Conecta con nosotros

OPOSICIONES

Profesor de Derecho

todojuristas

Publicado

en

INTRODUCCIÓN

Según el censo de educación superior publicado en 2015, en Europa hay más de 321.000 profesores universitarios, que trabajan repartidos en casi 2.100 instituciones privadas y más de 300 instituciones públicas.

Muchos estudiantes universitarios de derecho se plantean durante la carrera universitaria dedicarse en un futuro a la docencia universitaria y ser profesor de derecho; incluso, hay quienes, tras haber comenzado una trayectoria profesional que nada tiene que ver con impartir clases en la Universidad, en algún momento baraja esta opción, bien como complemento de su profesión, bien como nueva meta profesional.

Querer convertirse en Profesor de Derecho a menudo deriva de la pasión por la investigación y la enseñanza, además de la estabilidad económica que este puesto genera, especialmente cuando se alcanza la condición de funcionario docente, ya que las categorías iniciales actualmente no están muy bien remuneradas.

REQUISITOS PARA SER PROFESOR DE DERECHO

Para ser Profesor de Universidad de Derecho, es necesario reunir una serie de requisitos:

  • Estar en posesión de un título universitario de Licenciatura o de Grado.
  • Haber cursado un Máster universitario.
  • Realizar un Doctorado, con la consiguiente presentación y superación de la tesis doctoral. El profesor asociado no es necesario que disponga de tesis doctoral de forma obligatoria, aunque es muy recomendable. El doctorando deberá hacer, periódicamente, publicaciones en revistas relevantes en su especialidad, escribir o colaborar en manuales docentes y realizar estancias de movilidad en una Universidad de prestigio fuera de la ciudad donde curse el Doctorado. Asimismo, habrá de impartir, al menos, 60 horas anuales. Es importante escribir en sitios de alto impacto y artículos de alto impacto, hay que hacer lo que te sirva para “anecar” y poder ir ascendiendo. Los asociados no es un requisito la tesis, entonces puede presentarse cualquiera, y al final se acaba valorando tener la tesis dentro del concurso de méritos.
  • Además de los requisitos anteriores, en algunas Universidades europeas es necesario también realizar un trabajo de investigación conocido como Diploma de Estudios Avanzados (DEA) con carácter previo a la tesis doctoral, con un límite temporal de 5 años.
  • El último paso es un proceso de oposición ante el Tribunal de la Universidad (miembros de esa universidad y otros) en la que exista una plaza vacante para docentes. En este proceso, los candidatos deben defender, en sesión pública de 60 minutos, el tema elegido, así como responder a las preguntas del Tribunal. Este proceso es necesario siempre y cuando aspires a una plaza de profesor titular. Si aplicas a titular tu plaza la tienes que dejar y no hay reserva de plaza, o apruebas o no apruebas. A partir de ahí cuando eres titular sí hay reserva de plaza.

La calificación final dependerá en un 60% del currículum del candidato y en un 40% de la defensa realizada ante el Tribunal. Por ello, es importante contar con un buen currículum y, en caso de ser posible, con experiencia previa en empresas y asistencia a congresos y ponencias.

Una vez cumplidas las condiciones anteriores, y en caso de aspirar a ser docente de la Universidad pública, se procederá a presentar los méritos ante la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), creada en 2002 y dependiente del Ministerio de Educación.

Dicho organismo pondera las publicaciones, horas de docencia, formación académica y experiencia en gestión y administración educativa del candidato, emitiendo posteriormente un informe. Si este informe es favorable, el profesor podrá optar a cubrir las vacantes existentes en los centros universitarios públicos.

Como decíamos, la acreditación de la ANECA es obligatoria para acceder a la Universidad pública con determinada categoría de Profesor; por lo que a la Universidad privada se refiere, antes no era necesaria dicha acreditación, sino que simplemente reforzaba las posibilidades de ser contratado. Sin embargo, desde la reforma operada por la Ley Orgánica 4/2007, de 12 de abril, por la que se modificó la Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades, se exige por ley que el 50% del profesorado de la Universidad privada posea el título de Doctor y que, de ese 50%, el 60% haya obtenido la acreditación de la ANECA con idéntico rango al de Profesor Contratado.

TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE EL DOCTORADO

Uno de los requisitos que se exigen para poder llegar a ser Profesor de Universidad es realizar un Doctorado. Pero, ¿qué es un Doctorado?

En España, el sistema universitario se divide en tres ciclos:

  • El primer ciclo se corresponde con los estudios de Grado.
  • El segundo ciclo equivale a los estudios de Máster.
  • El tercer ciclo engloba los estudios de Doctorado.

Para llegar al tercer ciclo, lógicamente habrá habido que superar los dos primeros ciclos. Respecto a esta cuestión, es importante recalcar que debe ser un Máster oficial y no un Título propio o cualquier otra titulación que no sea Máster oficial, pues solo éste da acceso al Doctorado.

Según el Real Decreto 99/2011, de 28 de enero, por el que se regulan las enseñanzas oficiales de doctorado, la duración de los estudios de Doctorado suele oscilar entre tres –si el doctorando se dedica a ello a tiempo completo– y cinco años –si la dedicación es a tiempo parcial–. En caso de que la dedicación sea a tiempo completo, si en el plazo de tres años no se ha presentado la solicitud de depósito de la tesis, se podría conceder una prórroga de un año, que excepcionalmente podría ampliarse por otro año más; en el caso de dedicación a tiempo parcial, se podrá conceder una prórroga de dos años, que excepcionalmente podría ampliarse por otro año más.

Uno de los aspectos que más preocupa a quienes deciden realizar un Doctorado es el económico, es decir, cómo pueden costear este tipo de estudios. En España, contamos con un sistema de becas dedicadas a los estudiantes de Doctorado; para ser beneficiario de una beca pública, deben reunirse las siguientes condiciones:

  • Estar en posesión de un título superior.
  • Estar matriculado en un Programa de Doctorado de una Universidad estatal para poder obtener una beca del Ministerio o de una Universidad autonómica para poder obtener una beca concedida por la Universidad.
  • Una nota media igual o superior a 1’6 de los estudios de Grado. Expliquemos esto: cada calificación se pondera con un valor de 1 a 4, de manera que cada aprobado se ponderará con 1 punto, cada notable con un 2, cada excelente con un 3 y cada matrícula de honor con un 4.

Programa de Doctorado

Un Programa de Doctorado engloba un periodo de formación y un periodo de investigación, que deberán realizarse para poder obtener el título de Doctor.

Los Programas de Doctorado son organizados y coordinados por una comisión académica, que diseñará las actividades de formación e investigación que deban realizarse. Así, los Programas de Doctorado se pueden llevar a cabo de forma conjunta entre varias universidades y/o en colaboración con otros organismos, centros, instituciones y entidades de I+D+i.

Durante el desarrollo del Programa de Doctorado, cada doctorando tendrá asignado un tutor, que velará por que el doctorando interaccione con la comisión académica.

Cuando el doctorando sea admitido en el Programa, se le nombrará un tutor, y a los seis meses desde la matriculación, se le asignará un director de tesis, que podrá coincidir con el tutor o no. Una vez el doctorando tenga asignados tutor y director de tesis, se elaborará un documento con actividades de formación que sean de interés para el desarrollo del doctorando, que será revisado por el tutor y el director de tesis y valorado por la comisión académica.

Antes de que termine el primer año de Doctorado, el estudiante debe elaborar un Plan de Investigación, que deberán avalar el tutor y el director de la tesis y que podrá ser mejorado mientras dure el Programa, siendo evaluado anualmente por la comisión académica. Es necesario que la valoración de la comisión académica sea positiva para poder continuar en el programa.

