Conecta con nosotros

OPOSICIONES

Oposiciones Registrador de la Propiedad

todojuristas

Publicado

en

INTRODUCCIÓN

La formación en Derecho ofrece multitud de salidas profesionales. Una de ellas es la de Registrador de la propiedad, para la que habrá que superar un proceso de oposición, que será común para los Registradores de la Propiedad, los Registradores Mercantiles y los Registradores de Bienes Muebles, siendo sus respectivas funciones las siguientes:

  • En el Registro de la Propiedad se inscribe la propiedad de los bienes inmuebles y de los derechos que recaen sobre los mismos, dando publicidad de los actos inscritos y anotados dotándolos de eficacia frente a terceros.
  • En el Registro Mercantil se publican los datos jurídicos y económicos de las sociedades y empresarios que se inscriben en el mismo, así como de sus representantes, logrando seguridad jurídica en el tráfico mercantil.
  • El Registro de Bienes Muebles es gestionado por los Registradores de la Propiedad y Mercantiles bajo la dependencia del Ministerio de Justicia, siendo su cometido dar publicidad acerca de la titularidad, cargas y gravámenes que recaen sobre bienes muebles y de las condiciones generales de la contratación.

El Registrador de la Propiedad y Mercantil es un funcionario público, con dependencia orgánica de la Dirección General de los Registros y del Notariado, adscrita ésta a su vez al Ministerio de Justicia. Los Registros funcionan, dentro del territorio estatal, a través de circunscripciones diferentes denominadas distritos hipotecarios, siendo competente el Registro en cuya circunscripción territorial radique el bien sobre el que se pretende realizar una anotación o inscripción.

 

REQUISITOS DE ACCESO

El ingreso en el Cuerpo de Registradores de la propiedad requiere el cumplimiento de los siguientes requisitos:

  • Tener nacionalidad española.
  • Ser mayor de edad.
  • Estar en posesión del título de Licenciado o Graduado en Derecho.
  • No estar incurso en causa de incapacidad conforme a la Ley Hipotecaria y no haber sido separado del servicio de cualquier Administración Pública en virtud de resolución firme tras el expediente disciplinario correspondiente.

 

TEMARIO DE LAS OPOSICIONES A REGISTRADOR DE LA PROPIEDAD

El temario actual se encuentra regulado en la Resolución de la Dirección General de Registros y del Notariado de fecha 19 de julio de 2015, publicada en el BOE el 3 de agosto de 2015 (https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2015-8733), por la que se aprueba el nuevo programa para el primero y segundo ejercicios de las oposiciones al Cuerpo de Aspirantes a Registradores de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles.

El programa es extenso, pues alberga 350 temas que se desglosan en siete bloques de materias y que, a su vez, pueden dividirse en dos partes:

Primera parte:

  • Derecho Civil (125 temas).
  • Derecho Mercantil (57 temas).
  • Derecho Administrativo (16 temas).
  • Derecho Procesal (22 temas).

Segunda parte:

  • Derecho Hipotecario (73 temas).
  • Derecho Fiscal (39 temas).
  • Derecho Notarial (18 temas).

En todas las Oposiciones, y especialmente cuando el temario es extenso y/o complejo, resulta fundamental contar con un preparador, ya sea éste particular o una academia, para acompañar al opositor durante el proceso, resolviendo dudas, mejorando técnicas de exposición oral y de redacción, valorando en cada momento si el nivel de preparación es óptimo para superar los ejercicios, etc. A título de ejemplo, podemos mencionar la Academia de preparadores del Decanato Autonómico de Madrid.

 

PROCESO DE SELECCIÓN EN LA OPOSICIÓN A REGISTROS

El proceso selectivo consta de cuatro ejercicios, cuyo contenido está directamente relacionado con cada una de las dos partes en las que hemos dividido el temario.

El primer ejercicio consiste en exponer de manera oral cinco temas extraídos al azar, de los cuales tres serán de Derecho Civil, Común y Foral; uno, de Derecho Mercantil; y uno, de Derecho Administrativo. Para ello, el aspirante cuenta con un máximo de 1 hora, pudiendo realizar un guion de los temas en los cinco minutos previos al inicio de la exposición.

Transcurrida la primera media hora, el Tribunal puede manifestar la insuficiencia de la exposición para obtener la aprobación.

