Conecta con nosotros

CURIOSIDADES

Trabajo de fin de Grado Derecho

todojuristas

Publicado

en

trabajo fin de grado derecho

Desde la entrada en vigor del famoso Plan Bolonia, que reformó las bases de la enseñanza universitaria para acomodarla a la dinámica europea, todos los estudiantes del Grado en Derecho deben enfrentarse y defender el temido Trabajo de Fin de Grado para finalizar sus estudios. En esta entrada te contamos en qué consiste este Trabajo de Fin de Grado y te damos algunos consejos para superarlo con éxito.

 

¿Qué es el Trabajo de Fin de Grado?

El Trabajo de Fin de Grado es una asignatura obligatoria de todos los planes de estudio del Grado en Derecho de 6 créditos ECTS que consiste en la realización de una memoria de investigación sobre un tema concreto, es decir, el alumno tiene que demostrar que ha investigado en profundidad sobre un tema, que ha recopilado suficiente información de fuentes fiables y que ha sido capaz de generar su propia opinión sobre ese tema y de llegar a conclusiones y propuestas, lo que queda plasmado en una memoria o trabajo escrito que debe ser revisado por un tutor y evaluado por un tribunal tras la pertinente defensa.

 

¿Cuándo se realiza el Trabajo de Fin de Grado?

Como bien indica su nombre, el Trabajo de Fin de Grado se realiza y defiende una vez se han aprobado el resto de asignaturas del plan de estudios, cuando el estudiante ya tiene los conocimientos teóricos de base suficientes como para profundizar sobre un tema concreto.

 

¿Quién fija el tema, el tutor y la extensión?

Por lo que respecta al tema y al tutor del Trabajo, estas cuestiones dependen enteramente de la universidad e, incluso, de la facultad de que se trate. Hay algunas facultades de derecho que otorgan temas y tutores prefijados a los alumnos en función de su nota media, hay otras facultades que dejan libertad a los alumnos para escoger el tema y el tutor, etc.

Asimismo, la extensión del Trabajo también depende de la facultad de origen del estudiante y de la guía docente donde se explica la dinámica del Trabajo de Fin de Grado, aunque lo normal suele ser que estos trabajos ocupen entre 50 y 100 páginas de extensión, siendo las guías docentes las que detallan las normas de estilo del Trabajo (tipo de letra, tamaño, interlineado, etc.).

 

Algunos consejos para superar con éxito tu Trabajo de Fin de Grado.

  • Recuerda que es un trabajo de investigación y no un reportaje periodístico, aunque sean más difíciles de encontrar, acude a fuentes fiables de información como revistas científicas, libros y manuales, y evita periódicos, blogs de internet y, sobre todo, Wikipedia. Algunas buenas bases de datos, además de la biblioteca de tu facultad, son dialnet.com y www.google.scholar.com
  • A la hora de estructurar el trabajo, recuerda que en todo trabajo de investigación existe la siguiente secuencia lógica: Contexto à Problema à Solución al problema à Consecuencias de la solución. Es entorno a esta secuencia la manera idónea de estructurar un trabajo y crear un índice.
  • Lo ideal en toda esta serie de trabajos es evitar descripciones innecesarias e ir al “meollo” del asunto, centrarse en el tema del trabajo para no distraer al lector.
  • Trata de redactar de manera simple y sencilla, expresando tus ideas con claridad. Para ello, es mejor utilizar frases cortas y párrafos que agrupen bien las ideas.
  • Citar bien al autor o fuente de donde sacas la información es muy importante, de lo contrario pueden acusarte de plagio en tu trabajo. Citar implica reflejar el autor y la obra de la que estás sacando la idea o frase concreta para que el lector pueda acudir a esa obra si quiere más información. Existen numerosos estilos de cita en la actualidad (APA, MLA, Chicago, etc.). En las guías docentes del Trabajo de Fin de Grado se suele detallar el estilo de cita que tu facultad quiere que utilices con ejemplos, en función si se trata de un manual, un capítulo de libro o de un artículo en una revista científica.
  • En cuanto a la defensa oral del trabajo, en caso de haberla, trata de centrarla únicamente en la descripción del contexto y en tus conclusiones finales, ya que son la parte más personal de tu trabajo, en la que se condensa todo lo aprendido y se aporta algo nuevo. Estas conclusiones son, de hecho, la parte que más interesa al tribunal que va a evaluar el Trabajo de Fin de Grado.

Por último, conviene recordar que este Trabajo de Fin de Grado no deja de ser una asignatura más del plan de estudios, a la que hay que prestar la misma atención y cuidado, pero que no debe llevarnos a quebraderos de cabeza.