Durante este primer año, el doctorando también tendrá que superar, en algunos casos, los complementos de formación para poder continuar en el Programa de Doctorado, tanto si se dedica a ello a tiempo completo como a tiempo parcial.

Tesis doctoral

La tesis doctoral es un trabajo de investigación elaborado por el doctorando que debe ser original y debe capacitar a su autor para trabajar de manera autónoma en el ámbito de la I+D+i.

El doctorando debe solicitar el depósito de la tesis doctoral antes de que finalice el Programa de Doctorado y deberá estar avalado por el director de la tesis y ser admitido por el departamento responsable del Programa de Doctorado.

Este trabajo de investigación deberá ser defendido oralmente por el doctorando en sesión pública ante un Tribunal, que podrá realizar preguntas debiendo el doctorando contestarlas. Si bien en el Real Decreto mencionado se dice que la calificación será de “apto” o “no apto”, en realidad se suele calificar como “no apto”, “aprobado”, “notable” y “sobresaliente”, de tal manera que si la calificación que hagan todos los miembros del Tribunal es de “sobresaliente”, podrán otorgar, por unanimidad, la mención de “cum laude” al doctorando.

Si es por unanimidad “cum laude” es algo que te va a dar más prestigio, porque todos los miembros del tribunal se han puesto de acuerdo para que tenga la más alta calificación posible.

TIPOS DE PROFESORES UNIVERSITARIOS DE DERECHO

Podemos señalar distintas categorías de Profesores universitarios atendiendo a las obligaciones del docente, a la trayectoria profesional y al grado de conocimiento.

