactos, porque sin ellos difícilmente obtendrá recomendaciones (que sigue siendo una forma muy relevante de lograr negocio para los abogados) o directamente clientes. Para lograrlo, una combinación perfecta pasa por tener una presencia ágil y eficaz en el entorno offline (congresos, eventos, reuniones alumni…) y, al mismo tiempo, estar presente activamente en redes sociales, y en concreto en LinkedIn, la red más apropiada para la abogacía empresarial.

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Escribe tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ENTREVISTAS

Conoce la experiencia de Alba y Eva, 2 jóvenes que ¡Han aprobado Judicaturas!

Mireyaaheredia

Publicado

en



En los últimos años se ha popularizado la creencia de que la oposición de juez y fiscal es una oportunidad a la que solo tiene acceso una pequeña parte de la sociedad, generando rumores de un acceso discriminatorio y elitista. Además, con el Covid-19, los opositores se están enfrentando a un camino aún más costoso. La falta de ocio, el retraso en las convocatorias, o la incertidumbre social en general son algunos de los desafíos a los que se enfrentan  estos estudiantes para gozar de una buena salud mental. 

Por ello, hemos entrevistado a dos de las juezas que han aprobado en la última convocatoria, para conocer de primera mano qué opinan sobre estos aspectos. 

En primer lugar tenemos a Alba, una joven de 26 años que estudió en un colegio público de La Manga del Mar Menor y posteriormente se graduó en Derecho y ADE en la Universidad de Murcia. 

Por otro lado, nos encontramos con Eva, tiene 25 años y también ha cursado todos sus estudios en entidades públicas, primero en un pequeño pueblo de Málaga, Periana, y posteriormente en la Universidad de Granada se graduó en Derecho y Ciencias Políticas y de la Administración. 

Ambas decidieron que querían ser juezas cuando ya estaban cursando respectivamente sus doble grados, por lo que nada más graduarse comenzaron a opositar. Alba ha conseguido acceder a la Escuela Judicial en tan solo 3 años, mientras que Eva lo ha conseguido en 2. 

Respecto a estas preguntas, nos comentaron lo siguiente:

¿Hubo algo que te echara un poco atrás al tomar la decisión de empezar la oposición? 

Alba: Lo que más me echaba para atrás era tener que estar cuatro o cinco años dependiendo económicamente de mi madre. También me daba miedo cómo afrontaría los posibles “fracasos”, ya que siempre he sido una persona muy exigente conmigo misma. Me asustaba la incertidumbre, no ser capaz de conseguirlo, invertir mi tiempo en algo que quizás no iba a dar su fruto. Además, el hecho de que los orales fueran en el Tribunal Supremo me daba bastante pánico, imagino que como a todo opositor.

Eva: Sí, mi mayor miedo era no conseguirlo, la incertidumbre, embarcarme en esta aventura sin saber cuánto tiempo y sin saber si conseguiría o no mi objetivo. También me echaba para atrás el número de temas, me parecía muy numeroso, pensaba que era imposible aprenderse perfectamente 325 temas y recordarlos en un momento determinado para exponerlos ante el Tribunal. 

¿Y durante ella? ¿Qué es lo mejor y lo peor de estar opositando? 

Alba: Lo mejor, a nivel académico, es el conocimiento adquirido y la soltura a la hora de cantar. Realmente terminé la carrera teniendo un conocimiento muy disperso y la oposición me ha ayudado mucho a consolidar. 

A nivel personal la oposición me ha servido para valorar mi tiempo, las compañías… Tener muy poco tiempo te obliga a valorar, a priorizar, a dedicar tu tiempo solo a aquello que realmente te suma, te aporta y te llena. 

Eva: Lo mejor es el aprendizaje, no solo el conocimiento que adquieres del derecho, sino el conocerse mejor a una misma; también aprendes a organizarte, a distribuir el tiempo, a valorar más aquello que no puedes hacer y que antes te parecía una tontería, y a las personas que te acompañan en este camino. Lo peor, la incertidumbre, no saber si realmente vas por el camino correcto, si verdaderamente estás avanzando o perdiendo el tiempo, si todo el tiempo de estudio va a dar sus frutos. La oposición ha sido una montaña rusa, a veces te comías el mundo, y otras veces te comía él a ti. 

