Conecta con nosotros

OPOSICIONES

Oposiciones a la carrera diplomática

Publicado

en

INTRODUCCIÓN

La Carrera Diplomática es el cuerpo estatal especializado en Relaciones Internacionales adscrito al Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. Por tanto, ser Diplomático implica ejercer un puesto de alta responsabilidad, pues consiste, de facto, en representar al Estado y en velar por los ciudadanos y entidades españoles; a su vez, ese puesto de alta responsabilidad otorga a quien lo desempeña no solo prestigio social, sino también, y más importante, inmunidad penal (es decir, no puede ser detenido por la policía del Estado donde desarrolle su labor).

Preparar y superar este tipo de Oposiciones ofrece la posibilidad de ocupar un alto cargo de representación de nuestro país, así como una buena y estable situación económica que las hacen más atractivas.

Cualquier persona que cumpla los requisitos de acceso a la Carrera Diplomática puede embarcarse en estas Oposiciones, si bien las materias que se abordan resultarán más familiares y llevaderas para quienes hayan estudiado las Licenciaturas o Grados de Derecho, Ciencias Políticas, Economía e Historia.

Aunque no es necesario, es recomendable realizar, de manera complementaria y con carácter previo a iniciar las Oposiciones a la Carrera Diplomática, un Posgrado o Máster en Diplomacia o en Relaciones Internacionales, por ejemplo, ya que gran parte del temario está relacionado con esta cuestión, por lo que contar con conocimientos al respecto puede ser una ventaja a la hora de manejar el programa de estudio.

 

REQUISITOS DE ACCESO

Para poder llegar a ser Diplomático, es necesario cumplir los siguientes requisitos:

  • Tener nacionalidad española.
  • Tener una edad comprendida entre los 16 años y la edad máxima de jubilación forzosa.
  • Estar en posesión del título de Licenciado, Ingeniero, Arquitecto o Grado.
  • No hallarse inhabilitado para el ejercicio de la función pública ni haber sido separado del servicio de las Administraciones Públicas.
  • Tener la capacidad necesaria para desempeñar las funciones propias del cargo.

 

TEMARIO DE LAS OPOSICIONES A LA CARRERA DIPLOMÁTICA

Las Oposiciones a la Carrera Diplomática llevan aparejado un amplísimo temario compuesto por cuatro grupos de temas, en cada uno de los cuales se abordan distintos bloques de materias:

  • Grupo primero:
  • Derecho Internacional Público (21 temas).
  • Derecho Internacional Privado (10 temas).
  • Organizaciones Internacionales (8 temas).
  • Derecho Civil, Derecho Mercantil y Derecho Consular (10 temas).
  • Grupo segundo:
  • Sistemas Políticos (4 temas).
  • Derecho Constitucional (11 temas).
  • Derecho Administrativo (10 temas).
  • Unión Europea (29 temas).
  • Grupo tercero:
  • Economía General y Economía del Sector Público (9 temas).
  • Economía Internacional (12 temas).
  • Economía Española (17 temas).
  • Cooperación para el desarrollo (8 temas).
  • Grupo cuarto:
  • Historia (37 temas).
  • Relaciones Internacionales y Política Exterior (15 temas).

Para preparar este tipo de Oposición, el propio Ministerio de Asuntos Exteriores ofrece recomendaciones como las siguientes y que son aplicables a cualquier tipo de Oposición:

  • Trabajo y constancia.
  • Asumir las horas de estudio como una jornada de trabajo.
  • Aprender a canalizar la frustración.
  • Mantener una actitud positiva durante todo el proceso de la Oposición.

Es importante contar con la ayuda y el seguimiento de un preparador o de una academia, pues esto permite una visión realista del nivel de preparación del opositor y aporta seguridad al estudiante. Como ejemplo, podemos mencionar el CEI International Affairs de Barcelona (https://www.ceibcn.com/es/).

 

PROCESO DE SELECCIÓN

El proceso selectivo para la Carrera Diplomática está formado por dos fases:

  • Fase de oposición, que consiste en cuatro ejercicios de carácter eliminatorio:

Primer ejercicio: su contenido abarca todo el temario, así como cuestiones de cultura general.

El candidato debe responder un cuestionario tipo test que consta de 105 preguntas, de las cuales 5 son de reserva. Cada respuesta correcta se valora con 0’10 puntos y cada respuesta incorrecta, con -0’033 puntos; las primeras diez respuestas en blanco no se valoran, pero a partir de la undécima se valoran del mismo modo que las respuestas incorrectas.

El tiempo de que disponen los aspirantes para realizar este primer examen es de 135 minutos.

El Tribunal decide cuál es la puntuación mínima que hay que obtener para superar el ejercicio, pero en ningún caso puede ser inferior a 5 puntos. En las 48 horas a la realización del cuestionario, se publican las plantillas de corrección.

