Conecta con nosotros

CURIOSIDADES

Excusatio non petita accusatio manifesta

todojuristas

Publicado

en

Excusatio non petita accusatio manifesta



Excusatio non petita accusatio manifesta, si eres jurista habrás escuchado esta locución latina numerosas veces, pero ¿Conoces su significado? ¿Te lo habías planteado alguna vez?

 

¿Cuál es el significado de “Excusatio non petita accusatio manifesta”?

Este latinajo hace referencia a que todo aquel que se disculpa de una falta sin que nadie le haya pedido explicaciones, tales disculpas le están señalando como autor de la falta. En castellano se traduce como: “Quien se excusa, se acusa”,  “Disculpa no pedida, culpa manifiesta” o “Explicación no pedida, acusación manifestada”.

Existe otra versión muy común de esta expresión latina y es:  Excusatio non petita pecata manifesta, la cual se traduce por: “Disculpa no pedida culpa manifiesta”.

Ahora que ya conocemos su significado, vamos a intentar encontrar cuál es su origen. ¡Sigue leyendo, no te arrepentirás!

 

¿Cuál es el origen de la expresión Excusatio non petita accusatio manifesta?

Esta locución latina proviene de época medieval y se utiliza como un refrán o un dicho. Los historiadores no han sabido darle una fecha exacta a su origen, pero sí conocemos una expresión parecida de San Jerónimo que está incluida en sus cartas: Dum excusare credis, accusas, la cual se traduce por: “Mientras crees que excusas, acusas”.

Historiadores y otros expertos especulan sobre que lo más probable fue que en la época Medieval esta máxima de San Jerónimo se compilase en algún florilegio, pero se viera modificada para darle un valor más universal y general y se simplificase y adaptase al uso del público general.

Si analizamos otros escritos posteriores como es el caso de Baltasar Gracián en el siglo XVII, encontramos una afirmación muy parecida y muy probablemente derivada de esta locución latina: El excusarse antes de ocasión es culparse”.

Posteriormente, en el siglo XVIII, el francés Stendhal lo refraneó: Qui s´excuse, s´accusetraducido en:  Quien se excusa, se acusa”.

A su vez, el poeta inglés Alexander Pope, por esta misma época, dio un paso más allá y sentenció: Una excusa es peor y más terrible que una mentira”

Como podemos ver es una expresión que ha ido transformándose durante siglos sin perder la esencia de su significado.

Actualmente, es una locución muy utilizada en el mundo jurídico, pero no solamente en él, ya que tanto psicólogos, criminólogos, sociólogos, psiquiatras y otros estudiosos del comportamiento, la mente y el cuerpo humano ven en esta máxima de tan solo cinco palabras un enorme océano de explicación en el comportamiento de una persona.

 

¿Cómo utilizar la expresión Excusatio non petita accusatio manifesta en Derecho?

Tanto si eres estudiante de grado en Derecho, Máster habilitante u otro tipo de estudios de posgrado, o Abogado ejerciente, sabrás que el uso de las locuciones latinas dan un plus en tu lenguaje jurídico, mejoran tu oratoria y te hacen parecer mucho más experto en el tema que estés tratando.

Si estás estudiando y realizas un examen oral o escrito podrás usar perfectamente esta expresión para cerrar alguna de tus preguntas. Este aspecto llamará la atención de tus profesores o examinadores, ya que interpretarán por tu parte que eres una persona que ahonda en los temas jurídicos y no el típico estudiante que se queda con la simpleza de lo explicado en clase junto con varios esquemas.

Si por ejemplo estás haciendo una exposición en clase, o simuláis un juicio de forma práctica, en alguna optativa de oratoria o incluso si perteneces a algún grupo en la universidad que deba impartir una charla, incide en esta y otras expresiones latinas, poco a poco las involucrarás de forma más automática y natural a tu lenguaje.

También puedes usarlo al redactar tus trabajos, memoria de prácticas finales o prácticas individuales en alguna de las materias del grado en Derecho.

Por otro lado, si te dedicas al ejercicio de la abogacía, también podrás poner en práctica esta locución. Cuando estés dirigiéndote al Juez, mientras realizas alguna pregunta al investigado o acusado o al dirigirte a la fiscalía.

Esta expresión es perfecta para añadirla cuando uno de los intervinientes habla más de la cuenta dando razones y explicaciones que no corresponden y finalmente lo delatan. Es una forma muy gentil y cortés de aludir a ello sin ser maleducado o caer en gestos o risas inapropiadas.

 

¿Y tú? ¿Eres de Excusatio non petita accusatio manifesta o utilizas otro tipo de locución latina?

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Escribe tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CURIOSIDADES

Rebus sic stantibus ¿Conoces esta cláusula?

todojuristas

Publicado

en

Rebus sic stantibus



Rebus sic stantibus, cualquier persona que escuche estas tres palabras no sabe si lo que le están diciendo es un insulto o un conjuro más propio de una película de Harry Potter, pero tú, querido jurista

¡Debes conocer todo lo que concierne a este latinajo!

¿Te animas? ¡Pues continúa leyendo?

¿Cuál es el significado de Rebus sic stantibus?

El significado de esta expresión latina es “estando así las cosas”. Esta expresión de cuatro palabras aparentemente inofensiva alude a un importante principio de Derecho según el cual se interpreta que las estipulaciones redactadas en los contratos tienen en cuenta las circunstancias que se refieren al momento de su celebración, es decir; cualquier alteración sustancial de estas circunstancias puede dar lugar a la modificación de aquellas estipulaciones.

 

¿Cuál es el origen de Rebus sic stantibus?