  1. Ayudante: ha sido admitido en programas de Doctorado y aspira a completar su formación docente e investigadora y a colaborar con las tareas prácticas, impartiendo hasta un máximo de 60 horas anuales. El contrato de trabajo es temporal (generalmente de un año, pudiéndose renovar anualmente hasta el límite de 5 años) y a tiempo completo.
  2. Profesor Ayudante Doctor: es necesario que posea el título de Doctor y que haya obtenido la acreditación de la ANECA, siendo un mérito preferente la estancia en Universidades o centros de investigación de reconocido prestigio, ya sean nacionales o extranjeros, diferentes a la Universidad en la que el Profesor sea contratado. En este caso, firmará un contrato temporal a jornada completa cuya duración suele ser de un año, pudiéndose renovar anualmente hasta un máximo de 5 años, gracias al cual realizará tareas docentes y de investigación en la institución de que se trate, es decir, su labor es la misma que la del Ayudante. La Ley de Universidades establece que la duración conjunta de las contrataciones de una misma persona como Ayudante y como Profesor Ayudante Doctor, ya sea en la misma o en distintas Universidades, no puede ser superior a 8 años.
  3. Profesor Asociado: desarrolla una actividad profesional externa a la Universidad, impartiendo algunas clases de una asignatura a través de un contrato temporal a tiempo parcial para aportar sus conocimientos y experiencia profesional a la Universidad. A este profesor no le hace falta tener la tesis doctoral necesariamente, pero si la tiene mucho mejor. Los asociados no es un requisito la tesis, entonces puede presentarse cualquiera, y al final se acaba valorando tener la tesis dentro del concurso de méritos. Es una figura de la universidad pública. Suele ser un profesional de reconocida competencia en un campo o ámbito concreto, debiendo acreditar dicha actividad profesional ajena a lo académico. En el ámbito del Derecho, y por mencionar algunos ejemplos, pueden impartir clase con esta categoría Abogados, Procuradores, Jueces, Fiscales, Letrados de la Administración de Justicia, etc. Como decimos, la contratación será temporal, pudiendo ser trimestral, semestral o anual, y se puede renovar por periodos de igual duración previa acreditación de la continuidad en el ejercicio de la actividad profesional fuera del ámbito académico.En este caso, no se exige poseer el título de Doctor ni haber obtenido la acreditación de la ANECA, si bien, en caso de que se tengan, se valorarán como méritos.
  4. Profesor Sustituto Interino: es contratado con carácter temporal a jornada parcial o a jornada completa, ya sea para sustituir a un profesor con derecho a reserva de su puesto de trabajo, de tal forma que, durante la ausencia del profesor sustituido, el profesor sustituto realizará su función docente; ya sea para desempeñar la función docente de las plazas vacantes en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) durante el desarrollo del proceso de selección. Por tanto, imparte una asignatura como si fuera titular de la misma, pero sin serlo realmente, pues solo reemplaza al profesor titular durante su ausencia. La contratación de este tipo de profesor se suele realizar a partir de una bolsa de trabajo creada para tal fin. Al igual que en el caso anterior, no es necesario ser Doctor ni haber realizado el CAP, el MAES o similar; tampoco se exige tener simultáneamente un trabajo ajeno al mundo académico, pero se pueden compaginar la docencia y un trabajo externo previa solicitud de compatibilidad.
  5. Profesor Visitante: es contratado con carácter temporal, a jornada parcial o completa, estableciendo su duración las partes contratantes según la función que deba desempeñar. Este tipo de contratación va dirigido a profesores o investigadores de reconocido prestigio de otras Universidades y centros de investigación, pudiendo ser éstos nacionales o extranjeros.
  6. Profesor Contratado Doctor (interino): constituye el paso intermedio entre las contrataciones temporales (Ayudante, Ayudante Doctor, Profesor Asociado y Profesor Sustituto Interino) y el cuerpo de funcionarios docentes universitarios (Profesor Titular, Catedrático y Profesor Emérito). Es necesario contar con la acreditación de la ANECA, que exigirá los mismos requisitos que se precisan para ser acreditado como Profesor de una Universidad privada. En este caso, se trata de un contrato indefinido a jornada completa, en cuya virtud el Profesor Contratado Doctor deberá realizar tareas de docencia e investigación, o preferentemente tareas de investigación. Relación entre contratado doctor y titular: Ambas figuras se equipararon en un momento dado, pero actualmente no, actualmente el contratado doctor es un interino, no tiene puesto fijo.
  7. Profesor Titular: es una de las categorías que forma el cuerpo funcionarial de docentes universitarios. Para acceder a ella, debe tener el título de Doctor y solicitar la acreditación nacional necesaria para ser Profesor Titular de Universidad, teniendo que acompañar a su solicitud una justificación de los méritos que tengan. La valoración sobre la concesión o no de la acreditación nacional se lleva a cabo por comisiones integradas por, al menos, 7 profesores y profesoras de reconocido prestigio docente e investigador pertenecientes al cuerpo de funcionarios docentes universitarios, pudiendo además formar parte de estas comisiones expertos nacionales o un máximo de dos expertos comunitarios (UE) o extranjeros. Dichos profesores tienen que ser Profesores Titulares de Universidad para poder otorgar o no la acreditación nacional en esta categoría.
  8. Catedrático: quienes posean la condición de Profesor Titular de Universidad puede presentar una solicitud para obtener la acreditación para Catedrático de Universidad, debiendo igualmente presentar los méritos que tengan. La necesidad de ser Profesor Titular queda exceptuada cuando se acredite tener la condición de Doctor desde hace, al menos, ocho años y siempre que el candidato obtenga el informe positivo de su actividad docente e investigadora. El procedimiento es en algunas cuestiones similar al indicado para el Profesor Titular de Universidad. La diferencia aquí es que si hay reserva de plaza, si llegas a los requisitos para catedrático (has Anecado) y te acreditas por la Aneca, una vez que te acreditas puedes ser “profesor titular acreditado catedrático”, eso quiere decir que ya estas acreditado y cuando haya una plaza disponible en tu departamento expondrás y te examinaras pero no tienes riesgo a perder tu plaza. Vas a exponer un tema, tu tema que te has preparado para ser catedrático.
  9. Profesor Emérito: será nombrado como tal aquel Profesor/a jubilado/a que haya prestado servicios destacados a la Universidad de que se trate.
  10. Emérito. Lo importante es tener el máximo numero de “sexenios”, no son 6 años, sino que es un sexenio de investigación, has hecho trabajos etc. Los sexenios te incrementan un % el sueldo al mes. Es importante para esto realizar artículos con impacto, de ahí el término “anecar” (trienios y quinquenios sí son de antigüedad). Los Eméritos tienen que tener el número máximo de sexenios, si no lo tienen podrán ser honoríficos pero no serán eméritos
  11. Colaborador honorifico. Puede haber de dos tipos:
  • antes de ser profesor, como paso previo a entrar en un departamento y paso previo a la tesis doctoral, dando alguna clase, cuidando exámenes (de currito)
  • (cuando ya te has jubilado y cumples los requisitos para ser emérito puedes ser honorifico. Ya tienes mas de 73 años, no puedes ser emérito y podrías ser honorifico. No te van a pagar nada pero puedes ir a dar clase, si tienes vocación docente y te gusta dar tus teorías.