En el segundo ejercicio, hay que desarrollar por escrito un tema de carácter político, económico, social y/o cultural de actualidad propuesto por el Tribunal, sin que los candidatos puedan consultar ningún tipo de material de referencia o documentación.

Para ello, disponen de un tiempo máximo de 2 horas y, una vez transcurridas, los aspirantes deben introducir su ejercicio en un sobre en el que conste la identificación del candidato.

En una sesión separada, cada opositor leerá públicamente el ejercicio escrito, formulando a continuación el Tribunal las preguntas que considere necesarias durante 30 minutos.

La calificación conjunta oscilará entre los 0 y los 10 puntos, siendo necesario alcanzar 5 puntos. Esta calificación final resultará de la valoración del ejercicio escrito, que será como máximo de 6 puntos, exigiéndose un mínimo de 2’5 puntos; y de la valoración de las respuestas dadas por el candidato a las preguntas del Tribunal, pudiendo ser como máximo de 4 puntos.

El tercer ejercicio es una prueba de idiomas, en el que hay prueba escrita y prueba oral en dos idiomas, siendo uno de ellos obligatoriamente el inglés, pudiendo cada opositor escoger el segundo idioma entre francés, ruso, chino, árabe, alemán y portugués. Además, si el candidato quiere, podrá realizar esta prueba en un tercer idioma voluntario de entre las opciones existentes para la elección del segundo idioma, siempre que sea distinto a éste.

Para realizar este ejercicio, no se puede utilizar diccionario ni otro tipo de textos o materiales.

En cada uno de los dos idiomas obligatorios, habrá que realizar dos pruebas:

  • Traducir al inglés y al segundo idioma un texto en castellano, pudiendo utilizar un diccionario bilingüe en español para cada idioma. El tiempo máximo es de 90 minutos.
  • Traducir al castellano un texto en un máximo de 1 hora.

Una vez terminado el ejercicio, se introduce en un sobre y se entrega al Tribunal.

La fase oral tiene lugar en sesión pública y es común para los dos idiomas obligatorios, debiendo leer en voz alta ante el Tribunal las traducciones realizadas por escrito.

A continuación, cada aspirante habla, primero en inglés y después en el segundo idioma, sobre sendos temas que propone el Tribunal por un tiempo máximo de cinco minutos para cada tema. Al finalizar cada exposición, el Tribunal puede formular preguntas y pedir aclaraciones durante 15 minutos.

El conjunto de pruebas de cada idioma se valorará entre 0 y 10 puntos, debiendo alcanzar en cada idioma un mínimo de 5 puntos. Tras publicarse las calificaciones de los dos primeros idiomas, quienes hayan obtenido esa nota mínima pueden realizar la prueba del tercer idioma.

En esta prueba voluntaria, se debe traducir al idioma escogido por cada aspirante un texto redactado en castellano en un tiempo máximo de 90 minutos y, a continuación, se hace el mismo ejercicio a la inversa, es decir, se traduce un texto redactado en el idioma elegido al castellano en un tiempo máximo de 60 minutos. Solo en la traducción inversa se permite utilizar un diccionario bilingüe.

La fase oral de este ejercicio se desarrolla en sesión independiente, en la que cada opositor lee en voz alta sus traducciones y, posteriormente, habla durante 5 minutos en el idioma elegido sobre un tema de actualidad de entre los propuestos por el Tribunal. Finalizada la intervención, el Tribunal puede formular preguntas o solicitar aclaraciones durante un máximo de 15 minutos.

La calificación puede variar entre los 0 y los 10 puntos, de tal manera que toda puntuación igual o superior a 5 se traduce a una bonificación de 0’50 puntos en la nota final de idiomas, incrementándose en 0’10 puntos por cada punto adicional hasta un máximo de 1 punto en caso de que la valoración sea de 10.

El cuarto ejercicio consiste en una exposición oral de cuatro temas extraídos al azar y tiene carácter eliminatorio. Cada candidato extrae un tema por cada grupo de materias, pudiendo realizar un guion o esquema de los cuatro temas en un tiempo de 15 minutos, sin contar con la ayuda de libros, apuntes, etc.

Los temas se exponen por orden del grupo de materias al que pertenezcan, disponiendo cada opositor de un máximo de 1 hora, que debe distribuir de manera equitativa entre los cuatro temas. A continuación, el Tribunal puede hacer preguntas durante 20 minutos.

La puntuación de este ejercicio irá de 0 a 10 puntos, debiendo alcanzar, como mínimo, 5 puntos para superar esta prueba.

La nota final de la fase de oposición resulta de la suma de las calificaciones obtenidas en cada uno de los ejercicios. Si existe empate, se da prioridad a quien haya obtenido una mayor puntuación en el cuatro ejercicio; si persiste el empate, se prevé un orden de prelación:

  • Mayor puntuación obtenida en el segundo ejercicio.
  • Mayor puntuación obtenida en el tercer ejercicio.
  • Mayor puntuación obtenida en el primer ejercicio.