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Escribe tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CURIOSIDADES

Sentencias del Juzgado

todojuristas

Publicado

en

¿Qué es una sentencia? ¿Qué es un juzgado? ¿Es lo mismo juzgado que tribunal? ¿Quién forma un juzgado? Éstas y muchas otras preguntas suelen ser habituales entre personas que no han adquirido formación jurídica, que no han estudiado Derecho. Normalmente son cuestiones que se pasan por alto a no ser que, con origen en un conflicto con otra persona o empresa, quieras presentar una demanda o hayas recibido una que requiera de la actuación de la Administración de Justicia para la resolución del conflicto. En esta entrada os contamos de manera muy sencilla y breve qué es un Juzgado y en qué consisten las Sentencias del Juzgado.

 

¿Qué es un Juzgado?

El entramado judicial español puede resultar especialmente complejo, sobre todo para una persona que no ha estudiado derecho y se enfrenta por primera vez a un conflicto que requiere de un pleito para su solución.

En primer lugar, cabe advertir que en España se distingue entre Juzgados, cuando el órgano es unipersonal, es decir, está compuesto por un único juez, y Tribunales, cuando se trata de órganos colegiados, formados por más de 3 personas.

Dentro del sistema judicial español, se podría decir que los Juzgados son la base del sistema, existiendo diferentes tipos de juzgados según la materia:

  • Juzgados de Primera Instancia: se ocupan de cuestiones civiles.
  • Juzgados de Instrucción: se encargan de cuestiones penales.
  • Juzgados de Paz: se encargan de cuestiones civiles y penales en municipios donde no hay juzgados de primera instancia ni de instrucción, esto es, municipios muy pequeños.
  • Juzgados de lo Penal: se encargan de cuestiones penales menos graves que las atribuidas a los Juzgados de Instrucción.
  • Juzgados de Menores: se encargan de delitos penales llevados a cabo por menores de entre 14 y 18 años.
  • Juzgados de Vigilancia Penitenciaria: se encargan de todo lo relativo a los centros penitenciarios, incluidos el control de las penas privativas de libertad y la protección de los derechos de los presos.
  • Juzgados de Violencia contra la Mujer: se encargan, en el orden penal, de la de la investigación de causas penales relacionadas con la violencia de género y, en el orden civil, de las causas civiles relacionadas también con la violencia de género.

 

¿Qué son las Sentencias del Juzgado?

Antes de responder a esta pregunta conviene aclarar, en primer lugar, qué es una sentencia. Las sentencias son los documentos que recogen la decisión definitiva del juez sobre un litigio o pleito concreto que dan por finalizado, esto es, sobre un conflicto jurídico en el que es necesario interpretar y aplicar una determinada ley para poder resolverlo.

Existen, además, diferentes tipos de sentencias: escritas u orales, en función de si la decisión del juez aqueda reflejada por escrito en un documento o no, firmes o recurribles, en función de si dicha decisión del juez se puede recurrir o reclamar ante instancias superiores, condenatorias o absolutorias, en función de si condenan o absuelven a la parte demandada, de primera, segunda o única instancia, en función del grado jerárquico del juzgado o tribunal que la dicta, etc.

 

Por último, todas las Sentencias del Juzgado, sea el juzgado que sea, tiene la misma estructura:

  • Encabezamiento: en todos los encabezamientos aparecen los datos sobre el lugar, la fecha, número de procedimiento, identificación de las partes, los abogados, etc.
  • Antecedentes de hecho y hechos probados: en este apartado se detallan los sucesos aportados por las partes y, después, los sucesos que, a criterio del juez, se estimen probados teniendo en cuenta las pruebas aportadas por las partes.
  • Fundamentos de Derecho: en esta parte es donde el juez interpreta y aplica la ley al caso concreto, es decir, donde argumenta jurídicamente el fallo o decisión que toma respecto de un conflicto concreto.
  • Parte dispositiva y fallo: contiene la decisión o fallo del Juez y se determinan otras cuestiones como la pena del condenado, quién paga las costas del caso, etc.
  • Firma: Además, es imperativo que la sentencia esté firmada directamente por el Juez que la dicta.

En el sitio web del Centro de Documentación Judicial (CENDOJ) del Consejo General del Poder Judicial tenemos un gran buscador de jurisprudencia muy fácil de utilizar: https://www.poderjudicial.es/search/indexAN.jsp

Si bien las Sentencias del Juzgado no tienen el valor jurisprudencial de las sentencias de tribunales superiores, como el Tribunal Supremo, suelen ser muy útiles para que los abogados que están defendiendo un caso concreto puedan ver cómo se ha resuelto un asunto similar con anterioridad y utilizar dicha sentencia como argumento a su favor. Las Sentencias del Juzgado resultan de gran utilidad para descubrir cómo los grandes expertos en Derecho interpretan la ley y resuelven conflictos con los que todos nosotros nos podemos encontrar en algún momento de nuestras vidas.