El segundo ejercicio presenta las mismas características que el primero, es decir, se deben exponer oralmente cinco temas, si bien cambia su contenido se corresponde con la segunda parte del temario. Así, tres temas serán de Derecho Hipotecario; uno, de Derecho Fiscal; y uno, de Derecho Notarial. El tiempo máximo es igualmente 1 hora, disponiendo cada aspirante cinco minutos con carácter previo al comienzo de su ejercicio para realizar un esquema o guion.

Pasada la primera media hora, el Tribunal puede hacer la misma manifestación indicada para el primer ejercicio, es decir, la insuficiencia de la exposición para superar este segundo examen.

En el tercer ejercicio, el opositor debe calificar un documento y redactar un informe, para lo cual dispone de un máximo de 6 horas. Cada candidato introduce en un sobre su ejercicio una vez para ser leído en sesión pública el día designado por el Tribunal.

En el cuarto y último ejercicio, se deberán realizar las oportunas operaciones de liquidación de impuestos y registro hasta dejar inscrito o anotado un documento, o denegada o suspendida la inscripción o anotación. La duración máxima de este ejercicio es de 6 horas, transcurridas las cuales los ejercicios serán introducidos por los aspirantes en un sobre para leerlos públicamente el día indicado por el Tribunal.

 

CONVOCATORIA OPOSICIONES A REGISTRADOR DE LA PROPIEDAD

Las Oposiciones a Registrador se suelen convocar cada dos años, pues normalmente se alternan con las Oposiciones a Notarías.

Toda la información acerca de los requisitos, el temario, el proceso selectivo y la calificación de los distintos ejercicios se recoge en:

FUNCIONES DE UN REGISTRADOR DE LA PROPIEDAD

Los Registradores, así como los miembros del Cuerpo de Aspirantes a Registros deben estar obligatoriamente colegiados para poder ejercer como tales, lo que harán en el Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles.

Las funciones propias de un Registrador de la Propiedad son las siguientes:

  • Realizar inscripciones y anotaciones de determinados actos y situaciones jurídicas (como, por ejemplo, la compraventa de una vivienda, la constitución de un préstamo hipotecario, el traspaso de un vehículo o la aceptación y adjudicación de una herencia) una vez haya comprobado que el documento objeto de inscripción no adolece de ningún error jurídico, ilegalidad o defecto de forma que imposibilita la misma. Con ello, se otorga publicidad a esos actos jurídicos y se les dota de eficacia frente a terceros. Ésta es la principal función de estos funcionarios públicos.
  • Asesoramiento e información a los interesados en materia de inscripción de derechos, requisitos registrales, recursos contra la calificación o la cuantía o minuta de la inscripción.
  • Realización de dictámenes o informes con carácter vinculante, a solicitud del interesado.
  • Información a consumidores y usuarios.
  • Colaboración con las Administraciones Públicas.
  • Obligación de informar acerca de situaciones que pudieran constituir un delito de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo.

Todas estas funciones las lleva a cabo el Registrador bajo su propia responsabilidad personal, penal, civil y administrativa, pues aunque tiene la condición de funcionario público, ejerce su actividad como si lo hiciera en una empresa o despacho privado, ostentando plena libertad de gestión por ser titular y máximo responsable del Registro en el que opera. No obstante, determinados aspectos se encuentran establecidos legalmente, como la circunscripción territorial en la que desempeña su labor o el horario de apertura o de atención al público.

Una particularidad es que, contrariamente a la situación de otros funcionarios públicos, los Registradores se encuentran sometidos desde el año 2015 al Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos (RETA), de lo que deriva que estarán vinculados a sus trabajadores no mediante una relación funcionarial, sino mediante una relación laboral a la que resultan aplicables los correspondientes Convenios Colectivos.

SUELDO DE UN REGISTRADOR DE LA PROPIEDAD

Un Registrador ocupa un puesto semipúblico, motivo por el que no gozan de un sueldo mensual fijo a diferencia de lo que ocurre con quienes tienen la condición de funcionarios.

Del mismo modo que los Notarios, los Registradores cobran directamente de los clientes aplicando los aranceles establecidos legalmente, por lo que el volumen de sus ingresos está directamente relacionado con el volumen de trabajo y actividad que tengan.

No obstante, y pese a que este dato pudiera denotar incertidumbre económica, el cargo de Registrador aporta una gran estabilidad económica y un status social alto. Buena prueba de ello es que el salario medio bruto anual de estos profesionales suele rondar los 120.000€.