¿Qué te gustaría haber sabido antes de empezar? 

Alba: Me gustaría haber sabido que sí era posible aprobar para haber disfrutado un poco más el camino. 

Considero que es imprescindible tener una vía de escape, de evasión para poder sobrellevarlo mejor. En mi caso me ayudó mucho a desconectar el ejercicio físico. Obligarme a terminar de estudiar todos los días a una hora prefijada e ir al gimnasio me hacía desconectar totalmente de los temas, los artículos… 

Pero no fue hasta el último año de oposición cuando descubrí esto.

Eva: Sinceramente, el tiempo que iba a tardar en sacarme la oposición, pero era algo imposible de saber.

¿Crees que es cierto eso que se dice que “solo pueden opositar personas económicamente bien posicionadas” o que esta oposición “no está al alcance de todas las personas” a las que les gustaría hacerla? 

Alba: No lo comparto, vengo de una familia humilde pero que cree que no hay mejor inversión que en educación. 

A pesar de que la oposición conlleva un gran gasto económico (material, preparador) en mi caso ha sido llevadero. También he de decir que el segundo y tercer año de oposición esto fue más fácil gracias a una ayuda económica que me concedieron en virtud de un convenio entre el banco Santander y la APM. 

Eva: Opositar no es gratis, eso lo sabe todo el mundo. Opositar conlleva un gasto, tanto de materiales como de preparación, bien en una academia o bien con un preparador. 

No obstante, no significa que únicamente oposite gente bien posicionada económicamente, o como algunos nos llaman, “la élite”, en mi familia no hay nadie con estudios superiores, mi abuelo siempre ha trabajado en el campo y mi abuela era ama de casa, mi padre es conductor de autobuses y mi madre es dependienta, así que eso de que sea de “la élite” no lo comparto. 

¿Qué medida por parte del Estado crees que podría ayudar a las personas que estáis opositando? 

Alba: Becas a los opositores, de hecho el gobierno las ha anunciado recientemente.

Eva: Becas, es la única solución que encuentro, que se ayude económicamente a aquellas personas que quieran opositar y que no puedan hacerlo por el gasto que ello conlleva.

¿Cómo creéis que ha afectado la pandemia a los opositores? ¿Qué importancia le dais vosotras a la salud mental con respecto la oposición? Cuéntanos tu experiencia.

Alba: Conozco a muchos opositores que la pandemia le ha afectado negativamente. Que el único día libre tengas que pasarlo en casa o con restricciones es bastante duro. También el hecho de que se pospusiera la convocatoria desmoralizó a algunos compañeros. 

A mí, al contrario, me hizo centrarme más. Sentía que ya no era la única persona que estaba encerrada y que no había nada mejor que hacer que estudiar.

La salud mental durante este periodo es imprescindible. He tenido mis bajones pero han sido todos bastante llevaderos y he podido sobrellevarlos. Algo que me preocupaba bastante era decepcionar a mi entorno, a mi familia, a mi preparador… Es por eso que la fecha de mi último ejercicio solo la compartí con los más cercanos. No quería que la gente estuviera pendiente de mí para que así, si suspendía, no se llevaran un chasco.

Eva: En mi caso la pandemia me ha ayudado a estar más concentrada en mi objetivo, dado que estábamos confinados y que no podía salir de casa, invertí todo ese tiempo en estudiar, de hecho, durante el confinamiento no me tomaba el día de descanso entero porque total no podía hacer nada, iba a estar encerrada igualmente, pues aprovechaba y dedicaba unas horas a repasar temas o a hacer esquemas o a hacer test. 