Continuar Leyendo

CURIOSIDADES

Derecho y Ade

todojuristas

Publicado

en

Derecho y Ade

Con la entrada en vigor del Plan Bolonia y el paso de la licenciatura, generalmente de 5 años de duración, a los Grados, la mayoría de 4 años, comenzó a popularizarse la implantación de Dobles Grados, esto es, programas de estudios que combinan los planes de dos grados independientes pero que, al contener determinadas asignaturas comunes, se pueden realizar en menos tiempo que si se cursasen de manera autónoma. Uno de estos programas, y el que más acogida ha tenido en la mayoría de las universidades españolas, es el Doble Grado en Derecho y Ade (Administración y Dirección de Empresas), tanto por la compatibilidad de ambos planes de estudios, como por sus potenciales salidas profesionales. En esta entrada resolvemos algunas de las preguntas más frecuentes sobre este Doble Grado.

 

¿Es fácil entrar en el Derecho y Ade?

Muchas universidades, para mantener la calidad del alumnado de este programa de estudios, limita el número de plazas. Así como en el Grado en Derecho suele haber varios grupos con muchos alumnos matriculados, en el Doble Grado la cantidad de alumnos suele ser menor, pues, cuantas menos plazas se oferten, mayores notas de acceso tendrán los alumnos que finalmente puedan entrar, lo que, a priori, indica que se trata de alumnos con un buen hábito de estudio. Esta es la razón por la que las notas de corte en Derecho y Ade son tan altas (12,62 en la Carlos III, 11,95 en la Pompeu Fabra, 11,89 en la Universidad de Zaragoza, 11,25 en la Autónoma de Madrid, 10,55 en la Complutense, etc.) y resulta tan difícil entrar en esta carrera.

 

¿Cuántos años dura el Doble Grado en Derecho y Ade?

Este aspecto depende de cada universidad, pues algunas concentran su plan de estudios en 5 años y medio y otras lo desarrollan en 6 años.

 

¿Qué se estudia en el Doble Grado en Derecho y Ade?

Existe el mito de que, al durar 6 años en lugar de 8, que es lo que se tardaría en hacer ambas carreras por separado, el estudiante no cursa algunas asignaturas y, por tanto, la formación queda incompleta. No obstante, este mito es totalmente falso. La razón por la que, con el Doble Grado, se pueden obtener ambas carreras en 6 años, es doble: por un lado, tanto en el plan de estudios del Grado en Derecho como en el plan de estudios del Grado en Ade, existen muchas asignaturas comunes (régimen fiscal, derecho mercantil, hacienda pública, etc.) que el alumno cursa sólo una vez, y, por otro lado, mientras en el Grado en Derecho o en el Grado en Ade lo normal es tener 5 o 6 asignaturas por cuatrimestre, en el Doble Grado se suelen tener 7 u 8 asignaturas, concentrando, de esta manera, las asignaturas del plan de estudios y pudiendo acabar antes la carrera.

 

¿Cuántas prácticas externas y trabajos de fin de grado hay que hacer en el Doble Grado en Derecho y Ade?

Esta cuestión, al igual que la duración de la carrera, depende de la universidad en la que te matricules, pues hay algunas universidades que obligan a hacer dos prácticas en empresa y dos trabajos de fin de grado (uno en Derecho y otro en Ade), y hay otras universidades que únicamente contemplan unas prácticas y un trabajo de fin de grado, pero con una duración o una carga de créditos ECTS mayor.

 

Cuando acabo la carrera… ¿Tengo un título oficial de Doble Grado?

No. En la actualidad no existen títulos oficiales (el papelito que firma el Rey) que acrediten un Doble Grado. Al Acabar el Doble Grado en Derecho y Ade tu universidad te expide dos títulos: el del Grado en Derecho y el del Grado en Ade, como si hubieses hecho las dos carreras por separado.

 

¿Cuáles son las salidas profesionales de Derecho y Ade?

Al tratarse del Grado en Derecho y del Grado en Ade, las salidas profesionales del Doble Grado son las mismas que en estos dos Grados por separado: por un lado, se puede opositar a los diferentes cuerpos de la administración de justicia o ejercer la abogacía y, por otro lado, se puede optar por la dirección y administración de pequeñas o grandes empresas. La ventaja más sobresaliente del Doble Grado en Derecho y Ade es la cantidad de salidas profesionales que ofrece.

