Conecta con nosotros

CURIOSIDADES

El derecho se puede dar en ¿Datos?

Yahaira

Publicado

en

 

En España hay 154.314 abogados ejercientes actualmente y 92.883 abogados colegiados, pero no ejercientes.

En España se imparten 1068 grados de enseñanzas  jurídicas.

Y sociales, de ellos: 697 en universidades públicas y 371 en universidades privadas.

En España hay 494.176 estudiantes de rama jurídica en universidades públicas y 114.059 en universidades privadas.

En España se ofertan 112.156 plazas cada año para estudiar el grado en derecho y otros de rama jurídica y 136.640 plazas de máster jurídico.

En España el precio medio del crédito en el grado son 18’6 euros siendo el más barato 12’6 euros en Andalucía el más caro 32’4 euros en Cataluña.

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Escribe tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CURIOSIDADES

¿Cómo actuar ante una crisis de reputación de mi despacho?

Yahaira

Publicado

en

Uno de los activos más importantes de mi despacho es su marca. No siempre somos conscientes de ello, pero una decisión poco reflexiva, una comunicación poco efectiva o unos clientes descontentos, pueden provocar una crisis de reputación que afecte a nuestra imagen de marca, haciendo que nuestro despacho pierda valor o, incluso, deba cerrar.

¿Qué es una crisis de reputación?

La crisis de reputación sucede cuando un hecho negativo afecta a la imagen de la marca del despacho causado una serie de daños a su reputación ante su entorno, clientes y miembros de la firma. Si se trata de una crisis que se lleva a cabo en internet, se hace referencia a una crisis de reputación online.

  • Algunos ejemplos:

Imaginemos que un cliente hace una crítica de nuestro despacho en Twitter y posteriormente este tweet o tweets se hacen viral. ¿Qué haría tú despacho? ¿Ignorarlo? Otro caso, imaginemos que un abogado descontento decide escribir mal sobre nosotros en el periódico o dejar comentarios anónimos negativos en nuestro perfil de Google my business. ¿Qué haremos? Las empresas no están exentas de este tipo de ataques y los despachos tampoco.

Hay un dicho que dice que “una mala reputación es una carga, ligera de levantar, pesada de llevar, difícil de descargar”. En la actualidad, internet ha hecho mucho bien, pero también ha hecho mucho mal. No son pocos los despachos que se han quedado en pañales por culpa de una mala reputación online. Bueno, en realidad empresas y personas. No olvidemos que internet puede condenar la vida de una persona.

¿Cómo gestionar una crisis de reputación?

Este tipo de situaciones suele causar pánico en los despachos de abogados. Muchos optan por ignorarlo o dejarlo pasar. Sin embargo, esta actitud no es una solución. Todo lo contrario. Esta tensión causa malestar en el equipo y puede desencadenar acciones individuales que pueden perjudicar aún más la marca. Por eso, es importante contar con un plan de comunicación eficaz que reconozca el error y ayude a encontrar una solución. La transparencia y el buen hacer de un despacho son de vital importancia para la confianza del conjunto del despacho. Ya sea de cara al público o de forma interna. No podemos olvidar que la relación entre un abogado y su cliente se basa en la confianza.

Tres acciones efectivas para prevenir una crisis de reputación

1-. Un plan de actuación. Cuanto más visible sea tu despacho, más probable es que se exponga a una crisis de reputación. Si tienes un plan de actuación que tenga en cuenta los escenarios negativos y que posibilite una solución ágil ya tendrás prácticamente la forma de minimizar los daños.

2-. Monitoriza y escucha lo que dicen de ti. La mejor forma de prevenir una crisis de reputación es estar al día de lo que se dice de ti y de tu despacho. Existen herramientas online que te permiten estar al día de lo que se comenta de ti en internet.

3-. Responde ágil y rápido. Así es, una persona descontenta puede perdonar con mayor facilidad un fallo que que la desatención. Si haces oídos sordos a las quejas de tus clientes o compañeros esto puede derivar en una crisis mayor. Intenta ser respetuoso, claro y sincero. No vayas a responder con una mentira porque luego…

Un soporte para tu despacho: la figura del responsable del Community Manager

Al igual que hemos comentado en otros artículos otras figuras de un despacho (abogados, procuradores, secretarios, contables, y otras tantas), hoy en día también podemos hablar de la figura de un community Manager de un despacho de abogados.

El community manager de un despacho es la persona que debe actuar inmediatamente identificando y valorando el escenario para poder tomar medidas. Principalmente, esta figura se centra en las redes sociales y se vincula al área de comunicación.

Podemos diferenciar diferentes niveles de daño causado a raíz de una acción negativa contra nuestro despacho en las redes sociales:

Crítica: sucede cuando el servicio ofrecido no ha cumplido con las expectativas. Debemos saber tomar nota de las críticas para mejorar o prevenirlas.

Conflicto: sucede cuando la crítica o críticas negativas se ponen de manifiesto en los medios sociales y ya son visibles a la red.

Crisis: cuando ya debemos tomar acción porque valoramos que las críticas van a más o las acciones contra nuestra reputación son imposibles de gestionar.