 

BECAS PARA LA OPOSICIÓN A REGISTRADOR DE LA PROPIEDAD

Siendo conscientes del tiempo y esfuerzo que conlleva la preparación de las oposiciones para el acceso al Cuerpo de Aspirantes a Registradores de la Propiedad, Mercantiles y Bienes Muebles de España, el Patronato de la Fundación Registral les concede becas por un plazo determinado, en todo caso prorrogable a discreción de dicho Patronato.

La dotación de la beca es variada y depende de la situación concreta, pero en todo caso, el opositor está obligado a devolver las cantidades percibidas en el caso de aprobar alguna oposición que otorgue el título de profesión oficial, con el objeto de que sirvan de ayuda a otro opositor.

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Escribe tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

OPOSICIONES

Oposiciones en derecho

todojuristas

Publicado

en

¿Estás buscando oposiciones en Derecho? Al finalizar la carrera de Derecho los estudiantes suelen tener dos opciones: ser abogados u opositar. En este post recogemos todo lo que tienes que saber sobre las oposiciones de Derecho:

 

¿Qué es una oposición en Derecho?

Una oposición en Derecho es un proceso de selección para acceder a los puestos de trabajo de la Administración Pública en el ámbito del Derecho. Los requisitos para poder presentarse a una oposición de Derecho se establecen en cada convocatoria, en España, por lo general, se debe cumplir los siguientes criterios:

  • Poseer la titulación requerida para la oposición, o poder obtenerla antes de que acabe el plazo de entrega.
  • Ser español o, dependiendo de la posición, tener nacionalidad de alguno de los Estados de la Unión Europea.
  • Tener más de 18 años y no superar la edad máxima de jubilación.
  • No haber sido separado mediante expediente disciplinario del servicio de cualquiera de las Administraciones Públicas, órganos constitucionales o estatutarios de las Comunidades Autónomas.
  • No estar afectado por una limitación física o intelectual que sea incompatible con el desempeño de las funciones correspondientes a la oposición elegida.

 

¿Cuál es la oposición mejor pagada?

Para entender esto, primero hay que comprender la clasificación de los funcionarios de la Administración Pública, las cuales  se dividen en distintas categorías y cada una de ellas cuenta con requisitos diferentes:

  • Grupo A: Grupo constituido por los funcionarios a los se les exige contar con un título universitario. Este grupo a su vez está formado por el Grupo A1 (cargos directivos, de control, de estudio o de inspección). Y el Grupo A2 (funcionarios de las áreas administrativas y de gestión de nivel superior).
  • Grupo B: Grupo de funcionarios que realizan tareas en el área de gestión y ejecución. Para poder acceder aquí se requiere el título de Técnico Superior.
  • Grupo C: Este grupo está compuesto a su vez por el C1 (formado por los funcionarios pertenecientes al Cuerpo Administrativo que cuenten con el título de Bachiller) y el C2 (funcionarios del Cuerpo Auxiliar, es decir, aquellos que están de cara al público o realizan tareas básicas en el área administrativa). El título que se exige en este grupo es el de graduado en Educación Secundaria Obligatoria (ESO).
  • Grupo E: Formado por quienes realizan labores de vigilancia, limpieza, mensajería, etc.

 

El sueldo base de los funcionarios del Estado, repartidos en 14 pagas, es el siguiente:

  • A1: 46.586,46€
  • A2: 31.942,59€
  • B: 27.970,91€
  • C1: 24.532,35€
  • C2: 19.409,24€
  • E: 16.547,91€

Se puede decir que las oposiciones mejor pagadas en el ámbito del Derecho, y que pertenecen al Grupo A, son: Notarios y Registradores, Abogados del Estado y, por detrás de ellas: Jueces y Fiscales, Interventores de la Seguridad Social y la de Secretarios Interventores de la Administración.

 

¿Cómo es una oposición en Derecho?

Las oposiciones son muy diferentes en función del tipo de oposición en Derecho que se escoja. Asimismo, cabe decir que el temario, los exámenes y el tiempo de cada oposición será diferente en cada una de ellas.