Las plazas vacantes para la Universidad pública se publican en el tablón de anuncios de la Universidad, en el Boletín Oficial de la Comunidad Autónoma correspondiente y en el BOE.

Las mencionadas figuras pueden tener dedicación total o dedicación parcial dedicándose a la actividad profesional fuera de la universidad también.

En el siguiente enlace se pueden observar los méritos exigidos por la ANECA para poder obtener la acreditación: http://www.aneca.es/Programas-de-evaluacion/Evaluacion-de-profesorado/ACADEMIA/Criterios-de-evaluacion-noviembre-2017.

SUELDO DE UN PROFESOR DE UNIVERSIDAD

El sueldo de un Profesor de Universidad de Derecho está integrado por los siguientes conceptos:

  • El salario base, que es el resultado de multiplicar el valor de cada clase por el número de horas semanales impartidas; a su vez, dicho resultado se multiplica por el número de semanas durante las que el docente ha impartido clase.
  • Descuentos por pagos a la Seguridad Social en relación con los sistemas de salud y pensiones.
  • Complemento de antigüedad: el docente verá incrementado su salario base en un porcentaje comprendido entre el 3 y el 12 por ciento en función del periodo de tiempo durante el que haya desempeñado su labor, es decir, en función de su experiencia en la actividad.
  • Complemento de redistribución por titulación: se trata de una bonificación que deriva de los títulos académicos obtenidos por el Profesor con posterioridad a su contratación como tal, como por ejemplo especializaciones, maestrías y doctorados.

Partiendo de los componentes del sueldo de un Profesor universitario, hemos de decir que no existe un salario mínimo, sino que su valor depende de la calificación, de la experiencia, de los títulos obtenidos, de los trabajos publicados y de la institución para la que desarrolle su labor como docente.

A título de ejemplo, podemos decir que un Profesor Contratado Doctor de la Universidad Complutense de Madrid percibe aproximadamente 32.000 euros brutos anuales, a los que se podrán ir sumando otros complementos. Los sueldos no son buenos, si tienes una beca de doctorado puede rondar los 800-1.200€/mes, pero esto es una beca y se acaba; si empiezas como profesor asociado puedes ganar unos 400-600€/mes, pero lo compaginas con otra actividad. Si ya tienes la tesis doctoral y vas ascendiendo, por ejemplo, el titular esta cobrando unos 2.000 y pico euros al mes a lo que hay que añadir trienios, algún sexenio etc. Y luego un catedrático 3.000 y pico euros 4.000 euros al mes, pero un catedrático tiene 50-60 años normalmente.

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Escribe tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

OPOSICIONES

Oposiciones en derecho

todojuristas

Publicado

en

¿Estás buscando oposiciones en Derecho? Al finalizar la carrera de Derecho los estudiantes suelen tener dos opciones: ser abogados u opositar. En este post recogemos todo lo que tienes que saber sobre las oposiciones de Derecho:

 

¿Qué es una oposición en Derecho?