Esto no se acaba aquí: conclusiones

Ahora ya sabes qué es una crisis de reputación y cómo podrías actuar para prevenirla. Una crisis de reputación puede acabar con la vida de una persona y puede condenar a un despacho de abogados a la quiebra. No es descabellado pensar que en estos momentos puedes estar padeciendo una, pero no eres consciente de ello. Por este motivo, te invito a seguir de cerca aquello que se dice de tu despacho y de tus servicios dentro y fuera de internet. La confianza es uno de los valores más importantes de tu marca y una crisis reputacional puede ser nefasto para tus intereses y la confianza de tu marca.

yahaira

Yahaira Agredo VelásquezEspecialista en comunicación y marketing jurídico. Colaboradora y community manager de Todojuristas.

[/vc_column][/vc_row]

Continuar Leyendo

CURIOSIDADES

¿Cómo puedo saber si mi entrevista de trabajo para el despacho de mis sueños ha sido un éxito?

Yahaira

Publicado

en

El primer pensamiento que se nos viene a la cabeza tras una entrevista de trabajo es el cómo lo hemos hecho. Empezamos a rememorar los detalles de la entrevista y analizamos nuestra entrevista como si de un caso del CSI se tratara. Es normal, tras una entrevista de trabajo nuestra mente está agotada y sentimos mariposas en el estómago. Sobre todo, si tenemos poca experiencia en la materia o si es nuestra primera entrevista de trabajo. Las expectativas, los miedos, los nervios… Juegan en nuestra contra y una vez nos hemos quitado la entrevista de encima comienza el periodo de espera.

Ya sea porque has tenido una entrevista de trabajo con un despacho de abogados o con una empresa que no pertenece al sector legal, continúa leyendo porque este artículo te ayudará a detectar aquellas señales que indican que tu entrevista ha sido un éxito o un fracaso. ¡Vamos a ello!

1-. Tu adiós ha sido con un guiño de “nos volveremos a ver”

Si al despedirte has notado que tu entrevistador tiene ganas de decirte que “ha ido bien el puesto es tuyo” eso es un indicativo de que el puesto será tuyo. Muchos despachos de abogados y empresas tienen una única entrevista, es decir, no tienen un proceso de selección donde hay diferentes fases. Por tanto, averigua si hay más escalones hasta el puesto o si el proceso de sección concluye con una única entrevista.

Frases como “entrevistaremos a otros candidatos, pero tu entrevista ha sido genial”, dan a entender que la despedida ha sido muy positiva y que quiere volver a verte. También frases como “has sabido manejar la situación y nos ha gustado tu actitud”.

2-. Próxima entrevista a la vista

Al igual que hay despachos que solo tienen una única entrevista, tenemos muchos otros que llevan a cabo un proceso de selección extenso. Sobre todo, despachos de tamaño mediano y grande en los que la demanda por formar parte del equipo es alta.

Si les has gustado es posible que frases como “nos veremos en la próxima entrevista” o “la próxima vez ten en cuenta que hay una prueba teórica”, dan a entender que cuentan contigo para la siguiente fase y que debes estar preparado para ello.

3-. Tu experiencia y tu historia les interesa

Así es, cuando una persona nos interesa queremos saber su historia. Por eso, una vez inicias la entrevista el entrevistador quiere saber más de ti y de tu proceso de aprendizaje y evolución. Se nota el interés en alguien y el feeling en ti cuando preguntan más allá de tu CV.

Frases como “cuéntame más” o “¿Y qué hiciste tras acabar tus estudios? ¿Por qué?”, nos expresan que esta persona o personas están interesadas en nuestra historia.

4-. El trato ha sido igualitario y fluido en el buen sentido

Lógicamente cuando llevamos a cabo una entrevista de trabajo en cualquier puesto el entrevistador tiene un papel de poder sobre el entrevistado. Suele ser una diferencia sutil, pero es una diferencia que se hace notar. Por ello, nuestro trato de “igual a igual” puede ser una señal de bienvenida al equipo una vez se ha conseguido una conversación fluida.

5-. Tus preguntas han sido respondidas y han tenido un premio

Una buena señal de que la entrevista ha sido un éxito son las respuestas a tus preguntas. Si el entrevistador o entrevistadores han respondido a tus preguntas y, además, te han regalado información extra gracias a tu interés, enhorabuena lo más probable es que el puesto sea tuyo.

6-. Más claro agua: tu feedback después de la entrevista

Más claro que el agua son las opiniones de tu entrevistador tras la entrevista. El entrevistador suele acompañar al entrevistado a la salida y, por tanto, se trata de un momento perfecto para un feedback informal.

Lee las señales y los comentarios que pueda hacer durante este trayecto y, no te cortes en hacer alguna pregunta informal pero apropiada para la situación. Además, ofrece tu disponibilidad ya sea para ese puesto u otros, siempre hay que abrir puertas y no cerrarlas.

7-. El lenguaje no verbal

La postura y el lenguaje corporal no se pueden controlar. La inclinación de su cuerpo para escucharte mejor, las palmas de las manos acompañan el discurso cuando te habla, la sonrisa… Son acciones que denotan interés.