Quienes superen esta primera fase serán nombrados funcionarios en prácticas, debiendo realizar entonces la segunda parte del proceso selectivo.

  • Curso selectivo de carácter práctico orientado a que los candidatos conozcan cómo desempeñar las funciones propias de la Carrera Diplomática, incluyendo estudios en materia de igualdad entre hombres y mujeres y en materia de violencia de género.

Esta segunda fase se desarrolla en la Escuela Diplomática (Madrid) por un tiempo no superior a 1 año, estableciéndose importantes colaboraciones con las distintas unidades del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

La calificación será de entre 0 y 10 puntos, exigiéndose un mínimo de 5 puntos para superar esta segunda y última parte del proceso selectivo.

La evaluación global del proceso selectivo se obtiene mediante la suma de la calificación final de las dos fases, de tal manera que quienes aprueben, ingresan en la Carrera Diplomática y son nombrados funcionarios de carrera por el Secretario de Estado de Función Pública.

Si existe empate, se establece el mismo orden de prelación indicado para la fase de oposición.

 

CONVOCATORIA

Puedes acceder a la convocatoria publicada en el BOE aquí: http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/Ministerio/EscuelaDiplomatica/AccesoCarreraDiplomatica/Paginas/default.aspx para poder consultar el número de plazas a cubrir que son convocadas en cada oposición a diplomático.

 

FUNCIONES DE UN DIPLOMÁTICO

Quienes superan las Oposiciones a la Carrera Diplomática tienen ante sí tres principales salidas profesionales:

  1. Ser Diplomático de España.
  1. Estar al servicio de la Administración, fundamentalmente del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, ya sea en la sede de Madrid o fuera de España (Embajadas, Representaciones Permanentes ante Organizaciones Internacionales, Delegaciones en Conferencias, Consulados…).
  1. Prestar servicios en otras instituciones, que serán principalmente Administraciones con intereses sectoriales en el exterior, como pueden ser los Ministerios de Justicia, Interior, Agricultura, etc.; órganos constitucionales como la Presidencia o el Congreso de los Diputados, en agencias como la AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo) u organizaciones internacionales como Naciones Unidas, por ejemplo.

En cualquier caso, podemos diferenciar dos ramas de actividad:

  • Política, que se traduce en la representación del Estado ante otros Estados y Organismos.
  • Consular, encargada de la protección de los ciudadanos y entidades españoles en el extranjero ante las autoridades locales.

Así, las funciones de un Diplomático se pueden resumir en cinco grandes grupos:

  • Representación.
  • Negociación.
  • Fomento de las relaciones amistosas.
  • Protección de los nacionales, en este caso de los españoles.
  • Recopilación de información.

Este conjunto de labores explicadas de una forma tan general se pueden traducir en actuaciones tan diversas como el análisis de la actualidad política y social, la supervisión de proyectos de cooperación al desarrollo, la organización de actos culturales que presenten relación con España, etc.

 

SUELDO DE UN DIPLOMÁTICO

Desde la propia página web del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación se indica que el sueldo base de un Diplomático es similar al de un Juez, un Abogado del Estado o cualquier otro funcionario del mismo nivel funcionarial. No obstante, el sueldo de un Diplomático es tan elevado porque en el mismo se incluye el coste de expatriar a una familia (Diplomático, cónyuge e hijos, si los hay), así como una prima por riesgo, lejanía, carestía o dureza del destino.

Por tanto, el sueldo base de un Diplomático se corresponde con el nivel en que se encuentre como funcionario público, al que deberán añadirse las pagas extraordinarias. A ello se le añaden el complemento de destino anual y el complemento específico anual. Al resultado se le multiplica el módulo de equiparación del poder adquisitivo y, finalmente, el módulo de calidad de vida (Se pueden consultar en http://www.hacienda.gob.es/BoletinesHacienda/Boletines/2019/62466.pdf).

Sin embargo, estos factores no son públicos, por lo que el sueldo que percibe un Diplomático es muy superior al que podemos encontrar en el Portal de Transparencia. Pongamos un ejemplo del sueldo de un Embajador, aunque no todos los Diplomáticos son Embajadores, sino que ésta es la graduación más alta que se puede alcanzar. Según datos de 2019, el Embajador de España en Alemania percibe 48.464€ brutos anuales.

Dicha cantidad tendría que multiplicarse por 2, y su resultado, por 1’595, de lo que deriva que el embajador de España en Alemania percibe un sueldo próximo a los 155.000€ brutos anuales.

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Escribe tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

OPOSICIONES

Oposiciones Letrado de las Cortes Generales

Publicado

en

INTRODUCCIÓN

El Cuerpo de Letrados de las Cortes Generales es uno de los grupos funcionariales que conforman nuestras Cortes Generales, de forma que prestan sus servicios en el Congreso de los Diputados, en el Senado o en la Junta Electoral Central.