Una oposición en Derecho es un proceso de selección para acceder a los puestos de trabajo de la Administración Pública en el ámbito del Derecho. Los requisitos para poder presentarse a una oposición de Derecho se establecen en cada convocatoria, en España, por lo general, se debe cumplir los siguientes criterios:

  • Poseer la titulación requerida para la oposición, o poder obtenerla antes de que acabe el plazo de entrega.
  • Ser español o, dependiendo de la posición, tener nacionalidad de alguno de los Estados de la Unión Europea.
  • Tener más de 18 años y no superar la edad máxima de jubilación.
  • No haber sido separado mediante expediente disciplinario del servicio de cualquiera de las Administraciones Públicas, órganos constitucionales o estatutarios de las Comunidades Autónomas.
  • No estar afectado por una limitación física o intelectual que sea incompatible con el desempeño de las funciones correspondientes a la oposición elegida.

 

¿Cuál es la oposición mejor pagada?

Para entender esto, primero hay que comprender la clasificación de los funcionarios de la Administración Pública, las cuales  se dividen en distintas categorías y cada una de ellas cuenta con requisitos diferentes:

  • Grupo A: Grupo constituido por los funcionarios a los se les exige contar con un título universitario. Este grupo a su vez está formado por el Grupo A1 (cargos directivos, de control, de estudio o de inspección). Y el Grupo A2 (funcionarios de las áreas administrativas y de gestión de nivel superior).
  • Grupo B: Grupo de funcionarios que realizan tareas en el área de gestión y ejecución. Para poder acceder aquí se requiere el título de Técnico Superior.
  • Grupo C: Este grupo está compuesto a su vez por el C1 (formado por los funcionarios pertenecientes al Cuerpo Administrativo que cuenten con el título de Bachiller) y el C2 (funcionarios del Cuerpo Auxiliar, es decir, aquellos que están de cara al público o realizan tareas básicas en el área administrativa). El título que se exige en este grupo es el de graduado en Educación Secundaria Obligatoria (ESO).
  • Grupo E: Formado por quienes realizan labores de vigilancia, limpieza, mensajería, etc.

 

El sueldo base de los funcionarios del Estado, repartidos en 14 pagas, es el siguiente:

  • A1: 46.586,46€
  • A2: 31.942,59€
  • B: 27.970,91€
  • C1: 24.532,35€
  • C2: 19.409,24€
  • E: 16.547,91€

Se puede decir que las oposiciones mejor pagadas en el ámbito del Derecho, y que pertenecen al Grupo A, son: Notarios y Registradores, Abogados del Estado y, por detrás de ellas: Jueces y Fiscales, Interventores de la Seguridad Social y la de Secretarios Interventores de la Administración.

 

¿Cómo es una oposición en Derecho?

Las oposiciones son muy diferentes en función del tipo de oposición en Derecho que se escoja. Asimismo, cabe decir que el temario, los exámenes y el tiempo de cada oposición será diferente en cada una de ellas.

Por consiguiente, también habrá que elegir un tipo de preparador o academia diferente según la oposición jurídica que se escoja. Un preparador de oposiciones es un profesional que cuenta con experiencia en la oposición a realizar y que brinda al estudiante un apoyo y orientación para lograr conseguir una plaza. Elegir un preparador conlleva las siguientes ventajas:

  • Un preparador guía en el estudio, sabiendo qué temas y secciones son las más relevantes.
  • El estudio se lleva en un tiempo menor y de una manera más eficiente, al aprender de las explicaciones y resolver las dudas.
  • Son personas que conocen el proceso de la oposición, pudiendo ayudar con su experiencia.
  • Ayudan al estudiante a llevar un ritmo constante de estudio y a crear una rutina.

 

¿Cuáles son las mejores oposiciones en Derecho?