Por consiguiente, también habrá que elegir un tipo de preparador o academia diferente según la oposición jurídica que se escoja. Un preparador de oposiciones es un profesional que cuenta con experiencia en la oposición a realizar y que brinda al estudiante un apoyo y orientación para lograr conseguir una plaza. Elegir un preparador conlleva las siguientes ventajas:

  • Un preparador guía en el estudio, sabiendo qué temas y secciones son las más relevantes.
  • El estudio se lleva en un tiempo menor y de una manera más eficiente, al aprender de las explicaciones y resolver las dudas.
  • Son personas que conocen el proceso de la oposición, pudiendo ayudar con su experiencia.
  • Ayudan al estudiante a llevar un ritmo constante de estudio y a crear una rutina.

 

¿Cuáles son las mejores oposiciones en Derecho?

A continuación, un listado de oposiciones en Derecho:

Continuar Leyendo

OPOSICIONES

Inspección de trabajo

todojuristas

Publicado

en

Inspección de trabajo

¿Estás buscando información sobre lo que es una Inspección de Trabajo? No te pierdas este post donde te contamos las funciones que desempeña el Inspector, el procedimiento de una inspección en una empresa y qué tipo de perfiles pueden desempeñar este puesto. ¡Sigue leyendo!

 

¿Qué es la Inspección de Trabajo?

Una Inspección de Trabajo es aquel servicio público a cargo del Ministerio de Trabajo y Promoción Social, que tiene como finalidad velar por el cumplimiento de las disposiciones legales en materia laboral, de promoción y formación del trabajo, y también de aspectos relacionados con la salud y seguridad en un ambiente laboral.

Es decir, el objetivo es tanto prevenir como solucionar los conflictos o riesgos laborales que se produzcan en el seno de una empresa o entre trabajadores y empleadores. También, cabe señalar que, en el ejercicio de estas funciones, la Inspección de Trabajo debe exigir las responsabilidades pertinentes en el caso de que se incumplan las normas y esta inspección se puede realizar a cualquier persona tanto física o jurídica como pública y privada.

 

¿Cuáles son las funciones del Inspector de Trabajo?

Las funciones o servicios principales que presta la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social son:

  • Funciones de vigilancia y exigencia del cumplimiento de las normas legales, reglamentarias y el contenido normativo de los convenios colectivos.
  • Sistema de relaciones laborales individuales y colectivas (derechos y garantías de los representantes de los trabajadores en las empresas, tutela y promoción de la igualdad de trato y oportunidades y no discriminación en el trabajo…).
  • Prevención de riesgos laborales.
  • En el Sistema de Seguridad Social: aplicación, inscripción, afiliación, altas y bajas de trabajadores, cotización, prestaciones, mutuas colaboradoras, etc.
  • Materia de colocación de empleo y formación profesional.
  • Funciones de asistencia técnica.
  • Funciones de arbitraje, conciliación y mediación.

 

¿Cómo actúa la inspección de Trabajo?

La Inspección de Trabajo vigila y controla a las empresas y trabajadores para que estos cumplan las responsabilidades que exige la ley, además de asesorarles en materia laboral y de Seguridad Social. Normalmente, el Inspector de Trabajo pide que le acompañes en su visita a la oficina, que identifiques a las personas que se encuentran allí, también hará mediciones en la empresa o solicitará información como: justificantes de la inscripción a la Seguridad Social, documento acreditativo del IAE, escritura de constitución de la sociedad, etc.

Además, en el caso de que haya varios empleados, un Inspector laboral puede pedir el recibo de los salarios, parte de alta y baja de trabajadores, contratos de trabajo presentados ante la oficina de empleo, un resumen horas extraordinarias, fichajes de los trabajadores, autorizaciones de trabajo, documentación de trabajadores extranjeros, etc.

 

¿Quién realiza una inspección de trabajo?

Un Inspector de Trabajo es un funcionario de carrera perteneciente al subgrupo A1, pudiendo ocupar este puesto tras haber superado las Oposiciones de Inspector de trabajo de la Seguridad Social, ya sea por el sistema de acceso libre o por el sistema de promoción interna. Este perfil ha tenido que formarse en materias relacionadas con el Derecho de Trabajo (relaciones laborales, individuales, colectivas, derecho sindical, prevención de riesgos, Seguridad Social, etc.)

Esperamos que este post sobre la Inspección de Trabajo te haya servido. Cualquier duda puedes dejarla en los comentarios.