Estas Oposiciones a letrado de las cortes generales no gozan de gran popularidad entre los estudiantes de Derecho, por lo que no suele ser una opción a tener en cuenta de entre los múltiples caminos que pueden seguirse al finalizar la carrera universitaria; tampoco ayuda el gran número de temas que es necesario estudiar y la densidad de los mismos.

Por tanto, muchos de los aspirantes a este cuerpo funcionarial tienen verdadera vocación por ejercer esta profesión; en otros muchos casos, la remuneración que perciben estos funcionarios es uno de los aspectos que ayuda a decantarse por esta Oposición a letrado de las cortes, ya que implica tener asegurado un puesto de trabajo y percibir un buen sueldo cada mes, lo que permite una buena estabilidad económica.

REQUISITOS DE ACCESO

El proceso de selección está abierto a cualquier persona que cumpla los siguientes requisitos:

  • Tener nacionalidad española.
  • Ser mayor de edad.
  • Estar en posesión del título de Licenciado o Graduado en Derecho.
  • No hallarse inhabilitado para el ejercicio de la función pública por sentencia firme.
  • No padecer enfermedad o discapacidad que impida el desempeño de las funciones propias del cargo.

TEMARIO DE LAS OPOSICIONES A LETRADO DE LAS CORTES GENERALES

El programa objeto de preparación para superar el proceso selectivo de acceso al Cuerpo de Letrados de las Cortes Generales es muy extenso, al estar compuesto por 450 temas, que se organizan en 17 grupos de temas:

  • Grupo 1º: Teoría General del Derecho (19 temas).
  • Grupo 2º: Historia Jurídico-Política (51 temas).
  • Grupo 3º: Fuentes del Derecho (22 temas).
  • Grupo 4º: Teoría política (18 temas).
  • Grupo 5º: Organización de los poderes públicos (48 temas).
  • Grupo 6º: Derecho Constitucional Comparado (20 temas).
  • Grupo 7º: Derechos fundamentales y libertades públicas (15 temas).
  • Grupo 8º: Derecho Electoral (14 temas).
  • Grupo 9º: Derecho Parlamentario (43 temas).
  • Grupo 10º: Actuación administrativa (39 temas).
  • Grupo 11º: Derecho Financiero (21 temas).
  • Grupo 12º: Derecho del Trabajo (12 temas).
  • Grupo 13º: Derecho Civil (45 temas).
  • Grupo 14º: Derecho Mercantil (26 temas).
  • Grupo 15º: Derecho Penal (11 temas).
  • Grupo 16º: Derecho Internacional y de la Unión Europea (19 temas).
  • Grupo 17º: Garantías jurisdiccionales (27 temas).

Uno de los mayores inconvenientes para preparar el temario es que éste no se facilita por parte de academias o preparadores, sino que lo deben elaborar los propios opositores, ya que los preparadores únicamente se limitan a preparar la exposición de los temas y a recomendar determinada bibliografía.

PROCESO DE SELECCIÓN

El proceso selectivo consta de cuatro ejercicios eliminatorios:

Primer ejercicio. Disertación por escrito, debiendo desarrollar dos temas extraídos al azar. El primero de ellos versará sobre el grupo 1º (Teoría General del Derecho) o 2º (Historia Jurídico-Política); el segundo, sobre cualquiera de los demás grupos que componen el temario. Para la selección de los temas, se extraen diez temas al azar (cinco de los bloques 1º y 2º y cinco de los bloques 3º a 17º), escogiendo el Tribunal los dos temas objeto de examen.

El opositor dispone de cuatro horas para cada uno de los temas, debiendo ser la duración mínima conjunta de 2 horas y la máxima, de 8 horas.

Segundo Ejercicio.Exposición oral de nueve temas extraídos al azar de entre los que conforman los grupos 3º a 17º, de tal manera que la presentación se realiza según el siguiente orden:

  • Fuentes del Derecho (Grupo 3º).
  • Teoría política (Grupo 4º) y Organización de poderes públicos (Grupo 5º).
  • Derecho constitucional comparado (Grupo 6º), Derechos fundamentales y libertades públicas (Grupo 7º) y Derecho electoral (Grupo 8º).
  • Derecho parlamentario (Grupo 9º).
  • Actuación administrativa (Grupo 10º).
  • Derecho financiero (Grupo 11º) y Derecho del trabajo (Grupo 12º).
  • Derecho civil (Grupo 13º).
  • Derecho mercantil (Grupo 14º) y Derecho penal (Grupo 15º).
  • Derecho internacional y de la UE (Grupo 16º) y Garantías jurisdiccionales (Grupo 17º).

Se establece como tiempo mínimo 1 hora y 15 minutos y como tiempo máximo, 1 hora y 30 minutos, concediéndose 15 minutos antes de comenzar la prueba para realizar un esquema o guión, no pudiendo dedicar a la exposición de cada tema menos de 7 minutos.

El tercer ejercicio consiste en un supuesto práctico de naturaleza jurídico-pública, y preferentemente de carácter parlamentario, sobre el que se plantean distintas cuestiones que pueden suscitarse a un Letrado de las Cortes Generales.