Sin embargo, es cierto que hay opositores a quienes les ha afectado negativamente. La salud mental es fundamental, si no estás bien psicológicamente llevar una oposición como esta es difícil, y no está de más pedir ayuda, yo tuve que ir en un par de ocasiones al psicólogo después del test porque no me encontraba bien mentalmente, me daba pánico ir al Tribunal Supremo, sentía mucha presión, por terceras personas y me daba miedo el suspenso, el defraudar a tanta gente que confiaba en mí. 

Ir al psicólogo me sirvió de ayuda, gané confianza, seguridad y supe canalizar todo el miedo que sentía y convencerme de que lo estaba dando todo de mí, y que si había llegado hasta ahí tenía que seguir y dejar atrás todos los pensamientos negativos.

Como ya sabéis hay mucha demanda de oposiciones por la crisis económica y de empleo existente ¿Qué le diríais a esos opositores que solo se ven motivados por el sueldo y la estabilidad laboral que supone la oposición?

Alba: Creo que en una oposición tan larga y dura como es la judicatura, el hecho de que tu única motivación sea el sueldo (que, además no es tan elevado) y la estabilidad juega en tu contra. Creo que es imprescindible que te mueva algo más, que realmente te apasione lo que vas a hacer. Si apruebas vas a dedicar tu vida a ello así que es necesario que te llene.

Eva: Es importante estar motivado a la hora de hacer una oposición porque no es un camino de rosas, hay momentos buenos, pero también momentos malos, y es esa motivación la que te impulsa a seguir adelante. 

Obviamente, la recompensa que obtienes una vez que apruebas es muy buena, como dices estabilidad laboral, que hoy día es muy importante, y un buen sueldo. Pero, personalmente, también creo que es importante la vocación, uno tiene que hacer lo que realmente le llene porque, en principio, se supone, que te vas a dedicar a eso toda tu vida, y opositar sin que te guste aquello a lo que opositas, se tiene que hacer aun más difícil.

Continuar Leyendo

CURIOSIDADES

Entrevista a David Gabarro, director general de AlterMutua de los Abogados

todojuristas

Publicado

en



1-. Para un estudiante que no os conoce, ¿qué es o quién es Alter Mutua?

Somos abogados y abogadas que ayudamos a abogados y abogadas. Una sociedad de personas, no de capitales, que nació en el 1840 con un claro propósito: autoasegurar el colectivo para ayudar a cada abogado o abogada cuando se encuentre en una situación difícil de afrontar individualmente: por ejemplo, frente a la aparición de una enfermedad, una incapacidad temporal o absoluta, la jubilación o incluso el fallecimiento, ayudando económicamente a su familia.

Somos un claro ejemplo de economía colaborativa, una entidad sin ánimo de lucro donde el cliente es a su vez el propietario.

Hoy en día seguimos fieles a este propósito y buscamos dar respuesta a las necesidades aseguradoras de los profesionales de la abogacía en los diferentes ámbitos de su vida: profesional, personal, familiar, etc.

En términos más técnicos, Alter Mutua es una Mutualidad de Previsión Social. Por una parte, ejercemos una modalidad aseguradora de carácter voluntario y complementario a la Seguridad Social, cubriendo los riesgos de enfermedad, incapacidad, jubilación, muerte, etc.; por otra parte, para aquellos abogados y abogadas que ejercen por cuenta propia, somos una Mutualidad de Previsión Social Alternativa al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), es decir, pueden escoger entre darse de alta en la Seguridad Social o en Alter Mutua.

2-. ¿Necesito tener el título de abogado para ser mutualista de Alter Mutua?

Pueden ser mutualistas de Alter Mutua los abogados y abogadas, los licenciados o graduados en Derecho, su pareja e hijos mayores de edad y, con carácter general, aquellas personas que mantengan una determinada vinculación o relación con el mundo del derecho o de la abogacía como empleados de colegios de abogados u otras instituciones de la abogacía, estudiantes de Derecho, etc.

3-. ¿Qué diferencia hay entre la cuota de autónomos y la cuota del Plan Alter Profesional de Alter Mutua?