A continuación, un listado de oposiciones en Derecho:

Continuar Leyendo

OPOSICIONES

Inspección de trabajo

todojuristas

Publicado

en

Inspección de trabajo

¿Estás buscando información sobre lo que es una Inspección de Trabajo? No te pierdas este post donde te contamos las funciones que desempeña el Inspector, el procedimiento de una inspección en una empresa y qué tipo de perfiles pueden desempeñar este puesto. ¡Sigue leyendo!

 

¿Qué es la Inspección de Trabajo?

Una Inspección de Trabajo es aquel servicio público a cargo del Ministerio de Trabajo y Promoción Social, que tiene como finalidad velar por el cumplimiento de las disposiciones legales en materia laboral, de promoción y formación del trabajo, y también de aspectos relacionados con la salud y seguridad en un ambiente laboral.

Es decir, el objetivo es tanto prevenir como solucionar los conflictos o riesgos laborales que se produzcan en el seno de una empresa o entre trabajadores y empleadores. También, cabe señalar que, en el ejercicio de estas funciones, la Inspección de Trabajo debe exigir las responsabilidades pertinentes en el caso de que se incumplan las normas y esta inspección se puede realizar a cualquier persona tanto física o jurídica como pública y privada.

 

¿Cuáles son las funciones del Inspector de Trabajo?

Las funciones o servicios principales que presta la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social son:

  • Funciones de vigilancia y exigencia del cumplimiento de las normas legales, reglamentarias y el contenido normativo de los convenios colectivos.
  • Sistema de relaciones laborales individuales y colectivas (derechos y garantías de los representantes de los trabajadores en las empresas, tutela y promoción de la igualdad de trato y oportunidades y no discriminación en el trabajo…).
  • Prevención de riesgos laborales.
  • En el Sistema de Seguridad Social: aplicación, inscripción, afiliación, altas y bajas de trabajadores, cotización, prestaciones, mutuas colaboradoras, etc.
  • Materia de colocación de empleo y formación profesional.
  • Funciones de asistencia técnica.
  • Funciones de arbitraje, conciliación y mediación.

 

¿Cómo actúa la inspección de Trabajo?

La Inspección de Trabajo vigila y controla a las empresas y trabajadores para que estos cumplan las responsabilidades que exige la ley, además de asesorarles en materia laboral y de Seguridad Social. Normalmente, el Inspector de Trabajo pide que le acompañes en su visita a la oficina, que identifiques a las personas que se encuentran allí, también hará mediciones en la empresa o solicitará información como: justificantes de la inscripción a la Seguridad Social, documento acreditativo del IAE, escritura de constitución de la sociedad, etc.

Además, en el caso de que haya varios empleados, un Inspector laboral puede pedir el recibo de los salarios, parte de alta y baja de trabajadores, contratos de trabajo presentados ante la oficina de empleo, un resumen horas extraordinarias, fichajes de los trabajadores, autorizaciones de trabajo, documentación de trabajadores extranjeros, etc.

 

¿Quién realiza una inspección de trabajo?

Un Inspector de Trabajo es un funcionario de carrera perteneciente al subgrupo A1, pudiendo ocupar este puesto tras haber superado las Oposiciones de Inspector de trabajo de la Seguridad Social, ya sea por el sistema de acceso libre o por el sistema de promoción interna. Este perfil ha tenido que formarse en materias relacionadas con el Derecho de Trabajo (relaciones laborales, individuales, colectivas, derecho sindical, prevención de riesgos, Seguridad Social, etc.)

Esperamos que este post sobre la Inspección de Trabajo te haya servido. Cualquier duda puedes dejarla en los comentarios.

Continuar Leyendo

OPOSICIONES

Oposiciones jueces y fiscales

todojuristas

Publicado

en

¿Estás buscando información sobre las Oposiciones de Jueces y Fiscales? En este post te contamos cómo es la oposición, cuál es su dificultad y otro tipo de preguntas interesantes que cualquiera que se esté planteando estudiar el temario debe hacerse. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo es la oposición de Jueces y Fiscales?