Para el desarrollo de este ejercicio se permite consultar el expediente, la legislación y cualquier otro material que el Tribunal ponga a disposición de los candidatos.

La duración máxima de esta prueba es de 8 horas, haciéndose una pausa.

El cuarto y último ejercicio es una prueba de dos idiomas, a elegir entre inglés, francés y alemán, indicando un orden de preferencia. Este examen tiene tres partes:

  • Traducción directa, con ayuda de un diccionario, de un texto jurídico o de actualidad política redactado en la primera lengua escogida, para lo que se dispone de 1 hora.
  • Resumen escrito en castellano de un texto jurídico o de actualidad política redactado en el segundo idioma escogido, para lo que se conceden 45 minutos.
  • Conversación con el Tribunal sobre el texto de la traducción en el mismo idioma en que se haya realizado ésta.

Los tres primeros ejercicios se calificarán de 0 a 20 puntos, siendo necesario alcanzar al menos 10 puntos en cada una de las pruebas.

Las distintas pruebas a realizar en el ejercicio de idiomas tendrán una puntuación mínima de 0 y una puntuación máxima de 5, 3 y 2 puntos, respectivamente, siendo necesario alcanzar como mínimo la mitad de las respectivas calificaciones. Por tanto, se valorará con 0 a 10 puntos, exigiéndose un mínimo de 5 puntos.

CONVOCATORIA DE LAS OPOSICIONES

Suele publicarse una convocatoria de las oposiciones al Cuerpo de Letrados de las Cortes Generales por legislatura, si bien no existe una periodicidad fija, pues depende de que exista alguna plaza vacante.

Toda la información acerca de los requisitos de acceso, del temario y de los ejercicios que componen el proceso de selección se encuentra disponible en https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2018-7533

FUNCIONES DE UN LETRADO DE LAS CORTES GENERALES

El día a día de un Letrado de las Cortes Generales abarca innumerables funciones, entre las que se pueden destacar:

  • Asesoramiento jurídico y técnico a los órganos de las Cortes Generales.
  • Elaboración de informes, dictámenes y resoluciones.
  • Levantamiento de actas.
  • Representación procesal y defensa de las Cortes Generales, así como de los órganos e instituciones vinculados o dependientes de aquellas.
  • Estudio y propuesta de nivel superior.
  • Dirección de la Administración Parlamentaria, siendo titular de los órganos correspondientes.

SUELDO DE UN LETRADO DE LAS CORTES GENERALES

Un Letrado de las Cortes Generales es un funcionario perteneciente al Subgrupo A1, contemplándose su sueldo en los Presupuestos Generales del Estado, el cual es bastante elevado, puesto que un Letrado de las Cortes Generales percibe en torno a 5.000€ mensuales.

Continuar Leyendo

OPOSICIONES

Oposiciones judicatura

Publicado

en

INTRODUCCIÓN

Las oposiciones a judicatura son de las más conocidas no solo entre los estudiantes de Derecho, sino por la sociedad en general. El proceso de selección es el mismo para los aspirantes a Juez y para los aspirantes a Fiscal, debiendo tomar la decisión una vez se supere el proceso de oposición, pues esta decisión marcará el destino del opositor: la Escuela Judicial de Barcelona (Jueces) o el Centro de Estudios Jurídicos de Madrid (Fiscales).

Este tipo de oposición a juez es bastante complejo no solo por la cantidad de temas a estudiar, sino también por la densidad y complejidad de los mismos. Sin embargo, ejercer como Juez es una de las profesiones más prestigiosas, otorgando una gran estabilidad económica y un status social de respeto en la sociedad.

Ahora bien, las funciones que desarrolla un Juez ostentan mucha relevancia y, por tanto, exigen una gran responsabilidad, ya que están directamente relacionadas con los derechos y deberes de los ciudadanos, de las personas jurídicas y de las Administraciones Públicas.

 

REQUISITOS DE ACCESO

Cualquier persona que cumpla los requisitos siguientes puede presentar la solicitud para realizar el proceso de selección de la Carrera Judicial:

  • Tener nacionalidad española.
  • Tener una edad comprendida entre los 18 años y la edad de jubilación.
  • Estar en posesión del título de Licenciado o Graduado en Derecho.
  • No estar incurso en ninguna de las causas siguientes que incapacite o imposibilite el ejercicio del cargo: Impedimento físico o psíquico para la función judicial. Haber sido condenado por delito doloso sin que se haya obtenido la rehabilitación, sin haber sido absuelto o sin que se haya dictado auto de sobreseimiento. No estar en pleno ejercicio de sus derechos civiles.