En Alter Mutua, la cuota depende de la situación profesional y personal que tenga el abogado o abogada en cada momento, y del nivel de cobertura que desee. Por ejemplo, solo si tiene pareja y/o hijos debe tener las coberturas de viudedad y/u orfandad.

Lo normal es que durante los primeros años de ejercicio el abogado o la abogada se acoja a las cuotas progresivas, que van desde los 26 €/mes el primer año, 55 €/mes el segundo y tercer año, y 135 €/mes a partir del cuarto año.

En cuanto a las pensiones, la diferencia más importante es que el RETA es un sistema público basado en un sistema de reparto, por el cual las cotizaciones realizadas por los activos se utilizan para pagar las mensualidades de los pensionistas, pasivos, de ese momento, mientras que la mutualidad es un sistema privado basado en un sistema de capitalización individual, en el que el dinero aportado se va acumulando en la cuenta del mutualista hasta el momento de su jubilación. En el caso de Alter Mutua, ese capital lo formarán las aportaciones efectuadas, más el interés garantizado, más el exceso de rentabilidad que se obtenga en cada ejercicio.

En este punto, quiero destacar que si se opta por una mutualidad alternativa al RETA, se puede cambiar de opinión y pasar al RETA sin perder el capital constituido. En cambio, si se opta por el RETA, la decisión es irreversible y se deberá seguir en el sistema público de por vida para mantener la expectativa de cobrar una pensión de jubilación.

4-. Muchos alumnos tienen miedo al futuro laboral. ¿Qué ofrece Alter Mutua a los jóvenes juristas y futuros abogados que les pueda interesar o ayudar en su futuro profesional?

Hacerse un hueco en el mercado laboral es un desafío para cualquier joven abogado o abogada: largas jornadas de trabajo, incertidumbre, elevada exigencia…

En Alter Mutua, hace muchos años que nos preocupamos por el bienestar de los abogados y abogadas más allá de las coberturas contratadas. Fuimos pioneros en ofrecer a todos nuestros mutualistas y a sus familiares, de forma totalmente gratuita, los Servicios Preferentes de Bienestar, que comprende el Servicio de atención y orientación emocional y social, atendido por un equipo de psicólogos, y el Servicio de orientación nutricional, formado por nutricionistas y médicos especializados.

Contar con asesoramiento profesional ante crisis personales o familiares, ansiedad, depresión,  adicciones, etc., o consejos para alimentarse adecuadamente para hacer frente a situaciones complejas o patologías específicas es de gran ayuda para superar con éxito este tipo de sucesos.

Cuando somos jóvenes no solemos dar importancia a los seguros, pero es importante darse cuenta de lo mucho que nos pueden ayudar en determinadas circunstancias.

Por ejemplo, nuestra experiencia nos demuestra que los jóvenes sufren un gran número de lesiones y patologías relacionadas tanto con la actividad física como con el ámbito psicosocial; también es el momento vital de formar una familia, con todo lo que ello conlleva. (En Alter Mutua tenemos diferentes seguros para hacer frente a todas estas situaciones: desde la baja diaria hasta la cobertura médica y, por supuesto, con unos precios muy competitivos para personas jóvenes.

5-. ¿Qué tres consejos le recomiendas a un principiante en el mundo de la abogacía tras colegiarse como abogado?

Vincularse a las instituciones propias de la abogacía puede resultar de gran ayuda para los jóvenes que empiezan.

Tras colegiarse, mi recomendación es aprovechar al máximo los recursos del propio colegio, como la bolsa de trabajo, y participar activamente en jornadas de formación, congresos, eventos, etc. Existen muchas ventajas de las que podrán beneficiarse como colegiados.

Conectar con los grupos de jóvenes abogados y abogadas es también un buen apoyo en los comienzos, una forma de tomar contacto con compañeros de profesión, compartir experiencias, intercambiar opiniones…

Y, desde mi punto de vista, es imprescindible cuidar la propia salud, protegerse a uno mismo y a la familia, y prepararse para el futuro de la mano de quien mejor te pueda acompañar en este cometido. Aquí es donde Alter Mutua tiene respuestas a todas esas necesidades que irán surgiendo.