Desde esta entrada, queremos animar a los estudiantes a que intenten obtener la máxima nota posible en la EBAU y, en caso de no tener claro a qué se quieren dedicar en el futuro, no descarten matricularse en Derecho y Ade.

Continuar Leyendo

CURIOSIDADES

Sentencias de Primera Instancia

todojuristas

Publicado

en

El entramado judicial español puede resultar especialmente complejo, sobre todo para una persona que no ha estudiado derecho y se enfrenta por primera vez a un conflicto que requiere de un pleito para su solución. ¿Qué es un juzgado de primera instancia? ¿Qué es un tribunal superior de justicia? ¿Qué hacen las audiencias nacionales? Una sola entrada resulta insuficiente para explicar lo que en el Grado en Derecho ocupa 3 asignaturas completas, por lo que en la presente entrada nos centraremos en los Juzgados de Primera Instancia y en las Sentencias de Primera Instancia que éstos dictan.

 

¿Qué son los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción?

En primer lugar, cabe advertir que en España se distingue entre Juzgados, cuando el órgano es unipersonal, y Tribunales, cuando se trata de órganos colegiados, formados por más de 3 personas.

En el caso de los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción, se trata, de manera sencilla, de jueces que resuelven conflictos en materia civil (Primera Instancia) y penal (Instrucción). Cuando el territorio del que se ocupan (partido) es grande, suelen estar separados, pero cuando es pequeño se tiende a su unificación.

Ante un conflicto en materia civil o penal que requiera una solución judicial, el primer paso es acudir a estos Juzgados de Primera Instancia o Instrucción, que dictarán la sentencia pertinente. Si una de las partes no está conforme con las Sentencias de Primera Instancia, éstas se pueden recurrir ante la Audiencia Provincial, que es un órgano colegiado con sede en la capital de provincia. Si con la sentencia dictada por la Audiencia Provincial todavía no se está conforme, el siguiente paso consistiría en acudir al Tribunal Superior de Justicia correspondiente, órgano colegiado que se ocupa de una comunidad autónoma concreta, dentro de estos Tribunales, la sala de lo civil y de lo penal es única. El último paso para la parte que no está conforme con la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia es acudir al Tribunal Supremo, ya sea a la sala de lo penal o a la sala de lo civil.

 

¿Qué son las Sentencias de Primera Instancia?

Sabiendo lo que son los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción y teniendo en mente un sencillo esquema de cómo se organiza la justicia en materia civil y penal, lo único que queda por explicar es qué son las Sentencias de Primera Instancia.

De manera sencilla, las Sentencias de Primera Instancia son los documentos que recogen las decisiones adoptadas por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción que resuelve un determinado conflicto en materia civil o penal dentro del territorio o partido que tiene asignado.

Si bien no tienen el valor jurisprudencial de las sentencias de tribunales superiores, como el Tribunal Supremo, suelen ser muy útiles para que los abogados que están defendiendo un caso concreto puedan ver cómo se ha resuelto un asunto similar con anterioridad y utilizar dicha sentencia como argumento a su favor.

 

¿Cuál es el contenido de las Sentencias de Primera Instancia?

Todas las Sentencias de Primera Instancia comienzan detallando el Juzgado de Primera Instancia o Instrucción que las dicta, la fecha, el tipo de procedimiento, el nombre del Juez, las Partes en el litigio, etc.

A continuación, detallan los antecedentes de hecho, los fundamentos de derecho y el fallo. Lo más interesante dentro del cuerpo de estas sentencias son los diferentes fundamentos de derecho, donde los Juzgados interpretan la Ley, aclarando el sentido de sus términos y llenando las lagunas legales, aportando previsibilidad, certeza y seguridad a la práctica legal.

En el sitio web del Centro de Documentación Judicial (CENDOJ) del Consejo General del Poder Judicial tenemos un gran buscador de jurisprudencia muy fácil de utilizar: https://www.poderjudicial.es/search/indexAN.jsp

Con todo, esperamos que la presente entrada haya servido para disipar dudas acerca del funcionamiento del sistema judicial español y del concepto de Sentencias de Primera Instancia, sobre todo para las personas o estudiantes que no se encuentren muy familiarizados con la jerga y los conceptos propios del mundo del Derecho. Toda esta serie de sentencias resultan de gran utilidad para descubrir cómo los grandes expertos en Derecho interpretan la ley y resuelven conflictos con los que todos nosotros nos podemos encontrar en algún momento de nuestras vidas.

Continuar Leyendo

Tendencia