 

TEMARIO DE LAS OPOSICIONES A JUDICATURA

El programa de las Oposiciones a Juez está integrado por un total de 320 temas que abordan todas las ramas del Derecho y que se dividen de la siguiente manera:

  • Derecho Constitucional (26 temas).
  • Derecho Civil (92 temas).
  • Derecho Penal (63 temas).
  • Derecho Procesal Civil (58 temas).
  • Derecho Procesal Penal (38 temas).
  • Derecho Mercantil (16 temas).
  • Derecho Administrativo y Laboral (27 temas).

Resulta recomendable enfrentarse a esta Oposición con la ayuda de un preparador, que normalmente será un Juez, un Magistrado o un Fiscal, o incluso también un Letrado de la Administración de Justicia, para acompañar al opositor a lo largo de todo el proceso, midiendo los tiempos en que ‘canta’ los temas, valorando el contenido expuesto en cada uno de ellos, corrigiendo errores, realizando simulacros de examen y resolviendo dudas, motivándole a lo largo de la oposición, etc.

 

PROCESO DE SELECCIÓN

1) Fase de oposición

El proceso de selección está formado por tres ejercicios:

El primer ejercicio consiste en responder un cuestionario tipo test de 100 preguntas, cuyo contenido se divide del siguiente modo:

  • 10 preguntas de Derecho Constitucional.
  • 40 preguntas de Derecho Civil.
  • 30 preguntas de Derecho Penal.
  • 20 preguntas de Derecho Procesal, de las cuales 13 serán de Derecho Procesal Civil y 7, de Derecho Procesal Penal.

El tiempo máximo es de 2 horas y 45 minutos.

Cada acierto puntúa 1 punto y cada fallo resta 0’33 puntos, no teniendo ninguna valoración aquellas preguntas que no se respondan. Para superar esta primera prueba, se establece una nota de corte, que puede variar en cada convocatoria, y un número máximo de candidatos, por lo que se exige un gran dominio de los temas objeto de examen.

El segundo examen presenta carácter oral y consiste en exponer ante el Tribunal cinco temas extraídos al azar y por el siguiente orden:

  • Un tema de Derecho Constitucional.
  • Dos temas de Derecho Civil, de los cuales el primero corresponde a los temas 1 a 46 de esta rama y el segundo, a los temas 47 a 92.
  • Dos temas de Derecho Penal, de los cuales el primero corresponde a los temas 1 a 26 y el segundo, a los temas 27 a 63.

La duración máxima de este segundo ejercicio es de 60 minutos, no debiendo conceder más de 15 minutos para el desarrollo de cada tema.

El tercer y último ejercicio consiste igualmente en exponer oralmente cinco temas extraídos al azar por el siguiente orden:

  • Dos temas de Derecho Procesal Civil, de los cuales el primero corresponde a los temas 1 a 30 y el segundo, a los temas 31 a 58.
  • Un tema de Derecho Procesal Penal.
  • Un tema de Derecho Mercantil.
  • Un tema de Derecho Administrativo o de Derecho Laboral.

Al igual que en el segundo ejercicio, el tiempo máximo concedido es de 60 minutos, por lo que cada uno de los temas ha de desarrollarse en un máximo de 15 minutos.

2) Curso selectivo: Escuela Judicial

Una vez superada la fase de oposición, los candidatos ingresan en la Escuela Judicial (Barcelona) para realizar un curso teórico-práctico, teniendo la consideración de funcionarios en prácticas.

La estancia en la Escuela Judicial es de 9 meses, donde aprenderán la actuación que deben realizar en Sala, es decir, se preparan para el desarrollo de su actividad profesional simulando juicios, redactando sentencias, etc. De hecho, las simulaciones de juicio se van a realizar en algunas ocasiones junto a estudiantes del Máster de Acceso a la Abogacía o Escuela de Práctica Jurídica partiendo de casos reales.

Finalizada la estancia en la Escuela Judicial, comienza la fase de prácticas tuteladas, cuya duración es aproximadamente de 6 meses. En este periodo, se realizan funciones de auxilio y colaboración con los titulares de los órganos judiciales donde se desarrollen las prácticas.

Por último, comienza la fase de sustitución y refuerzo, en la que se les asignará un destino y realizarán las mismas funciones que los titulares de los órganos judiciales.

CONVOCATORIA

Las oposiciones a judicatura se suelen convocar anualmente, publicándose la convocatoria en el BOE, lo que constituye un estímulo para quienes deciden embarcarse en esta Oposición.

Toda la información acerca de los requisitos, el temario y el proceso selectivo se recoge en la convocatoria publicada en el BOE (https://www.boe.es/boe/dias/2019/07/08/pdfs/BOE-A-2019-10066.pdf).

 

FUNCIONES DE UN JUEZ

El conjunto de funciones que desempeña un Juez se pueden resumir en el mandato constitucional según el cual deben juzgar y hacer ejecutar lo juzgado mediante el ejercicio de la potestad jurisdiccional.

No obstante, este mandato constitucional engloba diversas funciones como las siguientes:

  • Estudio y análisis de los diferentes asuntos.
  • Dirección de los actos procesales que deban desarrollarse en su presencia, tales como juicios, audiencias previas, algunas declaraciones, etc.
  • Garantizar el desarrollo del procedimiento conforme a las leyes procesales y garantías constitucionales.
  • Emitir resoluciones, como sentencias, autos o providencias.