Por el contrario, brazos cruzados, consultas al móvil o prestar atención a otros eventos de la sala de entrevistas no son buena señal. Si te encuentras con este tipo de acciones significa que no están interesados en ti. Igualmente, si consigues detectar estas acciones durante la entrevista puedes convertirlas en acciones a tu favor, es decir, leerlas a tiempo para modificar tu discurso o tu propio lenguaje corporal.

yahaira

Yahaira Agredo VelásquezEspecialista en comunicación y marketing jurídico. Colaboradora y community manager de Todojuristas.

[/vc_column][/vc_row]

Continuar Leyendo

CURIOSIDADES

¿Diferencias una denuncia y una demanda?

Mireyaaheredia

Publicado

en

¿Qué diferencia existe entre denuncia y demanda?

Demanda y denuncia, denuncia y demanda: es muy común entre los estudiantes de Derecho y de otras ramas jurídicas, que se aprendan aspectos muy relevantes y enrevesados en las clases de la facultad durante el estudio de grado, pero que nadie explique de forma concisa, esquemática y ÚTIL diferencias tan importantes como la que planeamos hoy aquí. 

Hoy te explicaremos con cinco preguntas muy sencillas de qué forma no volver a confundir una denuncia y una demanda. 

¡Quédate y aprende Derecho de forma práctica!

¿Qué es una denuncia?

Es el acto por el cual se señala la comisión de un delito y se expone el deseo de que el culpable sea identificado, si no lo es ya, pretendiendo que sea perseguido y castigado en correspondencia con lo tipificado en el Código Penal acorde con la acción delictiva que haya realizado. 

Por ejemplo: Ana y María tras una acalorada discusión delante de un cajero comienzan a agredirse, llegando María a provocarle lesiones de gravedad a Ana y robándole el bolso a ésta con una gran cantidad de dinero que acababa de sacar del cajero. 

Ana acude a la comisaría de policía más cercana para denunciar los hechos ocurridos.

¿Qué es una demanda?

Es el acto que inicia un procedimiento judicial, en el cual una persona expone cuáles son sus exigencias ante el juzgado, solicitando así que se inicie el procedimiento para reclamar tales exigencias y que se hagan valer sus derechos ante un Juez. 

Veámoslo con un sencillo caso práctico, Juan y Miguel son socios y tienen varios negocios, pasado un tiempo Juan reclama a Miguel grandes cantidades de dinero sin recibir respuesta alguna por parte de su socio. ¿Cómo puede hacer valer sus derechos Juan? Por medio de un procedimiento de reclamación de cantidad. ¿Cómo iniciar dicho procedimiento? Por medio de una demanda. 

¿Cuáles son sus principales diferencias entre denuncia y demanda? ¿Qué claves tener en cuenta?

Mientras que la denuncia hace referencia siempre al ámbito penal, la demanda lo hace al ámbito civil, aunque no de forma exclusiva, ya que también existen demandas en el ámbito social o administrativo, pero son menos numerosas que las primeras. Esta diferencia es crucial y será quizá la que más te ayude a la hora de recordarlas y distinguirlas con facilidad.

Por otro lado, la forma de plantear ambas es diferente. Como hemos visto en los ejemplos Ana acude a una comisaría a denunciar, mientras que Juan demanda ante el juzgado exclusivamente. Una denuncia también puede ser plantear ante el Ministerio Fiscal y el Juzgado. 

La asistencia de abogado y procurador también es un punto muy importante a tener en cuenta. Para denunciar un hecho no es necesario estar asistido de abogado o procurador, mientras que para interponer una demanda, en la gran mayoría de casos, sí que es necesario que ésta venga firmada por un abogado y un procurador. 

A su vez, otra característica muy relevante a tener en cuenta es que cuando una persona demanda a otra u otras, el demandante o demandantes ya es parte del procedimiento que se puede iniciar con la presentación de la demanda. 

En el caso de interponer una denuncia no se considera que por el hecho de interponerla se es parte del procedimiento. Existen casos en los que un tercero puede denunciar un hecho delictivo que haya contemplado y del cual no haya sido participe. 

Además, debemos tener en cuenta que en los delitos calificados como públicos las personas que los presencien están obligadas a denunciar, es decir que la denuncia en ciertos casos se podría considerar obligatoria. La demanda nunca será obligatoria.

¿Por qué se suelen confundir demanda y denuncia?

Normalmente comenzamos a familiarizarnos con estos términos por diferentes medios antes de comenzar a estudiar Derecho. Redes sociales, programas de actualidad en televisión o incluso medios digitales escritos son en su mayoría los culpables de esta confusión, ya que suelen utilizar ambos términos indistintamente. 

En la gran mayoría de ocasiones se utiliza la palabra “denuncia” de forma genérica cuando se quiere hacer alusión a reclamar algo, pero no se hace hincapié en pensar qué se reclama, si ese aspecto es delito o si se cumplen los matices que las diferencian , mencionado anteriormente. 

¿Te ha servido esta mini clase de Derecho? ¡Esperamos haberte ayudado y que ya nunca vuelvas a confundir ambos términos!

Continuar Leyendo

Tendencia