6.-. ¿Cómo impacta Alter Mutua en la vida de sus mutualistas? ¿Y qué impacto tiene la existencia de Alter Mutua en el mundo jurídico y en la sociedad?

Alter Mutua impacta en la vida de sus mutualistas de forma directa, ya que su protección es nuestra razón de ser, nuestro propósito como entidad.

Como hemos comentado antes, somos un grupo de abogados y abogadas que, de forma colectiva, decide autoasegurarse, protegerse en beneficio de esa colectividad. Todas nuestras coberturas están diseñadas de forma específica para el colectivo y se revisan cada año atendiendo las peticiones y sugerencias de los mutualistas.

Por otro lado, nuestra existencia es sin duda una ventaja para los abogados y abogadas, el simple hecho de disponer de diferentes alternativas supone una ventaja respecto de otros colectivos que no disponen de la posibilidad de escoger su previsión social. La “competencia” nos exige ser más eficientes, tener una mejor oferta, ser diligentes en las prestaciones… en definitiva, los abogados y abogadas disponen de una opción adicional y competitiva lo que, sin duda, redunda en un mejor servicio para ellos.

Como mutualidad, colaboramos con numerosos colegios de abogados y abogadas y otras entidades vinculadas a la abogacía, apoyando diferentes iniciativas impulsadas por los mismos y contribuyendo a que se puedan poner en marcha proyectos de interés para la abogacía.

La innovación también es una de nuestras prioridades, por ejemplo, cuando pusimos en marcha los servicios de bienestar de los que hemos hablado, conscientes de la importancia de la salud mental. Impulsamos, además, el Barcelona Insurhub, un lugar de encuentro entre startups, mutualidades e inversores, que tiene como propósito acelerar la transformación de los sectores insurtech, fintech, legaltech, health e impacto social. En nuestros 180 años de historia nos hemos adaptado a todo tipo de cambios, aportando valor a quienes confían en nosotros, y seguiremos haciéndolo gracias a la tecnología que nos permitirá innovar en nuestros servicios y en la forma de relacionarnos con nuestros mutualistas.

Y, por supuesto, también buscamos la manera de ayudar a los jóvenes abogados y abogadas, puesto que ellos son el futuro de la profesión. Por esta razón, junto con el Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona y el Grupo de la Abogacía Joven de Barcelona, impulsamos el Premio Extraordinario Futuros Abogados y Abogadas, para recompensar el esfuerzo, la vocación y la excelencia de los estudiantes de Derecho. en su camino para acceder a la abogacía, dando a conocer a los estudiantes del Máster de Acceso a la Abogacía los servicios de las instituciones vinculadas a la profesión. Este Premio nació en 2020 en Barcelona y estamos trabajando para extenderlo a otros territorios este mismo año.

Continuar Leyendo

ENTREVISTAS

Entrevista a Mercedes de Prada, directora académica del Centro de Estudios Garrigues

todojuristas

Publicado

en



Mercedes de Prada Rodríguez es la Directora Académica del Centro de Estudios Garrigues (CEG). Directora de la Clínica Jurídica del CEG. Doctora en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, calificación de sobresaliente cum laude por unanimidad y Premio Extraordinario de Doctorado.

1-. Muchos alumnos tienen miedo al futuro laboral. ¿Un máster es realmente una inversión? ¿Por qué?

En el entorno y sociedad actual que nos rodea, los alumnos, tras cursar un Grado, lejos de tener miedo a su futuro deben prestar la máxima atención y conocer, desde todas las perspectivas, los incesantes procesos transformadores que estamos viviendo. Nuestro consejo es que dediquen tiempo y atención en buscar una formación de posgrado de alta calidad que combine conocimientos teóricos -que son imprescindibles- aplicados a la práctica profesional, lo que les permitirá acceder con más facilidad al mundo laboral. Deben buscar un máster que se adecúe a sus expectativas y preferencias profesionales, pero no deben descuidar ninguna de las variables para tener en cuenta en su elección: oferta formativa, plan de estudios, empleabilidad, profesorado, metodología, relevancia del programa, etc. En efecto, cursar un máster es una inversión, es un trampolín que garantiza acceder de forma diferenciada y en unas mejores condiciones al mercado laboral.