Lógicamente, dependiendo del orden jurisdiccional en que opere cada Juez, existirán funciones propias de ese orden jurisdiccional. Por ejemplo, al juez de instrucción le corresponde llevar a cabo la investigación de los delitos.

Para el desarrollo de sus funciones, el Juez debe ser independiente, inamovible y responsable, resolviendo los asuntos de que conozca con neutralidad, imparcialidad y objetividad, basándose únicamente en los hechos y en el Derecho.

 

SUELDO DE UN JUEZ

Un Juez es un funcionario del Subgrupo A1, estableciéndose su sueldo en los Presupuestos Generales del Estado, el cual variará dependiendo del tiempo que haya transcurrido desde el inicio de su actividad profesional:

  • Los miembros de la Escuela Judicial perciben un salario como trabajadores en prácticas de 1.100€ mensuales, más las pagas extraordinarias.
  • Una vez tienen asignado su primer destino, el sueldo rondará los 2.500€ netos mensuales, más las pagas extraordinarias.
  • Cuando adquieren la condición de Magistrados, el sueldo se incrementa hasta aproximadamente 3.100€ mensuales, más las pagas extraordinarias.

El sueldo podrá ser mayor o menor en función de la población en la que el Juez ejerza como tal o de la Comunidad Autónoma de que se trate. En cualquier caso, a este sueldo base, habrá que adicionar los trienios de antigüedad, complementos específicos y de destino.

El Presidente del Tribunal Supremo como máximo órgano jurisdiccional percibe un sueldo de 130.000€ anuales.

Continuar Leyendo

OPOSICIONES

Oposiciones Fiscal

Publicado

en

INTRODUCCIÓN

Las Oposiciones a Fiscal son una de las principales opciones que barajan los estudiantes de Derecho pese a su complejidad y volumen de temas. Sin embargo, hay aspectos que parecen embellecer a estas Oposiciones por encima de esa complejidad y densidad, como el puesto a ocupar, las funciones a realizar como Fiscal, la estabilidad económica y un status reconocido socialmente.

El proceso selectivo es compartido con los aspirantes a Jueces, si bien, una vez superado éste, se tomarán diferentes caminos: los Jueces marcharán a la Escuela Judicial de Barcelona y los Fiscales, al Centro de Estudios Jurídicos de Madrid.

 

REQUISITOS DE ACCESO DE LA OPOSICIÓN A FISCAL

Cualquier persona puede optar a ser Fiscal en España, siempre que se cumplan una serie de requisitos:

  • Tener nacionalidad española.
  • Tener una edad comprendida entre los 18 años y la edad de jubilación.
  • Estar en posesión del título de Licenciado o Graduado en Derecho.
  • No estar incurso en ninguna de las causas siguientes que incapacite o imposibilite el ejercicio del cargo:
  • Impedimento físico o psíquico para la función judicial.
  • Haber sido condenado por delito doloso sin que se haya obtenido la rehabilitación.
  • Los concursados no rehabilitados.
  • Los que pierdan la nacionalidad española.

 

TEMARIO DE LAS OPOSICIONES A FISCAL

El temario de las Oposiciones a Fiscal es idéntico al de las Oposiciones a Juez, consta de 320 temas y abarca todas las ramas del Derecho:

  • Derecho Constitucional (26 temas).
  • Derecho Civil (92 temas).
  • Derecho Penal (63 temas).
  • Derecho Procesal Civil (58 temas).
  • Derecho Procesal Penal (38 temas).
  • Derecho Mercantil (16 temas).
  • Derecho Administrativo y Laboral (27 temas).

Resulta recomendable enfrentarse a esta Oposición con la ayuda de un preparador, que normalmente será un Juez, un Magistrado o un Fiscal. El preparador puede resolver dudas, motivar a los opositores a lo largo del proceso, valorar el nivel de preparación de los candidatos, ensayando los temas de cara a los ejercicios orales, etc.

 

PROCESO DE SELECCIÓN DE LA OPOSICIÓN A FISCAL

Fase de oposición

El proceso selectivo está formado por tres ejercicios:

El primer ejercicio consiste en responder un cuestionario tipo test de 100 preguntas, cuyo contenido se divide del siguiente modo:

  • 10 preguntas de Derecho Constitucional.
  • 40 preguntas de Derecho Civil.
  • 30 preguntas de Derecho Penal.
  • 20 preguntas de Derecho Procesal, de las cuales 13 serán de Derecho Procesal Civil y 7, de Derecho Procesal Penal.

El tiempo máximo es de 2 horas y 45 minutos.

Cada acierto puntúa 1 punto y cada fallo resta 0’33 puntos, no teniendo ninguna valoración aquellas preguntas que no se respondan. Para superar esta primera prueba, se establece una nota de corte, que puede variar en cada convocatoria, y un número máximo de candidatos, por lo que se exige un gran dominio de los temas objeto de examen.