El origen de esta cláusula se remonta a la Edad Media en la doctrina de los teólogos juristas, los cuales se veían inspirados por sentimientos cristianos de justicia social. Sin embargo, el primero que manifestó la cláusula rebus sic stantibus fue Séneca,  con otras palabras: “Omnia esse debent eadem, quae fuerunt, cum promitterem, ut promittentis fidem teneas” que es traducido a “Todo debe ser igual que cuando prometí, para que puedas cumplir la promesa”. Cicerón también menciona esta afirmación en uno de sus libros.

Se cree que los canonistas defendían esta cláusula por su tendencia a contradecir lo que fue mantenido en Derecho Romano, es decir estos consideraban injusto exigir a una de las partes la ejecución de la prestación que se había tornado excesivamente onerosa o compleja en comparación con la prestación de la contraparte.

Se condenaba el enriquecimiento injusto, de un contrato de préstamo con interés, o de un contrato que por una alteración posterior e imprevista de las circunstancias, estuviese en el momento de su ejecución enriqueciendo a una de las partes y empobreciendo a la otra de forma distinta a la pactada por ellas. La alteración sobrevenida de las circunstancias contractuales y la doctrina rebus sic stantibus.

 

¿Se encuentra tipificada la  cláusula Rebus sic stantibus en nuestro ordenamiento jurídico?

La revisión de los contratos al amparo de esta cláusula es una elaboración doctrinal y jurisprudencial de nuestros tribunales, pero podemos encontrar una fundamentación legal en los siguientes artículos del Código Civil.

En primer lugar en el artículo 7.1: “los derechos deberán ejercitarse conforme a las exigencias de la buena fe”; lo que implica que seguir aplicando un contrato sin tener en cuenta la nueva realidad, excluiría esta buena voluntad de actuación.

En segundo ligar el artículo 1091 afirma que las obligaciones que nacen de los contratos tienen fuerza de ley entre las partes contratantes, y deben cumplirse a tenor de los mismos.”

A su vez el artículo 1258 indica que los contratos se perfeccionan por el mero consentimiento, y desde entonces obligan, no sólo al cumplimiento de lo expresamente pactado, sino también a todas las consecuencias que, según su naturaleza, sean conformes a la buena fe, al uso y a la ley”.

Es por ello que esta cláusula a pesar de no estar tipificada de forma explícita se considera en consonancia con el ordenamiento jurídico por parte del legislador en estos artículos, y por ende también por parte del resto de juristas.

Por su parte en el plano internacional, esta cláusula se rige por el artículo 62 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados de 1969.

Según este artículo si se produjera un cambio fundamental en las circunstancias preponderantes en el momento de la celebración del tratado y ello provoca un cambio radical de las obligaciones que en virtud del tratado todavía quedan por cumplir, la parte perjudicada puede alegar el cambio para desvincularse del tratado o suspenderlo.

La Corte Internacional de Justicia considera que este artículo de la Convención de Viena representa el derecho consuetudinario, lo cual significa que también tiene vigor para Estados no partes a la Convención.

 

¿En la actualidad es una cláusula utilizada?

Lamentablemente y debido a toda la repercusión social que ha tenido la crisis sanitaria del Covid-19 nos encontramos con un panorama jurídico en el cual esta cláusula encajaría a la perfección con lo que ha ocurrido. Sí que es cierto que dependiendo de los sectores, empresas y casos concretos se puede realizar en mayor o menor medida la aplicación o inaplicación de la cláusula rebus sic stantibus.

Continuar Leyendo

CURIOSIDADES

¿Cómo conseguir desconectar en vacaciones si eres abogado?

todojuristas

Publicado

en



4 ideas simples para desconectar:

 

1. Advierte a tus clientes de tus tiempos de descanso y deja todo el trabajo hecho antes de irte para no recibir llamadas inesperadas

 

2. Planifica tus vacaciones con antelación, llénalas de planes, actividades que no realices durante el año…

 

3.¡No hables de trabajo con nadie durante tus días de descanso! Ni en persona ni por cualquier otro medio

 

4. Apaga tu teléfono de trabajo y restringe las llamadas de tu teléfono personal. Ningún cliente te arruinará tus planes

Continuar Leyendo

CURIOSIDADES

¿Cómo será el trabajo de los abogados en los próximos años?

todojuristas

Publicado

en



¿Crees que la figura del abogado tal y como es se perpetuará durante décadas? ¿Cómo te imaginas al abogado del futuro? ¿Cómo será el trabajo de los abogados en los próximos años?

 

Existencia de nuevos Perfiles profesionales: Especialistas en búsqueda electrónica, Expertos en soporte a la litigación o edición de documentos legales, Formadores de escuelas paralegales, Expertos en resolución de conflictos, en smart contracts, big data o ciberseguridad.

 

Aparecerán nuevos roles: directores financieros de despachos, administradores de firmas legales, asistentes y secretarios legales.

 

Comunicación y gestión: La comunicación con los clientes será diferente, así como la gestión de los despachos, encontraremos nuevas maneras de hacer, procesos automatizados, gestión del conocimiento y herramientas de predicción.

 

Surgirán modelos de Alternative business structures: Los despachos dejarán atrás el modelo piramidal y jerarquizado y se organizarán como una empresa. Se generarán nuevos modelos y estructuras para prestar servicios jurídicos flexibles.

 

Se implantará la “Resolución Online”: Atrás quedarán los procedimientos  tal y como los conocemos hoy día para abrir paso a la informatización jurídica de los juicios y arbitrajes en todos sus planos y sectores, exigiendo profesionales a la altura de estas prácticas.

Continuar Leyendo

Tendencia