2-. La excelencia es una de las características que se asocian al Centro de Estudios Garrigues. ¿Cómo potencia esta característica el Centro Garrigues de Estudios entre sus alumnos? ¿Y entre el profesorado?

El Centro de Estudios Garrigues nació con la vocación de poner al servicio de la sociedad la experiencia profesional y el conocimiento alcanzados por el Despacho en el ámbito jurídico-empresarial. Desde esa experiencia de más de 26 años formando a los mejores profesionales, somos conscientes que sólo a través de una formación sólida, exigente y de excelencia, los futuros profesionales podrán dar debida respuesta a los grandes retos sociales que vivimos.

Nuestro propósito y firme compromiso siempre ha sido formar en la excelencia, innovar, anticiparnos y ofrecer a nuestros alumnos todos los elementos para ayudarles a crecer, de forma conjunta, en lo humano y en lo profesional. Hay ciertos valores irrenunciables en los que se asienta nuestra institución como son el trabajo en equipo, la solidaridad, el esfuerzo, etc. No obstante, y por encima de todo, siempre destacamos nuestras “Tres E”: Ética, Excelencia y Exigencia.

Nuestro compromiso con el talento siempre ha sido claro y decidido En nuestra opinión, hay que fomentar y favorecer que los alumnos más brillantes gocen de todas las facilidades para acceder a la mejor formación en las mejores condiciones. Nuestro programa de becas a la excelencia responde a ese compromiso. Por otra parte, nuestro claustro de profesores está compuesto por brillantes profesionales y académicos que reúnen los más altos estándares de calidad y que destacan por su vocación docente, por ser capaces de transmitir su pasión por la profesión que ejercen, acercando al alumno, desde el primer día de clase, a su realidad laboral.

3-. El Centro de Estudios Garrigues ha llamado la atención de muchos jóvenes estos últimos años gracias al Premio Jóvenes Juristas que fomenta la excelencia en el conocimiento y ejercicio del Derecho de Empresa. Cuéntanos Mercedes, ¿podrías compartir alguna curiosidad sobre el Premio Jóvenes Juristas? ¿Un avance sobre la próxima convocatoria en 2021-2022?

El Premio Jóvenes Juristas se ha convertido en una de las citas anuales más importantes para aquellos estudiantes de Derecho que quieren impulsar su futuro y poner en práctica sus habilidades y capacidades jurídicas en el último año de carrera, esa motivación, esa búsqueda de la excelencia y ese esfuerzo resultan una combinación perfecta. Es un reto cada año encontrar talento por esta vía. La máxima curiosidad es mantener y fomentar año tras año la labor de descubrir a los mejores, a alumnos que tendrán un futuro profesional brillante, especialmente, por participar en este galardón. Es una gran curiosidad la constancia y la excelencia, que se ha mantenido durante 22 ediciones con el rigor y exigencia a partes iguales. El Premio es un referente y, desde la primera edición, el Premio Jóvenes Juristas ha perseguido el fomento del ejercicio y conocimiento del Derecho de Empresa. La participación en estos Premios supone la realización de un complejo examen estructurado en dos partes: un dictamen escrito, que abarca cinco horas, sobre un caso relacionado con el derecho de empresa y su posterior defensa oral. Es como digo, un premio de larga tradición, con un excelente tribunal formado por prestigiosos juristas y unos brillantes resultados que se ha consolidado año tras año, desde su creación.

Este Premio es un compromiso del Despacho Garrigues y del Centro con la formación y la excelencia, es más que un premio al conocimiento jurídico, es un premio al esfuerzo.

4-. Actualmente, se habla mucho de las conocidas “soft skills” en el mundo de la abogacía. ¿Cuáles son esenciales para un abogado que quiere dedicarse al derecho de empresa?