El segundo examen presenta carácter oral y consiste en exponer ante el Tribunal cinco temas extraídos al azar y por el siguiente orden:

  • Un tema de Derecho Constitucional.
  • Dos temas de Derecho Civil, de los cuales el primero corresponde a los temas 1 a 46 de esta rama y el segundo, a los temas 47 a 92.
  • Dos temas de Derecho Penal, de los cuales el primero corresponde a los temas 1 a 26 y el segundo, a los temas 27 a 63.

La duración máxima de este segundo ejercicio es de 60 minutos, no debiendo conceder más de 15 minutos para el desarrollo de cada tema.

El tercer y último ejercicio consiste igualmente en exponer oralmente cinco temas extraídos al azar por el siguiente orden:

  • Dos temas de Derecho Procesal Civil, de los cuales el primero corresponde a los temas 1 a 30 y el segundo, a los temas 31 a 58.
  • Un tema de Derecho Procesal Penal.
  • Un tema de Derecho Mercantil.
  • Un tema de Derecho Administrativo o de Derecho Laboral.

Al igual que en el segundo ejercicio, el tiempo máximo concedido es de 60 minutos, por lo que cada uno de los temas ha de desarrollarse en un máximo de 15 minutos.

Curso selectivo: Centro de Estudios Jurídicos

Una vez superada la fase de oposición, los candidatos ingresan en el Centro de Estudios Jurídicos (Madrid) para realizar un curso teórico-práctico de 8 meses aproximadamente, teniendo la consideración de funcionarios en prácticas.

Este curso tiene como objetivo la colaboración con el Ministerio de Justicia en la formación inicial de los miembros de la Carrera Fiscal, dándoles una visión práctica que complemente los conocimientos teóricos y les prepare para ejercer su función como Fiscales.

Este curso teórico-práctico de 8 meses se divide en dos fases:

  • Formación en el propio CEJ durante 3 meses aproximadamente.
  • Prácticas tuteladas con una duración de 5 meses aproximadamente. Esta fase se desarrolla en las distinta Fiscalías.

Finalizadas y superadas ambas fases, comienza la realidad profesional de los Fiscales en el destino que les corresponda.

 

CONVOCATORIA DE LAS OPOSICIONES A FISCAL

Las Oposiciones a Fiscal se suelen convocar anualmente, publicándose la convocatoria en el BOE, lo que constituye un estímulo para quienes deciden embarcarse en esta Oposición.

Toda la información acerca de los requisitos, el temario y el proceso selectivo se recoge en la convocatoria publicada en el BOE (https://www.boe.es/boe/dias/2019/07/08/pdfs/BOE-A-2019-10066.pdf).

 

FUNCIONES DE UN FISCAL

El Fiscal ha de promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público, siendo totalmente independiente de los órganos judiciales.

Sus funciones se desarrollan fundamentalmente en el ámbito penal, velando por que la función jurisdiccional se ejerza de manera eficaz e incluso instruyendo (como ocurre, por ejemplo, en los procedimientos de menores). En relación con el ámbito penal, tienen que realizar guardias cuya duración es de una semana, en la que deben estar disponibles las 24 horas del día.

Ahora bien, no solo actúa en el ámbito penal, pues su intervención es obligatoria en todos los procedimientos, sean del orden jurisdiccional que sean, en los que alguna de las partes procesales o de las personas afectadas por el procedimiento sea menor de edad o esté incapacitado o cuando el objeto del proceso sea indisponible para las partes (filiación, adopción, etc.).

De igual modo, emite informes a petición del Juez cuando el objeto del procedimiento lo requiera (por ejemplo, para considerar favorable o no favorable el convenio regulador presentado en un procedimiento de separación o de divorcio de mutuo acuerdo cuando existan hijos menores de edad).

Para el desarrollo de sus funciones, el Fiscal está sujeto al principio de jerarquía, de forma que puede estar subordinado o recibir órdenes del Fiscal Jefe, quien a su vez tiene como superior jerárquico al Fiscal General del Estado.

 

SUELDO DE UN FISCAL

Un Fiscal es un funcionario perteneciente al Subgrupo A1, cuyo sueldo se establece en los Presupuestos Generales del Estado, el cual variará dependiendo del tiempo que haya transcurrido desde el inicio de su actividad profesional:

  • Los miembros del Centro de Estudios Jurídicos perciben un salario como trabajadores en prácticas de 1.100€ mensuales, más las pagas extraordinarias.
  • Una vez tienen asignado su primer destino, el sueldo rondará los 2.500€ netos mensuales, más las pagas extraordinarias. Conforme se sumen años de experiencia, este sueldo se incrementará bastante por antigüedad.

Continuar Leyendo

Tendencia

Copyright © 2019 Todojuristas.com Todos los Derechos Reservados