Tras la Ley Orgánica 9/2000, de 22 de diciembre, se procedió a la unificación de acceso a las carreras Judicial y Fiscal. A partir del 2001 se publicó en el BOE una convocatoria de Jueces y Fiscales única.  En este sentido, los ejercicios y programa de estudio empezaron a ser el mismo en ambas oposiciones. Una vez superados los exámenes, el opositor es quien elige, por el mejor número de orden obtenido al final de la fase de la oposición y teniendo prioridad de elección en la carrera Judicial o Fiscal, hasta agotar las plazas convocadas.

¿Cuál es la dificultad de las oposiciones de Juez o Fiscal?

Las oposiciones de Jueces y Fiscales son uno de los procesos más complejos y una de las convocatorias de empleo público que cuenta con un programa de estudio más extenso. Las temáticas que se preparan los estudiantes son variadas: Derecho Laboral, Constitucional, Civil, Penal, Mercantil y Administrativo, etc. Además, desde el año 2009, los opositores también estudian temas relacionados con la lucha contra la violencia de género, el derecho a la igualdad y las medidas de protección, entre otros temas.

¿Qué aspectos hay que tener en cuenta a la hora de decidirse por la oposición de juez o fiscal?

En la página de Todojuristas: Oposiciones Judicatura hemos explicado las preguntas esenciales que uno debe hacerse cuando se quiere preparar las oposiciones, algunas de ellas son:

  • ¿Cuáles son las funciones de los jueces y fiscales? Las oposiciones de Jueces y Fiscales preparan al opositor para, en el caso de Juez, dirimir los conflictos entre las partes y enjuiciar delitos y, en el caso de Fiscal, ejercitar la acción penal. En ambos casos, su objetivo primordial será defender los intereses de los ciudadanos.
  • ¿Cuántos temas son las oposiciones a juez? El temario de las oposiciones de Jueces y fiscales está compuesto por 320 temas.
  • ¿Cuáles son los requisitos para ser fiscal? Algunos de los requisitos para poder ser Juez o Fiscal que se mencionan son: tener nacionalidad española, tener más de 18 años o estar en posesión del título de Licenciado o Graduado en Derecho.
  • ¿Cómo es el proceso de selección? El proceso de selección de Juez o Fiscal está formado por tres ejercicios y, una vez superada la fase de oposición, los candidatos deben ingresar en la Escuela Judicial.
  • ¿Cuánto tiempo se tarda en ser juez? El promedio para ser Juez suele ser de unos 6 años, pero hay personas que consiguen pasar la oposición en un tiempo menor. Todo depende del esfuerzo y la fuerza de voluntad que se tenga.
  • ¿Cuánto gana un Fiscal o Juez en España? En los primeros años, un fiscal puede tener un sueldo neto de unos 47.000€. Con la experiencia, dicho salario puede ir aumentando progresivamente.
  • ¿Cuántos Jueces y Fiscales de la oposición salen cada año elegidos? En el 2020 estaba previsto que salieran un total de 300 plazas: 180 jueces y 120 fiscales. Cada año el número va variando.
  • ¿Dónde consultar los admitidos y exclusidos a la carrera judicial? En Poder Judicial se encuentra la información sobre las convocatorias, avisos o notas informativas, las bases de las convocatorias, los admitidos y excluidos, el desarrollo de las pruebas, los Tribunales, etc.
  • ¿Por qué hacer la oposición de jueces y fiscales? Los motivos por los que los estudiantes eligen las oposiciones de juez o fiscal son diversos: independencia, imparcialidad en su labor, función como garante de los derechos fundamentales, estabilidad económica, buenas posibilidades de conciliación.

 

Esperamos que este post sobre las oposiciones de Jueces y Fiscales te haya servido para comprender mejor en qué consisten estas oposiciones. Cualquier duda puedes dejarla en los comentarios.

Continuar Leyendo

Tendencia

Copyright © 2019 Todojuristas.com Todos los Derechos Reservados