El imparable proceso transformador en el que estamos inmersos se imbrica en todos los ámbitos de la sociedad y afecta, en particular, al ámbito legal constituyendo un importante desafío para todos los operadores jurídicos. El papel y el desafío del abogado del futuro sigue siendo esencialmente el de representar intereses y resolver problemas, pero resulta imprescindible hacerlo desde unos skills de comunicación más efectivos, que permitan trasladar posiciones y persuasión a comunidades cada vez más globales y diversas. Desde el Centro de Estudios Garrigues aunamos los conocimientos jurídico-empresariales con esas otras habilidades que son las más demandadas por los despechos y empresas. A la pregunta que, en muchas ocasiones, se hacen los alumnos: “¿Qué te hace único? ¿Qué te hace el mejor candidato? Podemos responder que es la diferenciación en competencias tales como: ser un buen comunicador, ser creativo y proactivo, saber adaptarse a distintas situaciones y aprovechar al máximo las oportunidades,

Esta respuesta necesitaría una respuesta más directa por cuestión de espacio. Personalmente, me gusta mucho el enfoque de: ¿Qué te hace único? Tal vez, desde mi humilde opinión concretarlo en 4 líneas.

5-. ¿Algún libro o película que no debe faltar en casa de un estudiante del Centro de Estudios Garrigues del máster en derecho Empresarial?

Sin duda, podría enumerar decenas de libros fundamentales, pero creo que nunca debería faltar, en ninguna mesilla, El Mercader de Venecia. Shakespeare, de forma magistral, nos demuestra como el conocimiento en profundidad de la ley, sumado al estudio y trabajo, al ingenio y oratoria de un magnífico abogado puede transformar inesperadamente el curso de un difícil procedimiento y lograr una sentencia justa.

6- ¿Cómo impacta el Centro de Estudios Garrigues en la vida de sus alumnos? ¿Y qué impacto tiene la existencia del Centro de Estudios Garrigues en el mundo jurídico y en la sociedad?

El Centro de Estudios Garrigues no sólo forma a los alumnos, los transforma y convierte en excelentes profesionales. Y ese impacto, en la sociedad, no sólo se reconoce en la excelente formación técnica sino, también, en muchos de nuestros proyectos académicos: la investigación a través de nuestras publicaciones, participación en congresos, jornadas, en la celebración de premios como: el Premio Jóvenes Juristas, The Young Excellence Challenge, Legal Tech, HR Innovation Awards, Moot Court CEG, etc. Este próximo noviembre seremos la sede del Congreso Nacional de Estudiantes de Derecho (CONEDE).

Nos hace mucha ilusión celebrar en unas semanas la presentación de nuestra primera obra colectiva “El Derecho a la verdad”, que marca el inicio de una Colección de Estudios. Además, estamos trabajando en la elaboración de Manuales que ayuden a la preparación del examen de acceso. Asimismo, muchos de nuestros profesores están en procesos de doctorado o de acreditaciones; tenemos un futuro lleno de retos y proyectos que pronto verán la luz.

Muy especialmente, en estos últimos años, nos sentimos muy orgullosos del trabajo de alumnos y profesores en nuestra Clínica Jurídica centrada en el ámbito de las personas con discapacidad y su tutela jurídica. El principal objetivo es trabajar con las instituciones que amparan a estos colectivos y ponernos a su disposición para colaborar en temas en los que puedan requerir asesoramiento jurídico. La Clínica Jurídica del Centro de Estudios Garrigues se desenvuelve bajo los pilares de la deontología jurídica y el Derecho al servicio de la Justicia. Nuestros alumnos y claustro de profesores colaboran con más de una veintena de instituciones (la Fundación Derecho y Discapacidad, el CERMI, La Fundación Probono, FAMMA, A LA PAR, Fundación Prevent, PREDIF, Colegio de Registardores, etc.) en actividades como: el asesoramiento, análisis y estudio de temas relacionados con derechos de las personas con discapacidad Es un maravilloso proyecto que nos llena de alegría y fuerzas para sumar en ese largo camino hacia la verdadera inclusión y la implementación de un Derecho de la discapacidad efectivo y real.