Continuar Leyendo

OPOSICIONES

Oposiciones jueces y fiscales

todojuristas

Publicado

en

¿Estás buscando información sobre las Oposiciones de Jueces y Fiscales? En este post te contamos cómo es la oposición, cuál es su dificultad y otro tipo de preguntas interesantes que cualquiera que se esté planteando estudiar el temario debe hacerse. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo es la oposición de Jueces y Fiscales?

Tras la Ley Orgánica 9/2000, de 22 de diciembre, se procedió a la unificación de acceso a las carreras Judicial y Fiscal. A partir del 2001 se publicó en el BOE una convocatoria de Jueces y Fiscales única.  En este sentido, los ejercicios y programa de estudio empezaron a ser el mismo en ambas oposiciones. Una vez superados los exámenes, el opositor es quien elige, por el mejor número de orden obtenido al final de la fase de la oposición y teniendo prioridad de elección en la carrera Judicial o Fiscal, hasta agotar las plazas convocadas.

¿Cuál es la dificultad de las oposiciones de Juez o Fiscal?

Las oposiciones de Jueces y Fiscales son uno de los procesos más complejos y una de las convocatorias de empleo público que cuenta con un programa de estudio más extenso. Las temáticas que se preparan los estudiantes son variadas: Derecho Laboral, Constitucional, Civil, Penal, Mercantil y Administrativo, etc. Además, desde el año 2009, los opositores también estudian temas relacionados con la lucha contra la violencia de género, el derecho a la igualdad y las medidas de protección, entre otros temas.

¿Qué aspectos hay que tener en cuenta a la hora de decidirse por la oposición de juez o fiscal?

En la página de Todojuristas: Oposiciones Judicatura hemos explicado las preguntas esenciales que uno debe hacerse cuando se quiere preparar las oposiciones, algunas de ellas son:

  • ¿Cuáles son las funciones de los jueces y fiscales? Las oposiciones de Jueces y Fiscales preparan al opositor para, en el caso de Juez, dirimir los conflictos entre las partes y enjuiciar delitos y, en el caso de Fiscal, ejercitar la acción penal. En ambos casos, su objetivo primordial será defender los intereses de los ciudadanos.
  • ¿Cuántos temas son las oposiciones a juez? El temario de las oposiciones de Jueces y fiscales está compuesto por 320 temas.
  • ¿Cuáles son los requisitos para ser fiscal? Algunos de los requisitos para poder ser Juez o Fiscal que se mencionan son: tener nacionalidad española, tener más de 18 años o estar en posesión del título de Licenciado o Graduado en Derecho.
  • ¿Cómo es el proceso de selección? El proceso de selección de Juez o Fiscal está formado por tres ejercicios y, una vez superada la fase de oposición, los candidatos deben ingresar en la Escuela Judicial.
  • ¿Cuánto tiempo se tarda en ser juez? El promedio para ser Juez suele ser de unos 6 años, pero hay personas que consiguen pasar la oposición en un tiempo menor. Todo depende del esfuerzo y la fuerza de voluntad que se tenga.
  • ¿Cuánto gana un Fiscal o Juez en España? En los primeros años, un fiscal puede tener un sueldo neto de unos 47.000€. Con la experiencia, dicho salario puede ir aumentando progresivamente.
  • ¿Cuántos Jueces y Fiscales de la oposición salen cada año elegidos? En el 2020 estaba previsto que salieran un total de 300 plazas: 180 jueces y 120 fiscales. Cada año el número va variando.
  • ¿Dónde consultar los admitidos y exclusidos a la carrera judicial? En Poder Judicial se encuentra la información sobre las convocatorias, avisos o notas informativas, las bases de las convocatorias, los admitidos y excluidos, el desarrollo de las pruebas, los Tribunales, etc.
  • ¿Por qué hacer la oposición de jueces y fiscales? Los motivos por los que los estudiantes eligen las oposiciones de juez o fiscal son diversos: independencia, imparcialidad en su labor, función como garante de los derechos fundamentales, estabilidad económica, buenas posibilidades de conciliación.

 

Esperamos que este post sobre las oposiciones de Jueces y Fiscales te haya servido para comprender mejor en qué consisten estas oposiciones. Cualquier duda puedes dejarla en los comentarios.

Continuar Leyendo

Tendencia

Copyright © 2019 Todojuristas.com Todos los Derechos Reservados