7- Para Mercedes, ¿Cuál es la diferencia o las diferencias que hacen del Centro de Estudios Garrigues único en la oferta de formación jurídica a nivel nacional e internacional? ¿Por qué elegir el Centro de Estudios Garrigues para formarse?

El Derecho, lejos de ser una profesión arcaica, local y asentada en compartimentos estancos, se consolida como una profesión que requiere de una visión global y transversal, que marca el futuro del sector. Sin duda, el Derecho es el verdadero motor de nuestra sociedad y se traduce en un lenguaje universal e internacional que habrá de dar respuesta a los retos globales a los que nos enfrentamos en el siglo XXI. Para alcanzar el éxito en el mundo jurídico-empresarial es fundamental contar con una formación técnica sólida y completa, reforzada por una visión eminentemente práctica y centrada en el ámbito digital, en la internacionalización y en el desarrollo de las relaciones comerciales. La cercanía del Derecho a la realidad social, en incesante transformación, legitima la profesión del abogado y es, precisamente, una formación intensa, especializada y actualizada, la base fundamental para hacer diagnósticos y plantear soluciones a nivel global a los retos de nuestro tiempo.

Nuestro nivel de exigencia y excelencia permite que, cada año, nuestras titulaciones ocupen los primeros puestos de los rankings académicos más prestigiosos, posicionándose como programas de referencia que aúnan calidad académica y empleabilidad. Los frutos son nuestros números: el 100% de alumnos que aprueban cada año el examen de acceso al ejercicio de la profesión; y 100% de empleabilidad de nuestros alumnos, así como su reconocimiento en el mundo profesional. A ello se suma la proyección profesional de nuestros alumni en todos los sectores de la sociedad.

Creo que son unas poderosas razones para elegir y confiar en la formación del Centro de Estudios Garrigues.

8-. Para Mercedes, ¿cuál es la diferencia o las diferencias que hacen del Centro de Estudios Garrigues único en la oferta de formación jurídica a nivel nacional e internacional? ¿Por qué elegir el Centro de Estudios Garrigues para especializarte en derecho empresarial?

Hace tiempo que las soluciones jurídicas meramente locales dejaron de ser efectivas y que las prescripciones de las instituciones internacionales se convirtieron en fuentes del nuevo Derecho Global. El futuro del Derecho y el Derecho del futuro solamente pueden ser internacionales. Así, el derecho empresarial se ha consolidado en las últimas décadas, al ritmo de la globalización y de la revolución tecnológica, una sofisticada praxis especializada en la resolución de complejos problemas legales surgidos de la colisión o convergencia de sistemas legales diversos en diferentes jurisdicciones. El tramo de máximo valor añadido de la profesión jurídica es el de los abogados especializados en el entendimiento y ejecución de las operaciones empresariales internacionales.

Queremos que nuestro alumno proyecte su formación hacia esta realidad empresarial nacional e internacional a través de la adquisición y aplicación de los conocimientos jurídicos dirigidos a la efectiva resolución de la problemática legal asociada a las complejas transacciones que están transformando el mundo.  Nuestra innovadora metodología se centra en una combinación equilibrada de aspectos teóricos y prácticos a través del desarrollo de contenidos estructurados en sus diversas asignaturas, con el análisis exhaustivo de casos prácticos basados en operaciones reales de especial actualidad y complejidad.  El objetivo es que los alumnos comprendan los objetivos de negocio, la problemática y retos jurídicos inherentes, y que sean capaces de anticipar los problemas legales, buscar soluciones y plantear ordenadamente la ejecución de las transacciones a la luz del conocimiento de su potencial impacto en diversas áreas y jurisdicciones, tal y como hacen los profesionales en ejercicio de las firmas y organizaciones más prestigiosas.

Continuar Leyendo

Tendencia